Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Josele Sánchez
Viernes, 3 de noviembre de 2017
Posible delito de expolio cultural

Para La Benemérita, los investigados son los autores del robo y la misteriosa recuperación de la pieza romana

Guardar en Mis Noticias.

Pocas diligencias de la Guardia Civil son tan concluyentes como a la de la milagrosa reaparición del sillar del Monasterio de San Ginés de La Jara

[Img #6781]

 

El ánimo de lucro y la mala fe en ocultarlo a la Guardia Civil en la recuperación del sillar sustraído, no es tanto el económico por parte los investigados, sino obtener el protagonismo, dotarse de importancia y prestigio personal ante os demás, así como se subyace un problema político que los agentes que suscriben ni entran ni valoran, queriendo que este hallazgo milagroso se realizara el día 25 de agosto del actual, día que se reúnen los miembros de la Asociación de Amigos de San Ginés de la Jara para reclamar sus reivindicaciones anualmente y echarse la foto con alguna autoridad municipal.

 

Es de interés que el hallazgo estaba preparado y que tras la presentación de denuncia ante la Guardia Civil había trastocado los planes iniciales y decidieron hacerlo de una manera poco clara y difusa con la aparición de dicha pieza romana en el término municipal de Murcia, siendo la conclusión de esta instrucción de que la lápida funeraria estaba en el Museo de San pedro del Pinatar (MU) y que ante la denuncia realizada se desmarcó del asunto trasladándola a Murcia y que mejor que estuviera JUAN CARLOS BLANCO GAGO, una persona que trabajó en el Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar (MU) como técnico del museo y amigo personal de MARCOS DAVID GRACIA ANTOLINOS y activo colaborador de la Dirección General de Bienes Culturales de la Región de Murcia”.

 

Así se desprende de la Diligencia de Exposición de los hechos que el Equipo Especializado en recuperación del Patrimonio Arqueológico de la Guardia Civil Roca Compañía número 5, entregó a Su Señoría, en el Juzgado de Guardia de Cartagena, con número de Atestado 2017-2530-0001591 el pasado 18 de septiembre de 2017 y en el que figuran como imputados (investigados, que es la denominación actual) Francisco Javier Lorente García, Marcos David Gracia Antolino y Juan Carlos Blanco Gago, como acusados de la sustracción de un sillar del Monasterio de San Ginés de la Jara y un delito contra el patrimonio histórico-apropiación indebida de una pieza histórica de época romana.

 

Ahí es nada. Uno de los tres investigados, Marcos David Gracia Antolinos, nada  menos que el propio director del Museo Etnológico de San Pedro del Pinatar donde aparece la pieza sustraída. El segundo, Marcos David Gracia Antolino, reputado especialista arqueológico y activo colaborador de la Dirección General de Bienes Culturales de la Región de Murcia, Y el tercero, ya saben, Francisco Javier Lorente García alias “El Culturetas”, otro prohombre de las artes del Campo de Cartagena.

 

Y que es lo que ocurre, pues que una pieza, que ha sido robada y que según el que ha tenido la fortuna de encontrarla en un paseo por el campo y bajo unos matorrales, aparece depositada en el Museo Etnológico de San Pedro del Pinatar, tan bien conservada después de doce años que la Guardia Civil tiene la seguridad de que la lápida romana ha permanecido en el mismo lugar durante todo su largo cautiverio. Vamos, que ha sido algo así como un secuestro más que un robo, un secuestro cuya finalización “El Culturetas” tuvo la suerte de pronosticar a través de un grupo de Facebook del que es administrador. Vamos, como se dice en Román paladino  “como para maer y no echar gota”.

 

Para acabar de enredar una versión, probablemente construida sobre el supuesto de que el resto del género humano debemos ser idiotas, se supone que una pieza que pesa más de 300 kilos la encuentra Juan Carlos Blanco Gago (con antecedentes policiales, lo mismo que Francisco Javier Lorente García) y la carga él solito en una furgoneta para trasladarla al Museo Etnológico de San Pedro del Pinatar (como quien traslada a un paciente al servicio de urgencias) con cuyo director le une una vieja y gran amistad. O sea, que un fulano más experto en arqueología que el director del ARCUA, que colabora con la Dirección General de Bienes Culturales de la Región de Murcia, tiene la inmensa fortuna de encontrarse esta joya desaparecida durante un paseo y no se le ocurre avisar a la Guardia Civil. Sobran comentarios…

 

En sucesivas informaciones les ampliaremos este serial que tiene para unos cuantos capítulos de una historia tan burda como miserable

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Fecha: Sábado, 4 de noviembre de 2017 a las 21:12
Alicia
Estos son unos degenerados que viven de las ayudas públicas y parece que hacen un servicio a la cultura. Han robado ellos mismos la lápida, está más que claro y toda Cartagena lo sabe
Fecha: Viernes, 3 de noviembre de 2017 a las 18:46
David
Mira Josele tú eres un recién llegado a esta ciudad aunque estás demostrando estar mejor informados que los periodistas de toda la vida pero este al que tú llamas de forma que me descojono"El Culturetas" es un sinvergüenza que lleva viviendo del cuento toda su vida y que lo mismo se ha arrimado el Partido Socialista que al Partido Popular con tal de chupar del bote. Además como tú dices y te veo bien informado con antecedentes policiales. Un indeseable capaz de robar una lápida y después aparecer con ella con tal de marcarse un tanto y encima es tan tonto que lo anuncia por Facebook
Fecha: Viernes, 3 de noviembre de 2017 a las 18:39
Arturo
Lo que ya parece evidente es que esto es un serial para La Tribuna de Cartagena que llegará hasta el final. Y no solo que pague El Culturetas y sus dos amigos de lo ajeno si no que paguen también las dos mujeres políticas que parece ser hay involucradas hasta el cuello en este tenebroso hecho
Fecha: Viernes, 3 de noviembre de 2017 a las 17:11
Aladroqueland CT
Ya están tardando en meterlos al talego...

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress