Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Marcos Larrazábal
Domingo, 5 de noviembre de 2017
Un reportaje elaborado, por Marcos Larrazábal, en exclusiva para La Tribuna de Cartagena

El Movimiento Identitario en España

Guardar en Mis Noticias.

El movimiento identitario en España. Una aproximación periodística “sin complejos”

 

 

Orígenes y fundamento. ¿Cómo y por qué surge el movimiento social-patriota en España?

Casa Pound, el fenómeno político social italiano, es una buena fuente de inspiración -acaso la mayor- de los grupos identitarios españoles (o lo que la prensa manipuladora lacaya del sistema denomina “la peligrosa ultraderecha”), que se organiza, cada vez más y mejor, a lo largo y ancho de toda la piel de toro. La cada vez más creciente organización aunténticamente antisistema de Italia, internacionalmente conocida por sus ocupaciones de edificios para a proveer de vivienda a las familias italianas sin techo, debe su nombre al poeta fascista americano Ezra Pound. Algunos analistas poco formados ideológicamente (desgraciadamente muy pocos analistas políticos en España poseen una mínima formación política) han denominado a este fenómeno “el fascismo de izquierdas”, como si el propio fascismo, en cuanto a su cuerpo doctrinal respecta, no superara en identificación y reivindicación de los más necesitados a la más ortodoxa izquierda marxista. Eso sí, este nuevo “fascismo de izquierdas” (exactamente igual que ocurrió con su original "fascismo sin apellidos de orientación geográfica") tiene como una única prioridad la defensa de “los parias”: la atención a la justicia y las consecuciones sociales de “los más pobres de casa”, sólo los olvidados del sistema nacidos en la patria: “todas las reivindicaciones en defensa de los pobres naturales de Italia, “desde los Alpes a Sicilia, una comunidad de destino y no una simple expresión geográfica". Habrá que recordar a los no iniciados en el tema que, a finales de los años 80, Italia se enfrentaba a la peor crisis política, económica y judicial que, como todas las crisis, pagó de manera especial el pueblo trabajador italiano, con un descrédito de la política y de los políticos sin parangón desde la Segunda Guerra Mundial. Cientos de  miles de italianos perdieron sus viviendas al no poder hacer frente a los vencimientos de sus préstamos hipotecarios y la especulación del sistema financiero capitalista, se produjo un aumento de la pobreza no recogido en las cifras oficiales, se incrementó de manera exponencial la desigualdad por las políticas económicas gubernamentales fallidas y la insuficiencia estatal para dar garantías a los trabajadores italianos que habían construido el sistema de protección social sufragado con el pago de sus impuestos. Así surgió el grupo Fare Fronte, como respuesta a estas necesidades y con la voluntad de realizar acciones de fuerte impacto propagandístico, mucho más que el que podrían conseguir con la mera participación en comicios electorales en los que su presencia quedaba reducida a la marginalidad. A principio de los años 90, un numeroso grupo patriota revolucionario, el Fronte de la Gioventú asaltaba una finca abandonada. En julio de 2002 se abre la Casa Montag, en Roma, el primer gran centro social patriota en el país, con actividades, encuentros, debates y conciertos, promoviendo iniciativas con el que será el símbolo de la causa social: Gianluca Lannone. Actualmente mantienen más de un centenar de edificios ocupados por movimientos patrióticos juveniles en toda Italia, un movimiento revolucionario y completamente antisistema que después se extiende por el país alpino como una mancha de aceite y que inspira el patriotismo social español o, lo que es lo mismo, las decenas de grupos constituidos como asociaciones culturales que comparten similar espacio ideológico y estrategia revolucionaria en prácticamente todas las grandes ciudades de España. Un aspecto es prioritario tener en cuenta para entender la estrategia de este nuevo movimiento revolucionario: su frontal rechazo a participar del "electoralismo" y la aversión por el propio sistema de partidos políticos incapaces de hacer frente a las auténticas demandas sociales de la población nacional.

 

 

Casa Pound ha venido a romper todos los esquemas de la aburguesada sociedad italiana con la ocupación de casas, algo normalmente vinculado a colectivos de ultraizquierda. Pero eso sí, las casas que ha ocupado han sido siempre para familias italianas. Ni una extranjera. Gimnasios, un club de motos, un grupo de protección civil, una emisora de radio, e incluso una ONG que antes trabajaba por una minoría en Birmania son algunos de “los servicios” prestados por Casa Pound: un centenar de sedes en toda Italia en localidades de especial concentración de inmigrantes, como Udine o Gorizia, cerca de la frontera con Eslovenia. La “sede central” en Roma es un gigantesco edificio, ocupado desde el año 2.003 por los jóvenes revolucionarios con una bandera con su logo que preside la fachada.

 

Pese a ese distanciamiento de la política institucional que llevan por bandera y por definición, a Casa Pound se le identifica en la actualidad con el partido de la Liga Norte, de Matteo Salvini. Y la bisoña formación política, Sobranità, con representantes ya en muchos ayuntamientos, tiene todos los indicios de ser la extensión política o, dicho de otra manera, el salto definitivo a la participación institucional dentro de las alternativas que ofrece el actual sistema italiano de los jóvenes social-patriotas.

 

Completamente contra lo que pueda pensarse, los seguidores del fenómeno Casa Pound (más que seguidores se convierten en combativos militantes) y los de su extensión en organizaciones social-patriotas españolas, son lo menos parecido a nostálgicos políticos: ni tienen nada que ver con el fascismo (los primeros), o con el franquismo (sus seguidores en España), ni se trata de personas trasnochadas, violentas y carentes de preparación. La mayoría son jóvenes entre los 15 y los 40 años de edad, la mayoría de ellos universitarios y con muy poco en común con la imagen de hinchas radicales de equipos de fútbol que, demagógicamente, tanto se ha intentado hacer creer desde unos medios de comunicación convertidos en los peores enemigos de estos jóvenes, unos jóvenes que otorgan más peligro a “los periodistas del sistema” que a la propia policía, siempre presente e infiltrada en sus organizaciones.

 

El fenómeno social-patriota en España. La mancha de aceite que va extendiéndose por la vieja Piel de Toro

 

Denostados por la prensa del sistema que les dedica programas especiales de descarada manipulación mediática, las asociaciones identitarias en España cosechan, cada día, más adeptos entre una juventud (cuantitativamente cada vez más a tener en cuenta) ansiosa de reencontrarse a sí misma y de encontrar lugares donde canalizar su rebeldía, y un sistema de partidos políticos que no les ofrece ningún lugar para su participación. No existe ninguna importante ciudad a lo largo y ancho de toda la vieja piel de toro que no cuente con alguna de estos grupos identitarios, constituidos siempre como asociaciones culturales y de los cuales, al menos seis, han alcanzado ya un programa de mínimos de actuación conjunta acaso esperando mejores tiempos para constituirse como plataforma política. Estas seis organizaciones son el Centro Social y Nacional de Salamanca, la Asociación Cultural Alfonso I de Cantabria, el grupo Iberia Crúor de Jaén, el Colectivo Málaga 1487, Acción Social Cádiz y la Asociación Lo Nuestro con sede en Alicante y Murcia. Pero, además, hay otras muchas que cada día, siete a la semana, 365 al año, organizan todo tipo de actividades para gente muy joven que, cada vez en mayor número, acuden a sus actos y acaban por enrolarse en sus filas.

Durante meses me he entrevistado con representantes de muchas de estas organizaciones del patriotismo social español constituidas, todas ellas, al amparo de la legislación vigente en materia de asociaciones culturales. Bastante hostilidad y mucha prudencia es lo primero que me he encontrado en dirigentes y representantes de estos colectivos, que tienen más miedo a un periodista que a un infiltrado de la policía (que los tienen por decenas), algo normal después de todos los reportajes absolutamente manipulados que se han ofrecido en la prensa española. Entrevistas de televisión burdamente manipuladas, “corta y pega” de declaraciones para hacer un “totum revolutum” lo más perjudicial y dañino posible y una conste: presentarlos como la peligrosa extrema derecha, con claras vinculaciones con la violencia y con los grupos ultras (principales nacidos al amparo del fanatismo del mundo del fútbol). Un ejemplo tremendamente clarificador: la relación de estas asociaciones culturales y sus miembros con actos de violentos. A fuer de ser sincero, es cierto que alguna agresión se ha producido. Pero no es menos cierto que el tanto por cien de jóvenes del patriotismo español militantes en estas asociaciones, que han tenido episodios violentos reseñables es, nada menos que ¡un 1.164 % menor! que el número de políticos de los partidos tradicionales (PP, PSOE, C´s, Podemos y organizaciones políticas nacionalistas) involucrados en casos de corrupción. Es decir, si a la prensa del sistema le resulta inadmisible sostener que existe una vinculación directa entre la política y la corrupción, con esos datos estadísticos que echan para tras la más favorable de las visiones de los políticos del sistema, ¿cómo puede, con un porcentaje sin significación estadística, vincularse a los jóvenes social-patriotas con eso que se ha venido en llamar la violencia ultra (como si la izquierda no generara muchísimos más episodios violentos) que, existiendo, poco o nada tienen que ver con estas asociaciones registradas bajo el paraguas del asociacionismo cultural.

 

La organización más conocida (por lo espectacular de algunas de sus actuaciones y por su capacidad de movilización de miles de personas), acaso sea Hogar Social Madrid (HSM) que, al menos por el momento, ha quedado fuera de esta primera alianza. Su lideresa, Melisa Ruiz, se ha convertido en el objetivo a batir por parte de la extrema izquierda y en una de las personas más investigadas por parte de la policía española, como si de un terrorista se tratara; es más, fuentes de la propia policía confirmaban a La Tribuna de Cartagena que la dirigente de HSM es objeto de mucha mayor vigilancia policial que los miembros de ETA puestos en libertad vigilada. Pero volvamos a las seis asociaciones fundidas en un proyecto común y al comunicado conjunto que difundieron en el que manifestaban: “Se ha llegado a un acuerdo para iniciar un proceso de colaboración entre nuestras distintas organizaciones, al entender que lo que nos une es mucho más de lo que nos separa, además de compartir una filosofía de vida similar y unos valores comunes de sus integrantes, sin olvidar que la situación crítica que sufre España hace necesario el estrechar lazos y aunar esfuerzos entre todos aquellos que pretendemos revertir tan crítica situación”. Y lo hacían en base a unos valores y principios que definían del siguiente modo: “Defensa de nuestra soberanía nacional, una verdadera justicia social para todos los españoles por el mero hecho de ser españoles, la preferencia nacional para que nuestros escasos recursos provean sustento y medio de vida, prioritariamente a nuestro pueblo, y la defensa de nuestros valores, nuestra cultura, nuestra identidad y nuestras tradiciones. El manifiesto en común de las seis asociaciones firmantes del acuerdo concluía: “Por todo ello, nos comprometemos a colaborar, llevar a cabo acciones conjuntas y a trasladar a las calles nuestro mensaje en base a los principios anteriormente expuestos. No podemos perder ni un minuto más o si no ya será demasiado tarde”, finaliza.

 

La Tribuna de Cartagena ha intentado reiteradamente contactar con Melisa Ruiz, la lideresa de Hogar Social Madrid (HSM), pero la entrevista no se ha producido, acaso por la desconfianza hacia los medios de comunicación, una desconfianza que deberían gestionar mejor (por muy injusta y maliciosa que haya sido la prensa del sistema con HSM) porque, todos los  periodistas, por ventura, no somos manipuladores e incluso los hay que intentamos hacer de nuestro trabajo un acto de fidelidad con la verdad y con la justicia. Hubiéramos deseado traer también, a este reportaje, información de primera mano a cerca de Hogar Social Madrid (HSM) porque, en definitiva, cuantitativamente es la más destacada de las apuestas social-patriotas de España y la que más impacto ha tenido en la opinión pública.

 

Con cobertura de acción en todo el territorio nacional, por el momento no quieren ni hablar de constituirse en un partido político

El patriotismo social en España no quiere ni escuchar hablar de la creación de una organización política, parece ser que el futuro deberá ser ese si desean tener una participación activa a nivel institucional en España, tal y como han conseguido, organizaciones de ideología similar, en el resto de Europa. El mayor ejemplo es el Frente Nacional de Marine Le Pen, que ha estado hasta el último momento jugándose las presidenciales contra todos los partidos defensores del sistema y aliados en torno a la candidatura de Emmanuel Macron. Alternativa para Alemania (AfD), en pleno auge y el FPO austriaco, que también estuvo a punto de ganar las últimas legislativas austríacas con el 49,7% de los votos, son las primeras referencias políticas en Europa de los identitarios españoles. Pero no son las únicas: el Partido por la Libertad (PVV) liderado por Geert Wilders en Holanda, el Partido Popular de Dinamarca (DF), el partido Jobbik (Movimiento por una Hungría Mejor) fundado por un ex héroe de la resistencia húngara contra la Unión Soviética, la Unión Democrática del Centro (SVP) en Suiza, Finns, el Partido de los Verdaderos Finlandeses -que obtuvo el 15% del voto en 2015 y cuenta con 38 diputados en el parlamento nacional y dos eurodiputados en la Eurocámara-, el partido Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) -que ha logrado romper el férreo bipartidismo del sistema parlamentario británico-, los Demócratas de Suecia (SD) dirigidos por Jimmie Akersson, el Partido del Pueblo-Nuestra Eslovaquia (LSNS)- que cuenta con 14 diputados nacionales desde las elecciones de 2016 y el 8% de los votos a nivel nacional-, la búlgara Unión Nacional Atakao y, cómo no, el mediático partido Amanecer Dorado que ya se ha convertido en la segunda dfuerza política en el país heleno tras el fracaso del populismo de Alexis Tsiptas (primohermano griego de Podemos).

 

El fenómeno de las organizaciones identitarias (el patriotismo social, como ellos se definen) es mucho más complejo que la  farsa propagándistica que tantas veces ha intentado vender los medios del sistema, esa imagen interesada de ultras de equipos de fútbol y neonazis dispuestos a la bronca callejera. Conferencias de indudable nivel intelectual (historia, cultura, política, filosofía, astronomía… son algunos de sus temas preferidos), grupos de debate, cursos de formación acción en agitación social sí. Organizaciones pensadas y vividas en defensa sólo de los españoles pero alguna entidad habrá de preocuparse de los españoles que lo están pasando mal en una sociedad buenista que destina muchos más recursos a asistencia social de los extranjeros sin papeles que a la de los ciudadanos españoles que, después de toda una vida cotizando, el Estado les da la espalda y ni siquiera les proporciona las mínimas garantías para vivir decentemente a las que le que obliga la fracasada Constitución española del 78.

 

Nos hemos puesto en contacto con algunas de estas organizaciones para saber quiénes son y qué piensan de cuanto está ocurriendo ahora mismo en España. Hemos recorrido media nación. Desde Asturias hasta Cádiz. Desde Sevilla hasta Toledo, Jaén, Murcia, Alicante…

 

El Centro Social y Nacional de Salamanca tiene ya casi doce años de vida desde que, a principios del 2006, un grupo de jóvenes con trayectoria en diferentes proyectos patriotas, entendieron necesario para Salamanca la creación de un punto de reunión para los patriotas de la ciudad, un lugar donde poder hablar, organizar actividades culturales o políticas, donde reunirse y organizar campañas enmarcadas en la ideología de lo denominado movimiento identitario. Acudo a la presentación del último libro de nuestro  director de La Tribuna de Cartagena, “Balada triste para España”, que hoy presenta Josele Sánchez,  en el Centro Cívico Municipal de la capital charra, de la mano del Centro Social y Nacional de Salamanca. Al terminar la presentación (abarrotada de un público joven compuesto, en su mayoría, por estudiantes universitarios simpatizantes de este colectivo) converso con Javier, profesor universitario, 33 años y uno de sus cabezas visibles. Le pregunto por el nacimiento de la asociación: “pretendíamos que fuera una sede social, un local con vida, donde poder tomarse una cerveza los fines de semana, pero por supuesto dónde también poder organizar actividades políticas o dónde poder acceder a libros poco comunes en bibliotecas entre los ya más de 100 títulos disponibles”. Pregunto a Javier por lo que está ocurriendo en Cataluña: Todo lo que está pasando en Cataluña es algo que contémplanos con verdadera tristeza, pues es evidente la división de la sociedad que entre separatistas y separadores han instaurado. El problema del separatismo en Cataluña es una cuestión que ningún Gobierno ha querido afrontar con valentía, y claramente el motivo ha sido poder utilizarlo para obtener rédito político.
El Partido Popular, que ahora se pretende posicionar como el garante de la Unidad de España, parece haber olvidado que ellos forman parte del problema. ¿Acaso ya no recuerdan que fue Aznar quién regaló competencias como educación y seguridad a cambio del apoyo de CIU para gobernar? Hay que agradecer al PP que las escuelas en Cataluña se hayan convertido en centros de adoctrinamiento de separatistas.
Cataluña ha sido siempre parte de España, y así debe seguir siéndolo. Hay cuestiones que no pueden ser votadas (esto va para los separatistas) ni negociadas (mensaje para PP, PSOE,…), como es el caso de la Unidad de España. ¿Acaso alguien aceptaría someter a votación la ejecución de su madre?
” Para el joven profesor (que también prefiere mantener su anonimato) es fundamental recuperar el sentido del patriotismo pero pormenoriza la definición del término: “Entendemos que el patriotismo solo puede serlo de verdad si tiene una fuerte base social. Ser patriota no puede ser únicamente sacar la bandera de España cuando gana la Selección o cuando la unidad de España está amenazada. Tiene que ser mucho más. Un movimiento patriota ha de estar al lado del pueblo, de los trabajadores. Hemos de participar activamente en la defensa de los derechos sociales y laborales de los trabajadores cada vez más amenazados por un capitalismo global empeñado en convertirnos en simple mano de obra. El patriotismo ha de ser el arma – añade Javier- que los trabajadores enfrenten a los intereses de ese capitalismo salvaje que pretende instaurar un mundo global, sin fronteras, para poner a competir a los trabajadores europeos con los del tercer mundo y de esta manera obligarnos a renunciar a todas las conquistas sociales logradas y a elegir entre un mísero salario o ser literalmente sustituido.
La mal llamada Crisis de los Refugiados
–continúa argumentado este joven docente que, por la manera didáctica de expresarse, no puede ocultar su profesión-  ha sido el enésimo intento de traer mano de obra dócil y barata para así reducir los salarios. No lo decimos nosotros, diversas patronales  europeas se han mostrado favorables a eliminar el salario mínimo para facilitar la integración al mercado laboral de estos refugiados. Ante este panorama – concluye su extenso argumentario- no se puede ser patriota y no tener un gran conciencia social”. Javier fuma mientras seguimos conversando en torno a dos cervezas, bien frías, en una terraza repleta de estudiantes. Bebe un trago y añade: “En España, desde hace 20-30 años hemos visto infinitos proyectos de partidos políticos que tan pronto han nacido han desaparecido. En la actualidad, salvo contadas excepciones, los diferentes partidos existentes carecen de implantación o de presencia real. Sin olvidar los que desgraciadamente parece que viven más preocupados en mirar y añorar el pasado en lugar de poner la vista en el año 2017 y en la grave situación que España padece a todos los niveles.


El fracaso en términos generales de los partidos políticos de nuestro ámbito, consideramos que puede achacarse principalmente a dos factores: una estrategia equivocada o la falta de trabajo previo. Creemos que antes de dar el salto a la política es necesario crear una base social, llevar nuestro mensaje a la gente, crear corrientes de opinión, estar al lado del pueblo defendiendo sus intereses… En definitiva, crear un tejido social de gente que sea receptiva a nuestros postulados a través del asociacionismo, y después, y bien meditado, plantearse intentar el asalto a las urnas”.

 

Fratría Toledo es otra de estas asociaciones que desarrolla su labor desde la Ciudad Imperial. Hablamos con uno de sus integrantes, Luis Zarza, un joven opositor de 28 años que, además, se busca la vida vendiendo camisetas: “El patriotismo social tiene en el siglo XXI más sentido que nunca. Por un lado el patriotismo es necesario ante la globalización para que la humanidad siga existiendo con sus diferentes pueblos e identidades, y no acabe transformada  en la humanidad sintética que pretenden los globalistas. Por otro lado, frente al capitalismo salvaje hay que difundir la conciencia y la acción social, y no tomar un mero papel pasivo como hacen sindicatos del Sistema y otros organizaciones supuestamente sociales, si no ayudando a nuestro propio pueblo, el cual es discriminado positivamente por unas instituciones que claramente son sus enemigas y que pretenden suplantarlo por una masa global”. Luis añade: “Hemos optado por hacer una asociación de este tipo porque preferimos destinar todo nuestro trabajo a ayudar a nuestra gente en unos momentos como estos, antes que embarcarnos en un proyecto político desde cero y sin medios económicos. Pero además, la experiencia de las últimas elecciones municipales en la ciudad nos dice que sin un trabajo previo y constante a pie de calle, no importa cuántos miles de euros inviertas, pues las maquinarias de los grandes partidos te acabarán arrollando. Por otro lado, a nadie se le escapa que el movimiento asociativo ha roto con los esquemas clásicos del área patriota en España, se ha adaptado a los tiempos que corren y está encandilando a parte de una juventud que se siente identificada con ellas”. Con Luis hablamos mientras recorremos las instalaciones del Museo Militar en la antigua Academia General de Infanterí, un Alcázar de Toledo obligado a soportar cómo se ignora y se falsifica su historia en aras a esa pretendida "ley de memoria histórica" capaz, incluso, de suprimir los hechos con tal de contentar a políticos mediocres. Le pregunto qué es para ellos España; el joven opositor me respode: “España para nosotros es el marco antropológico e histórico al que pertenecemos y que nos da identidad, sentido y lugar en el mundo. España es una de las naciones más antiguas, que políticamente empezó como provincia romana y que ha soportado durante toda su historia un enorme peso sobre sus hombros, evitando entre otras cosas que Europa acabara invadida por los turcos. No entendemos España sin el pueblo y afirmamos que España existe porque existe el pueblo español, que es uno aunque tenga particularidades regionales, pues su devenir histórico y de destino ha sido y será el mismo aunque a muchos no les guste. El pueblo español ha sido un pueblo muy sufrido y recio que ha aguantado durante mucho tiempo a élites parasitarias que no pocas veces se han envuelto en la bandera. En una era en la que los cambios políticos y sociales van a la velocidad de la luz, tenemos que encontrar nuestro hueco para  que España se aleje de un mundialismo atroz disfrazado de izquierdas o de derechas, y se reencuentre a sí misma en un patriotismo social”. Como no puede ser de otra manera, abordo también el tema de Cataluña con Luis que representa a una de las asociaciones con menos historia, una Fatria Toledo constituida, tan solo, hace unos meses; el responsable de Fatria Toledo responde: “La actual situación de Cataluña es en realidad una revolución de color. Como en Ucrania y en Siria nos volvemos a encontrar con la presencia de actores como el magnate globalista George Soros, un gran apoyo de medios internacionales a los sublevados y presión internacional constante en su favor. Lo más repugnante y deleznable está siendo la actuación cómplice del gobierno y de la oposición, con un presidente mediocre que pactó con aquel otro no menos mediocre de apellido Zapatero una reforma de la Constitución a hurtadillas, con la que vendieron a España a cárteres de la usura internacionales y que ahora deja campar a sus anchas a aquellos que quieren destruir la unidad nacional, llegando incluso a abandonar a su suerte y exponer a todo tipo de escarnios a los policías nacionales y guardias civiles desplazados, mientras que la policía política catalana, lo mossos de escuadra, participa activamente en la sedición. Da la impresión de que en el fondo todo está ya pactado entre PP y PSOE con una jerarquía política catalana igual de corrupta, y que vamos a una reforma constitucional que para más vergüenza va a satisfacer a los golpistas. A los patriotas falsos del PP, a los supuestos patriotas del Partido Popular -una mueca de desprecio refleja sus palabras cuando se refiere sarcásticamente al supuesto  patriotismo de la derecha-, habría que recordarles que es Aznar ¡ese personaje que para algunos es algo así como el Cid!, uno de los máximos responsables de esta situación, quien transfirió innumerables competencias a la comunidad autónoma de Cataluña a petición de su socio Jordi Pujol con el fin de asegurarse su poltrona en Moncloa en el año 1996”.

Acción Social Cádiz es, sin duda, una de las asociaciones con más actividad y en cada uno de sus actos se ve obligada a plantar cara a una extremaizquierda muy violenta, crecida y protegida al amparo de la alcaldía que ostenta Kichi González. La presentación de un libro sobre José Antonio del cineasta Pepe Heras desencadenó una batalla campal a la puerta del hotel en el que se celebraba el acto; entonces, la prensa del sistema (especialmente Atresmedia) tuvo una actitud indecorosa y falto reiteradamente a la verdad y a la justicia al tratar por igual a víctimas y verdugos, no estableciendo ninguna diferencia entre quienes estaban celebrando un acto cultural y fueron brutalmente agredidos y quienes realizaron aquella agresión a la que, por supuesto, los jóvenes de Acción Social hicieron frente. Daniel, abogado, veintiocho años, con un excelente currículum académico e intentando, todavía, abrirse algún profesional que le permita, cuanto menos, subsistir con dignidad. Daniel me dice: “A nivel nacional no hay un tejido nacional-identitario serio para ello, creemos que el sistema lleva décadas aplicándonos el divide et impera, y así está el movimiento, totalmente dividido y enfrentado: egos, gente que pasa por aquí como si de una moda se tratara, envidia, y todo tipo de antivalores, por lo cual vemos con tristeza, al menos actualmente, inviable realizar un proyecto con grandes aspiraciones. Por ello creemos que debe difundirse cultura mediante acciones sociales y una difusión cultural elevada para hacer ver la realidad”. Pregunta obligada para Daniel ¿Qué pensáis de cuanto está sucediendo en Cataluña? “Se trata todo de una auténtica pantomima para llegar a una España federal, para que así la alta finanza internacional pueda endeudar y esclavizar independientemente también a Cataluña, digamos que tener un ‘cliente’ más. Si no fuera así, el gobierno de España, habría mandado detener a la cúpula política independentista y no a las fuerzas de seguridad del Estado a reprimir violentamente a los ciudadanos catalanes engañados por estos. Esto demuestra que ambos gobiernos son marionetas que sirven a los mismos intereses, aunque aparentemente nos hagan creer en un enfrentamiento entre ellos”. Pese a las grandes movilizaciones que se han producido estos pasados días en defensa de la unidad de España, Daniel es pesimista cuando habla de la involucración ciudadana: “Siendo realistas, viendo la pusilanimidad de su gente, la débil y nihilista juventud, y la mentalidad autodestructiva de un porcentaje demasiado elevado, yo veo muy oscuro el futuro. En cualquier caso nosotros seguiremos al pie del cañón de la forma que sea posible, solos contra todos si es necesario. –afirma con determinación, pero también con cierta desesperanza el joven abogado-. “Debemos hacer una excelente labor de concienciación y es por lo que trabajamos, creemos que es necesario formar un tejido social de este modo, pero vemos imposible crecer y ser alternativa seria sino dejamos a un lado ciertas estéticas y formas de actuar que nos llevan a la marginalidad y a la desconexión total con el pueblo español. Necesitamos soldados políticos, gente dispuesta a sacrificarse por un ideal, teniendo unos valores sanos muy claros y con formación física y cultural”.

[Img #6839]

Mario Martos, 28 años, licenciado en Ciencias Políticas y licenciado en Derecho y músico profesional es el máximo responsable de la Asociación Cultural Iberia Cruor con sede en Jaén y en Linares. Este tipo no tiene nada que ver con la imagen del activista de extremaderecha al que nos acostumbra a situar, como dirigente de estas asociaciones, la prensa del sistema. La sede principal en Jaén, se llama Centro Social Bernardo López García en honor al poeta jiennense. Mario comienza a contarme: “Nosotros en su día hicimos un análisis de la situación y la posibilidad real de conseguir representación institucional por medio de unas elecciones, viendo que no teníamos estructura suficiente en Jaén optamos, primero, por crear un tejido en torno al asociacionismo influidos por el ejemplo de otras asociaciones españolas como Alfonso X de Alicante y Respuesta Joven. Una vez creado ese tejido social en nuestra ciudad y con una estructura bien definida ya decidiríamos dar el paso a la participación política mediante un partido político”. Hablamos de muchas cosas con Mario Martos. Se trata de un excelente conversador y de un excelente anfitrión pues nos lleva de  tapas por un Jaén definitivamente hermoso. Me quedo, por el interés de sus reflexiones, con cuanto comenta  acerca de la situación actual en Cataluña: “Sin entrar a valorar las mentiras históricas vertidas por los separatistas y analizando sólo el actual problema, tenemos que decir que hay dos claros responsables. Por un lado, los separatistas que por odio quieren romper España; ellos no luchan por amor a Cataluña, ellos luchan por odio a España como han demostrado. Los separatistas han desmantelado la sanidad pública catalana, han recortado en derechos, han aceptado la pérdida de derechos sociales y laborales por parte de las multinacionales del sector automovilístico, mientras que se han enriquecido a costa del trabajador catalán, a ellos solo les importan las cuenta opacas en Andorra y Suiza y el 3 %. Desde la derecha burguesa catalana, pasando por la izquierda separatista, por el marxismo y la izquierda radical. Todos son culpables de destrozar al pueblo catalán y enriquecerse a su costa. Por lo que para camuflar todo esto han tenido que generar una historia ficticia y buscar un enemigo exterior por no reconocer sus corruptelas y fracasos, el ya famoso ¡Espanya ens roba! Por otra parte, esto se ha gestado creando un clientelismo político brutal y un negocio en torno al separatismo, por lo que así han conseguido una masa de personas que les apoye, eso sí, no son mayoría como hemos podido comprobar ante las últimas manifestaciones masivas de catalanes que quieren seguir siendo españoles. Por otro lado, el segundo culpable del problema, son los gobiernos centrales, que desde el minuto uno del nacimiento de la actual democracia española, cedieron el oro y el moro a las autonomías, cediendo competencias tan importantes como educación y sanidad. Con esto lo único que se ha conseguido ha sido crear 17 reinos de taifas, generando doble gasto en algunas competencias y odios entre regiones, en lugar de fomentar la solidaridad. Además han creado un modelo autonómico desigual entre regiones, creando españoles de primera y de segunda”. Venía predispuesto a encontrarme un colectivo muy problemático en Jaén. Al menos esas son las referencias publicadas siempre que la prensa del sistema aborda estas organizaciones. Y muy al contrario de lo que esperaba, este dirigente de Iberia Cruor habla sin cesar y lo hace con tal locuacidad que convence cuando argumenta. “Eso en cuanto a un breve análisis del problema, por otro lado, denunciamos que el gobierno ha actuado mal y tarde, metiendo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado en un callejón sin salida, abandonándolos a su suerte; también se ha abandonado a los catalanes que se sienten españoles y no quieren romper con el resto de España, no se ha protegido lo suficiente a los funcionarios que no han querido participar de este circo, del mismo modo que ha habido una dejación de funciones por parte del estado por no intervenir y cortar de raíz este problema desde el minuto uno. La única solución tenemos clara cuál es, la intervención de la autonomía mediante el artículo 155, recuperar la educación para que se deje de adoctrinar en el odio a los niños catalanes, recuperar la sanidad y el resto de competencias sobre asuntos sociales para que los catalanes tengan una sanidad digna y los servicios sociales asegurados, disolver los Mossos de Escuadra y reincorporar a aquellos que se sienten españoles en la Guardia Civil o Policía Nacional, y meter en prisión hasta el último culpable de los golpistas. Pero esto no termina ahí, tras esto, habrá que plantearse seriamente si el actual modelo de descentralización es el más adecuado o por el contrario, está basado en el odio entre regiones y la insolidaridad para que cuatro políticos de turno vivan del cuento. Por lo que habría que plantearse una reforma del actual estado de autonomías y buscar uno donde la solidaridad, la justicia social y el bien común primen por encima de los intereses personales de cuatro políticos corruptos”. Pregunto a Mario qué es España para él o para Iberia Cruor: “Para nosotros España es todo el legado histórico y cultural que nos han dejado nuestros antepasados, es una forma de ver las cosas de manera distendida, una forma de vivir distinta al resto del mundo, pero también lo es el panadero que está toda la noche amasando el pan, lo es la ama de casa que realiza una labor imprescindible para nuestra sociedad, lo son todos los trabajadores que con su sudor levantan este gran país, el jubilado que disfruta de un descanso tras toda una vida de lucha, el maestro que dedica su vida a la enseñanza, el médico que salva vidas, etc., en definitiva todo el pueblo español en su conjunto es España para nosotros”.

[Img #6841]

Una de las asociaciones más ruidosas, por sus actividades constantes y su larga historia en el asociacionismo patriota es Iniciativa Reconquista Astur (IRA). Hablamos con Jorge Garrido, un psicólogo que rompe también el prototipo de jóvenes muscolosos, tatuados y cabezas rapadas, ultras de equipos de fútbol. El dirigente de IRA Asturias nos explica: “muchos venimos de partidos políticos que ensayaron una y otra vez la vía electoralista, nos presentábamos sin ninguna fe ni esperanza, pero lo hacíamos, creíamos que de esa forma al menos conseguíamos cierta publicidad (durante la campaña electoral), pero al final nada, ni votos, ni aumento de militancia, ni nada, salvo perder tiempo, dinero y quemar a la gente que volvía a decepcionarse. Las casas jamás se deben empezar por el tejado, y en política, los cimientos son tener una base social amplia que te conozca y comulgue con tus ideas, primero, para que luego pase a colaborar y luego te vote. Algunos hoy, en el área difusa patriota siguen empezando a construir las casas por el tejado”. Jorge Garrido continúa contándonos qué piensan desde el numeroso grupo que, desde toda la geografía asturiana, compone Iniciativa Reconquista Astur (IRA): “El patriotismo social es la única vía política válida, que debiera seguir un Estado,  unir en un mismo destino lo nacional y lo social, debiera ser el afán permanente de cualquier estadista y/o político. Pero no ocurre así, puesto que por desgracia siguen presentes los términos derecha e izquierda. Una ha prostituido y traicionado lo nacional con un patrioterismo de postal, banderita de España, franquismo sociológico en la intimidad, pero a la vez renegando de principios básicos de cualquier postura conservadora,…y poco más (la derecha) y la otra (la izquierda)ha abandonado una legítima lucha social y engañado al obrero para defender lo política y socialmente correcto con una cacao ideológico que se debate entre una parálisis dogmática basada en los prejuicios típicos de la izquierda y una epilepsia colectiva que les permite unirse “contra el fascismo” a elementos tan dispares, ideológicamente hablando, como estalinistas, troskistas, anarquistas e independentistas”. Jorge  Garrido (según he constatado) es un referente para muchas de las otras asociaciones, algo así como un “maestro” muy valorado en el resto del patriotismo social en toda la nación. Lleva muchos años organizando multitud de conferencias en colaboración con el principal periódico escrito de su ciudad y parece que, al menos por “su cachépersonal”, está considerado como uno de los intelectuales importantes a los que los medios consideran e invitan a debates políticos y culturales. Me lleva a tomar una sidra (como no puede ser de otra manera estando en Oviedo) a una concurrida sidrería; todo el mundo lo saluda amigablemente. Comprendo que está “en su ambiente”, que “juega en casa”… Pregunto a Jorge qué es para él España: “Para mí es lo que dejó escrito José Antonio, esa unidad de destino, pero como reclamo para la gente de la calle, quizás es demasiado profundo, demasiado poético y requiere creer en una cosmovisión -no de moda en la actualidad- entre el cúmulo de basura, corrupción y degradación que nos rodea. De este modo, yo defino a España como un pueblo con una identidad, historia, tradición, raza, cultura… enmarcado en una Europa también con una identidad, común en sus orígenes, que nada tiene que ver con el ente abstracto actual de la Unión Europea, Una UE que no pasa de ser un burdo y carísimo intento globalizador y pro-mestizaje destructor de las identidades particulares de los pueblos”. Pregunto a Jorge por Cataluña: se irrita sólo con escuchar la pregunta: “Todo lo que está ocurriendo viene de una historia muy larga la que nos ha llevado a la actual situación y al circo que están montando entre unos, los separatistas, y otros, el gobierno de Rajoy. La culpa, claramente es de la Constitución del 78, ¿cómplices? todos los constitucionalistas, a derecha e izquierda, todos los gobiernos padecidos desde aquellos años hasta ahora y la monarquía, y por supuesto muchos de los que hoy cuelgan banderas constitucionales en sus balcones y que han votado a esos partidos que han formado  dichos gobiernos con el apoyo de partidos separatistas a cambio de concesiones, competencias y tapar corrupciones. Algunos llevamos años reivindicando esa unidad de España y el peligro que suponía la fractura, pues aquí lo tenemos, y peor que se puede poner la situación. Separatistas y separadores: recordar Sarajevo”.

[Img #6842]

Lo Nuestro, en el Sureste de España, es otra asociación con vida y milagros de militancia diaria. Pablo Lanzas es obrero metalúrgico y tiene 35 años (el nombre es más falso que una moneda de uro y medio pero las circunstancias obligan: presión policial y mediática, represalias laborales y estudiantiles…etc) habla con La Tribuna de Cartagena: “Lo Nuestro, como colectivo inició su andadura en enero de 2015, con un pequeño núcleo militante trabajando principalmente en la provincia de Alicante. El objetivo principal, además de acabar con el atasco inter-siglas que hacía inviable cualquier proyecto, era y sigue siendo, construir, organizar y coordinar una comunidad militante dentro de nuestro ámbito de actuación, así como unificar criterios con otros colectivos afines abogando por la unidad de acción y servir como revulsivo político dentro del “área” con una imagen juvenil y actualizada. Objetivos que sinceramente creo que estamos consiguiendo a pesar del hostigamiento constante que venimos sufriendo por parte de la extrema izquierda, medios de comunicación e instituciones del sistema. En la actualidad hemos crecido bastante consolidándonos en las principales ciudades de la provincia de Murcia y Alicante. Desde el 2015 hasta la fecha hemos realizado innumerables acciones y campañas de agitación política, algunas de ellas con repercusión en los principales medios de comunicación, jornadas formativas, acciones lúdico/deportivas y desde hace dos años llevamos realizando puntual e interrumpidamente recogidas y reparto de alimentos a decenas de familias españolas necesitadas. Acción social esta, que seguimos realizando semanalmente a pesar de las vergonzosas mociones municipales aprobadas (en diferentes ciudades) que nos impide realizar esta actividad con normalidad”. Pablo Lanzas, continúa argumentando: “La nación es la herramienta fundamental de lucha frente a la globalización y el mundialismo. El eje clásico izquierda/derecha carece de sentido en esta sociedad individualista y globalizada. La izquierda ha traicionado al obrero, dándole la espalda, para dedicarse a causas peregrinas como la memoria histórica, el proinmigracionismo, la multicultura, la ideología de género… mantras incuestionables de la nueva izquierda globalista. La derecha por su parte, ha renunciado a la patria y solo representa los intereses de la élite financiera. Unos y otros, alineados en lo sustancial, sirven y sustenta una misma ideología. Somos patriotas porque amamos a nuestro pueblo y con nuestra lucha queremos devolver al hombre la dignidad y la justicia social, que le fue arrebatada por el sistema capitalista, que solo entiende del valor del dinero. Del mismo modo queremos preservar la identidad española y europea así como nuestras tradiciones. Hoy más que nunca la patria y el patriotismo toman importancia y una dimensión de resistencia frente al mundialismo uniforme”. Pregunto a Pablo qué es España: “Hemos perdido demasiado tiempo en debates ideológicos, interesantes pero estériles sobre si España es comunidad étnica o unidad de destino y similares…Yo creo que la respuesta y la manera de que nuestro pueblo pierda la vergüenza y los complejos es mucho más sencilla. España es nuestra patria, la cuna donde nacen nuestros hijos, la tumba donde yacen nuestros abuelos, el templo donde rezan y se casaron nuestros padres, las fiestas de nuestro pueblo, la paella, la tortilla y hasta el primer beso de amor…España es más que un concepto geográfico y por supuesto una marca registrada, España es un sentimiento, el enraizamiemto carnal con nuestra tierra. España somos nosotros”. Conversamos con Pablo mientras damos agradable y largo un paseo por la playa de El Postiguet en Alicante; el día invita a ello. Le pregunto el porqué de esta forma de asociacionismo y el representante de Lo Nuestro contesta: “Nosotros creemos, que uno de los errores del área ha sido empezar siempre la casa por el tejado. Primero montamos el partido o delegación del mismo en una ciudad y luego buscamos una militancia que no existe, en competencia directa con las otras tres siglas parecidas. Nosotros creemos que el trabajo correcto es justo el contrario y que con los escasos medios de los que disponemos hay otras formas de militancia efectiva  para incidir y crear conciencia en nuestro ámbito de actuación. Precisamente la extrema izquierda ha sabido y sabe muy bien cómo manejar los movimientos sociales y en ese aspecto nos dan sopas con honda desgraciadamente. Nosotros llegamos cuarenta años tarde, pero estamos aprendiendo rápido y proyectos hermanos como Hogar Social han demostrado que el asociacionismo es otra forma tan eficaz como otra  de hacer política”. No podemos dejar de abordar la cuestión catalana. Pablo Lanzas afirma: Lo ocurrido en Cataluña es la crónica de una traición anunciada y consentida por todos y cada uno de los gobiernos que hemos padecido en España. El constitucionalismo, al que se aferran muchos ahora, no es solución al separatismo porque precisamente el origen del problema hay que buscarlo en la propia Constitución del 78 y el régimen que emanó de ella. Una transición impuesta con calzador, un nefasto sistema autonómico, una ley electoral injusta, donde el voto de un catalán vale más que el de un manchengo, por ejemplo y las sucesivas cesiones y concesiones de todos los gobiernos nos han conducido a la situación actual. Un gobierno cobarde incapaz de garantizar el orden, una Constitución Española que hace aguas por todas partes y unos golpistas que están forzando el proceso independentista para esconder el entramado de corrupción que se esconde tras los bancos de Suiza y Andorra. Una extrema izquierda radical y violenta que como estamos  comprobando, está dispuesta a apoyar cualquier causa que debilite o destruya España y su convivencia. Unos y otros responsables directos del clima pre-bélico que se respira en Cataluña y España entera. Unos y otros nos tendrán siempre enfrente”.

[Img #6838]

La Asociacion Cultural Fernando III de Sevilla es otra de las legendarias y de las más activas en el mundo identitario español. Nos entrevistamos con Jaime, psicólogo que trabaja en una importante entidad financiera como director territorial, tiene treinta y tres años y tras una apariencia que para nada le identifica con este deporte, se esconde un amante del boxeo que se dedica a rehabilitar chavales de los barrios más degradados de la Ciudad hispalense por medio de la práctica de este deporte: “Nosotros somos un colectivo de hombres y mujeres libres que tiene entre sus objetivos principales la difusión y  promoción de la cultura, poniendo especial énfasis en la identidad hispalense y su entorno que toman el nombre del Rey Fernando III, patrón y libertador de la ciudad de Sevilla y personaje esencial en la Reconquista española. Fue él quien recuperó la ciudad de las manos árabes e impulsó las artes y las ciencias. Constituye un modelo de caballero europeo, hombre culto, guerrero y elevados valores”. “Nuestra asociación –nos comenta unos de sus representantes- nace en torno al año 2007 como impulsora de un Centro Social que abrió sus puertas a la juventud sevillana como espacio de encuentro e intercambio de ideas. En dicho espacio se llevaron a cabo diferentes iniciativas como web-radio, fiestas, conferencias, debates, voluntariado social, etc… y hoy en día podemos decir que nuestra asociación se ha ganado un nombre dentro del ámbito cultural local, gracias al esfuerzo en pro de la cultura que se ha llevado a cabo junto a otras agrupaciones que comparten nuestros objetivos en la ciudad de Sevilla, hemos hecho decenas de actos de todo tipo por toda Sevilla”. Asociación Cultural Fernando III de Sevilla afirma que sus actuaciones estrictamente culturales y cívicas y que, por el momento no contemplan actuar directamente en política porque entienden, ahora mismo, que es inviable una opción política seria y organizada en España diferente a la oferta partitocrática que les ofrece el actual sistema  electoral que existe en España. “Nuestro objetivo –añade Jaime- es la difusión de cultura tanto tradicional y popular como alternativa, reafirmación en valores, formación e intentar en la medida de nuestras posibilidades influenciar en nuestro entorno social, sobre todo a nivel local, eso también puede considerarse hacer política. No nos sentimos cercanos a ninguna opción política existente actualmente en España ni parlamentaria ni extraparlamentaria, en ese sentido somos totalmente independientes”. Jaime añade que “España es la herencia de nuestros ancestros y el legado que debemos transmitir a nuestros descendientes, nuestra Patria”. Hablamos también, con Jaime, la situación actual de Cataluña: Se trata de un problema que tiene su origen hace bastante tiempo, quizás en el siglo XIX con el proceso de centralización llevado a cabo por el estado liberal. España es una nación diversa y llena de contrastes, esta diversidad es una riqueza no un inconveniente. La   vasta cultura, historia y tradiciones peninsulares son un legado de nuestros ancestros, esta herencia la queremos compartir entre todos los españoles y que no sea un motivo de disputas y odios. Nosotros reivindicamos la España universal, aquella que se proyectó hacia América y escribió algunas de las páginas más bellas de la historia del hombre. No nos interesan las peleas internas entre vecinos promovidas por ignorantes y catetos. Defenderemos hasta las últimas consecuencias la unidad de España, pero es hora de refundar nuestra Nación y hacer muchísimas reformas en nuestro sistema de organización territorial y jurídico para que no acabemos en guerras civiles intestinas  cíclicas”.

[Img #6844]

¡Los españoles primero! un lema que todos comparten

Son muchos los paralelismos existentes entre unas asociaciones y otras del llamado social patriotismo español pero algo que todas comparten (más allá de las peculiaridades de cada organización y de cada ciudad) es su compromiso absoluto y exclusivo con los necesitados nacidos en España. Bajo el lema ¡Los españoles primero! recogen alimentos de los que se desprenden generosamente, de manera abundante los ciudadanos a los que se informa, en todo momento, de que se trata de una ayuda exclusiva para los nacionales. Y los españoles aportan mayoritariamente pese a la advertencia. O, tal vez, lo hacen precisamente por esa particularidad. Sin el grado d perfeccionamiento que poseen sus primohermanos italianos, el movimiento identitario español ya es un experto en ofrecer alternativas a los españoles en clara situación de desprotección social. Comedores sólo para españoles, repartos semanales de alimentos y productos de primera necesidad en prácticamente todas las ciudades de  España, albergues sociales para quienes han perdido su hogar… El patriotismo social ha apostado claramente por la atención a los más desfavorecidos, eso que los analistas ignorantes denominan “el fascismo de izquierdas”.

No pretendo ser concluyente con ninguna de las aportaciones. Tan sólo espero que este reportaje sirva, al menos, para ofrecer una visión distinta y distante de cuanto nos muestra la prensa del sistema, una visión que en realidad es la que yo he experimentado al conocer a estos identitarios, a estos social-patriota. Ojalá nadie me obligue a cambiarla.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
9 Comentarios
Fecha: Martes, 7 de noviembre de 2017 a las 00:49
Raúl Zapata
Mezclar a Casa Pound con ultras de fútbol y narcocamaradas es bastante presuntuoso, no entiendo que tienen que ver los hooligans de lo Nuestro, matonismo y macarras porreros de lo peor , con social patriotas.
Si estos son la vanguardia del nuevo patriotismo español, lo tenemos claro, otro movimiento autónomo que no pasa de proyectos de pegatinas y camisetas ..lo que hace falta son militantes sanos y comprometidos, que por fin virgen de una vez con toda esa mierda futbolera, que se han cargado actos políticos serios como el 12octubre, gracias a los coleguitas Outlaw de Pablo Lanzas"
Fecha: Lunes, 6 de noviembre de 2017 a las 22:26
Ramiro
Un artículo muy interesante, y muy trabajado, por cuya publicación les felicito muy sinceramente.
¡Da gusto leer un diario digital donde se lo curran, de verdad!
Fecha: Lunes, 6 de noviembre de 2017 a las 20:07
Eikebor
Comentarles que ni Casa de Pound ni el Hogar social Madrid son grupos identitarios. Lean lo que es el identitarismo en metapedia y los grupos. www.europae-identitaria.blogspot.com.es
Fecha: Lunes, 6 de noviembre de 2017 a las 18:42
Carles
Me parece una chorada. una cosa son los datos que da el artículo pero el contenido es absurdo. Empieza citando a Casa Pound que no se que tiene que ver con la causa identitaria de España pues para empezar Italia fué un invento contra España y su unión no deja de ser artificial pues Italia no es una nación sino un estado. las diferencias étnicas entre los italianos demuestran que pertenecen a diferentes naciones.

Por otro lado nos habla de grupos identitarios. Para empezar es bueno que se denominen así determinados grupos pero en el fondo hay algo absurdo pues de la misma forma que hay grupos marxistas por que existe un ideario o ideología marxista, para que existan grupos Identitarios habría de existir un ideario hispánico identitario y ese de momento esta sin elaborar al no ser que recurramos a determinadas citas de Menendez Pelayo, determinados pensadores castellanos portugueses, etc., que establecieron determinados paramentros referentes a nuestra identidad nacional.

Es decir datos sin orden ni sentido en donde mete a determinadas organizaciones que no creo que esten muy contentas por haber estado citadas en ese artículo.
Fecha: Lunes, 6 de noviembre de 2017 a las 10:41
A. D.
Fenomenal información periodística, he cambiado mi manera de ver a estos chicos. Gracias por ser un periodista independiente. <Muy bueno Marcos
Fecha: Lunes, 6 de noviembre de 2017 a las 06:25
Alicia
Sí señor Marcos Larrazábal, esto es periodismo de verdad, esto es periodismo de investigación y no la manipulación que hace Atresmedia. Se lo ha currado usted como se lo curra un auténtico periodista y ha hecho un trabajo periodístico digno de que se estudie en las facultades. Y además completamente objetivo. A diferencia de los reportajes donde siempre los ponen de malísimos y de cachorros de extremaderecha usted no ha tenido ninguna predisposición y los presenta, ni a favor ni en contra, pero no con cuernos y rabo como hace La Sexta.
Felicidades a La Tribuna de Cartagena
Fecha: Lunes, 6 de noviembre de 2017 a las 00:23
Carlos
lEs la primera vez en mi vida que leo un reportaje serio, cuidado y con mucho trabajo detrás sobre el social patriotismo en España. Esto es hacer periodismo y no lo que hace La Sexta. Josele, felicidades por contar en tu equipo de redactores con periodistas de la talla y la profesionalidad de Marcos larrazábal
Fecha: Lunes, 6 de noviembre de 2017 a las 00:16
Raquel
Es la primera vez que leo un reportaje serio y no tendencioso sobre el mundo identitario. Siempre, siempre que un periodista ha escrito, ha acercado una cámara o un micrófono ha sido para mentir, para manipular para desprestigiar. Marcos Larrazábal demuestra ser un periodista impresionante, de los de antes, de aquellos que no escriben si no conocen y que para conocer se ha recorrido media España detrás de estos grupos. Y este es el resultado. Porque él ni da ni quita. Sólo informa. Pero lo hace, como dice el antetítulo "sin complejos". Muchas gracias a La Tribuna de Cartagena por aportar tanta luz en un mundo tan en penumbras como el actual periodismo
Fecha: Domingo, 5 de noviembre de 2017 a las 20:08
Gonzalo
Pedazo de reportaje periodístico. Más parece una tesis doctoral. Felicidades Marcos Larrazábal y felicidades a La Tribuna de Cartagena. Así se hace periodismo

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress