Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Carlos Roldán
Viernes, 22 de septiembre de 2017

Condenados

Guardar en Mis Noticias.

 

A poco que nos distanciemos de la escenificación mediática en torno al 1 de Octubre, podemos fácilmente discernir la poca o nula importancia real que tiene que el referéndum se celebre o no. A fecha de hoy, de las dos opciones en liza ninguna de ellas se plantea una visión unionista de España, una es secesionista, la otra se plantea la idea de España en términos autonomistas o federalistas.

 

Eso quiere decir que estamos condenados a repetir tensiones como ésta, ya que el Régimen desde su tiempo fundacional hasta la gestión de esta primera crisis territorial seria, no es capaz de articular una respuesta unionista que devuelva la soberanía a la Nación. Sin Nación no hay soberanía y sin soberanía no hay democracia. 

 

Los partidos del Régimen están dispuestos a discutir si es una Nación Cataluña o Casabermeja pero les sale zampullidos pasarse siquiera por la cabeza que lo que con seguridad histórica es una Nación, es España. Y sólo se le devolverá la soberanía al pueblo en la medida en que esta última idea resurja. 

 

No hay Democracia sin idea nacional de España. Porque no hay Democracia sin Soberanía nacional y por tanto, sin nación. 

 

La tragedia histórica de nuestro país es que cuando ha habido gobiernos nacionales, estos no han sido democráticos y cuando ha habido gobiernos "democráticos" han sido antinacionales y esto, que debería ser medular en el debate político de nuestra Nación es totalmente olvidado por casi todo el mundo. 

 

Hace unos días leía en la web de los Nacional-republicanos  Españoles-La 3º República-  una acertadísima expresión "El Régimen del 78 y sus separatistas". En ella, se analiza que la debilidad endémica del Gobierno de Rajoy ante este desafío golpista está directamente relacionado con la propia dinámica intrínsecamente disgregadora del Estado de las Autonomías, y este desafío secesionista no es más que la lógica disgregadora en estado de conmoción. De un desacuerdo autonómico surge, en la misma dirección, un movimiento secesionista. Y dos… y tres...

 

Ciertamente, hemos pasado de la dictadura de un partido único a la dictadura de unos pocos partidos sin que la soberanía haya estado un solo minuto en manos del pueblo español. De la misma conciencia del partido único surgieron los partidos del régimen a través del pacto con el heredero de Franco. Esto es un continuum del Franquismo en términos de soberanía.

 

A través del control férreo de las listas y  del recuento de los votos a través de la ley dondht, además de la dependencia de la banca han generado un régimen totalitario del que los nacionalistas catalanes son padres fundadores. Y el secesionismo un digno hijo. 

 

España solo puede emerger si reclama su soberanía como nación, soberanía política ante los separatistas  y soberanía económica ante los mercados. Y eso nos debería corresponder a nosotros, los españoles.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Domingo, 24 de septiembre de 2017 a las 20:26
Joseg
Se está acentuando lo peor de ambos lados. Y encima en los extremos como PP y ERC terminarán sacando rédito electoral.
Cada vez más cerca de lo dictatorial que de lo democrático
Fecha: Sábado, 23 de septiembre de 2017 a las 10:41
Jaime I
Muy acertado ha estado D. Carlos. Aunque me asaltan al respecto una serie de cuestiones pues esta situación no deja de ser campo abonado para sociólogos, filósofos y politólogos que de seguro enmarcarán sus tesis doctorales en el tema que nos ocupa que no es otro que la educación, a mi juicio. Es relevante ver en tv como el grueso de los manifestantes aún no pasan de la adolescencia, éxito de un sistema educativo basado en las leyes de la fantasía más literaria donde se inventan batallas. reyes, países y un sin fin de quimeras que dejan asolada la razón ante la propia historia. Educación que omite cualquier mensaje de enmienda o explicación, que espera la ansiada ayuda internacional que basada en no se cual derecho citado está a punto de llegar, de como será ese futuro cierto hijo del presente incierto donde las cuentas no salen. Lanzo una pregunta por ello, ¿quedan dudas por cuanto desde la UE, ONU, EEUU...ya te han dado, al menos, certeza de que no jugarás en su misma liga (ni el Barca, pena y desprecio por el resto de equipos de 1ª, 2ª y 3ª que no son citados y que serán arrastrados a un mismo destino)? Lo han dado por escrito, por activa y por pasiva. Oídos sordos.
Fecha: Sábado, 23 de septiembre de 2017 a las 10:04
Gabi33
Los españoles deberían ir dandose cuenta de que son un unico pueblo, una nación unida y no separatista por regiones o culturas o ideología, todo eso se puede tener sin que ello le haga sentir distinto de su vecino. A ver si el pueblo gobierna algun día y no la banca y los intereses de unos pocos.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress