Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Carlos Roldán
Sábado, 4 de noviembre de 2017

La izquierda y Cataluña

Guardar en Mis Noticias.

A muchos militantes de izquierda les resuena invariablemente que España no es más que un invento de Franco. Y que la simple reivindicación de su nombre no es más que una apología de la ideología paleofascista y monárquica, olvidándose fatalmente de un pasado bimilenario relacionado con Grecia y Roma, Al-Andalus, el encuentro con América o las colectividades autogestionarias en la España anterior a la Guerra Civil. Todo ellos con sus luces y sombras, pero dar España a una ideología periclitada es también condenarla a su desaparición. 

El discurso antiespañolista es una infantilización de los símbolos tan salvaje como la de las fuerzas vivas premodernas que hicieron de España su cortijo. Comunistas como Pepe Díaz o Anarquistas como Durruti, o socialistas como Negrín y Azaña vieron en España una realidad histórica, y además política. Sin embargo, hay además un nuevo elemento importante en la conceptualización de la idea de España en el mundo Globalizado: Al imperialismo Transnacional le interesa la desaparición de España, como le interesó en su momento la galvanización de Europa en Yugoslavia o Europa del Este.

El nacionalismo catalán es una ejemplo preclaro de colaboración de las izquierdas con la burguesía  financiera renunciando a su ideario social (que puede ser compartido por todos los españoles) y mostrando una unanimidad ante "el hecho diferencial catalán" que hace olvidar las luchas sociales: Quien movilizaba contra los desahucios y recortes hoy se une a quien desahucia y recorta....y lo mismo ocurre en el resto de España. La situación en Cataluña ha hecho unir a lo que estaba separado y en ambos casos...literalmente gana la banca, que no es discutida por ningún bando.

Pero a quien piense que la destrucción total de la Nación Española es sólo cosa del nazi-onalismo catalán se equivoca. De hecho en el discurso "constitucionalista" está verdaderamente el germen de esa futura destrucción por dos razones: Por consolidar la división en naciones de España y porque hace depender de la opinión de la mayoría del cuerpo social la desaparición de la misma. El problema de los constitucionalistas no es la Unidad de España, sino que la mayoría no es consultada. Esa misma Banca Internacional es la que está detrás de este discurso falsamente "españolista", ya que en ambos casos, consigue la división del pueblo español en función de la territorialidad, y como decía Lenin "detrás de los hechos diferenciales  se encuentra siempre el fascismo" y además remarcaba : “Los intereses de la clase obrera y de su lucha contra el capitalismo exigen una completa solidaridad y la más estrecha unión de los obreros de todas las naciones, exigen que se rechace la política nacionalista de la burguesía de cualquier nación"

Efectivamente, en Cataluña nos encontramos con una política nacionalista articulada desde la burguesía, al amparo de los intereses del Gran Capital, el cual también gana con el federalismo de los constitucionalistas, porque el discurso de fondo es el mismo. Sólo una visión socialista y unionista de España se escapa de todas las maneras a esta trama de intereses que nos está llevando al abismo. 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Sábado, 4 de noviembre de 2017 a las 14:03
Joseg
Ahí le has dado! A las estructuras de poder les interesa una estrategia del: divide y vencerás.
No le interesa una solidaridad entre las regiones de España. De verdad se han podido dejar engatusar así por los cantos de sirena de la burguesía catalana?
A la "izquierda catalana": que independencia no va a significar más autogestión.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress