Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Carlos León Roch
Domingo, 8 de octubre de 2017

La Unidad de Hemodinámica: Igualdad ante la muerte

Guardar en Mis Noticias.

Cuando, hace unos siete años las autoridades de la Consejería de Sanidad de la Región de Murcia y las del propio hospital del Rosell anunciaron la puesta en marcha de la Unidad  de Hemodinámica, todos los que vivimos en el Campo de Cartagena (incluida la ciudad, claro) sentimos una gran satisfacción; satisfacción que a nosotros, los médicos, nos complacía especialmente.

 

Todos los médicos de la comarca, conscientes de la enorme importancia que este acontecimiento tiene para proteger la vida de los 350.000 cartageneros de campo y ciudad,  y de otros tantos visitantes, nos sentimos alborozados al comprobar  cómo se han ido derribando los numerosos obstáculos que impedían su puesta en marcha. La utopía inicial, alimentada desde la "sana envidia" por el gran servicio que se presta en el Hospital de la Arrixaca (nuestro magnífico referente regional), justificaba las dudas de que una Unidad tan especializada y tan compleja pudiera realizarse en un hospital comarcal, como era el nuestro, el querido Rosell, en aquel momento.

 

Es de justicia proclamar que la administración sanitaria regional y local, siempre sujeta a acerbas críticas,-¡tantas veces justificadas!, acudió con decisión, con diligencia...y con presupuestos. El largo millón de euros que cuesta el equipamiento, sufragados naturalmente por la Consejería de Sanidad; la disponibilidad de unos magníficos espacios habilitados por la Gerencia del Rosell y el difícil  "fichaje" de eminentes y superespecializados cardiólogos constituyó ,en su día,  el trío de actuaciones fundamentales que nos condujo  han conducido a ese "principio feliz".

 

Y es que este "principio feliz" permitió  que  ese tercio de la población regional que vive sanitariamente en el ámbito del Rosell  y posteriormente del magnífico  Santa Lucía tenga las mismas posibilidades de supervivencia que las personas próximas a la Arrixaca en determinadas patologías agudas en las que el retraso en el diagnóstico o en la radiología intervencionista equivale a dramáticos descensos en los porcentajes de supervivencia.

 

Y no es solamente esa patología dramática, inmediata, la que se vivió desde aquel venturoso 26 de Abril del 2000 (¡San Isidoro, nuestro santo Patrón cartagenero!) en que se realizó la primera actuación. Ni siquiera la valoración y actuación sobre muchas de las grandes enfermedades cardíacas culminan las ventajas de la Hemodinámica. El diagnóstico exacto y el tratamiento activo sobre venas y arterias de los miembros también son  actividades muy importantes que la Unidad desarrolla, desde aquel y ya lejano año.

 

En la sede del  Colegio de Médicos de la Región en Cartagena tuvimos la satisfacción de  escuchar al Dr. Picó (jefe de la Unidad) en una brillante exposición que nos cautivó en la seguridad de que íbamos a asistir a un gran salto cualitativo en la asistencia cardiocirculatoria en nuestra comarca.

 

Los médicos de la comarca somos conscientes del enorme costo económico y de gestión que esta Unidad de Hemodinámica representa para la ajustada economía hospitalaria, cuyo crecimiento exponencial no sabemos a dónde nos puede llevar.

 

Para nuestros hospitales, la Unidad de Hemodinámica es un legítimo orgullo que nos iguala, ante el    riesgo   cardiovascular con nuestros  vecinos del Área I y de las otras pequeñas áreas vinculadas a Murcia-ciudad...hasta las tres de la tarde, hora en la que los servicios de urgencia de dicha Unidad han de ser suspendidos por falta de esos médicos superespecialistas, que por su reducido número se ven incapaces para mantenerlo las 24 horas de los 365 días de año, pese a los esfuerzos y dedicación de su actual coordinador, el Dr. José Domingo Gacó.

 

Las necesidades y aspiraciones en el ámbito de la salud "no tienen fin" y siempre superan las disponibilidades. Por eso "mañana", médicos y pacientes reclamaremos más servicios, más Salud.

 

Pero "la igualdad ante la muerte no puede terminar a las 03.00pm.Los 400.000habtantes del Campo de Cartagena ya somos "iguales ante la muerte (en este ámbito) hasta las 03.00pm... Nos gustaría serlo las 24 horas de los 365 días del año.

 

Por eso cuando, desafortunadamente, una ambulancia nos recoja, tenemos que mirar el reloj. Y si son ya las 15.00 gritar: ¡A la Arrixaca, rápido!

 

Y confiar que esos 30 minutos no constituyan un retraso fatal.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress