Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Josele Sánchez
Sábado, 11 de noviembre de 2017
Ana Patricia Botín podría verse obligada a abandonar la presencia del Banco de Santander

Soraya Sáenz de Santamaría conoció el posible asesinato de Botín y pudo haber paralizado la investigación

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Exclusiva Banco de Santander

Con un millón seiscientos mil lectores, la noticia sobre la querella por el asesinato de Emilio Botín hace que La Tribuna de Cartagena arrase entre los periódicos digitales y provoca que un grupo de accionistas del Banco de Santander exija la dimisión de Patricia Botín al frente de la presidencia

[Img #7034]

 

Nos trasladamos hasta Barcelona para reunirnos con nuestra fuente. Se trata de alguien de impecable trayectoria en el mundo de las finanzas. Nos facilita abundante y acreditada documentación que iremos desgranando, en esta y sucesivas entregas, para llegar a conocer qué pasó en realidad la noche de 9 de septiembre de 2014 en la Ciudad Financiera del Banco de Santander en Boadilla del Monte. Recordemos, una vez más, que la versión oficial sobre la muerte de Emilio Botín la sitúa un día después, el 10 de septiembre y no en Boadilla del Monte sino en su domicilio particular en Somosaguas, una residencia familiar en la que hacía mucho tiempo que no vivía Botín que iba a divorciarse para contraer matrimonio con su amante María Sánchez del Corral, directora de Marketing Corporativo y Marca del Banco de Santander.

 

Ana Patricia Botín y su extraordinario poder económico que ejerce sobre todos los grandes grupos de comunicación españoles ha conseguido, hasta el día de hoy, que la prensa, radio y televisión en España haya silenciado la noticia ofrecida en primicia exclusiva por La Tribuna de Cartagena en relación con la querella presentada ante la Audiencia Nacional, en el Juzgado Central de Instrucción número 1 de Madrid.

 

Sin embargo, la contundencia de las informaciones ofrecidas por La Tribuna de Cartagena, que en pocas horas ha superado el millón seiscientos mil lectores, ha convulsionado las redes y ha originado la reacción de un importante grupo de inversión norteamericano, propietario del 3,8 % del banco español, que estaría exigiendo, de manera inmediata, la dimisión de la actual presidenta, acusada del asesinato de su padre, Ana Patricia Botín, en la querella referida.

 

La querella considera artífices del asesinato del patrón de la banca española al amante de Ana Patricia Botín, el narcotraficante colombiano Jesús Samper y a los responsables de seguridad de la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte, Carlos Martínez, Carlos Rubio y José Manuel García Entrena e, inductoras del homicidio a la propia Ana Patricia Botín y a su madre, la viuda del banquero, Paloma O´Shea.

 

Lejos de todo amarillismo y de cualquier atisbo al sensacionalismo informativo, desde La Tribuna de Cartagena en ningún momento nos hemos pronunciado, siquiera de manera sibilina, respecto a la veracidad o no del asesinato del banquero; tan solo nos hemos limitado a reproducir lo que dice la querella presentada por el letrado Carlos Javier Sánchez-Seco Vivar y de la que conoce todos los extremos el juez de la  Audiencia Nacional, Santiago Pedraz Gómez.

 

Sin embargo, un importante grupo accionaria norteamericano, poseedor de casi el 4% del Banco de Santander ha dicho ¡basta! (hay que recordar que la participación de la familia Botín en el Banco de Santander, hasta ahora intocable, es inferior al 2%). Las continuas irregularidades que han caracterizado la gestión de Ana Patricia Botín desde que accedió a la presidencia del Banco de Santander, han rebasado todos los límites de paciencia de un grupo de accionistas para los que todo no está permitido, ni aun tratándose de un negocio tan turbio como lo es el de la banca. Así las cosas, desde el referido grupo accionarial se acusa a la actual presidenta del Banco de Santander y a su equipo de gestión, de haber sobrepasado todos los límites éticos e incluso legales, y entienden que su manera de conducir a la entidad bancaria supone un grave peligro para su propia estabilidad empresarial y la del mercado financiero.

 

Según fuentes del citado grupo de accionistas, la mayoría de los beneficios declarados por la entidad bancaria procederían de operaciones sometidas a fundamentadas sospechas jurídicas: la compra de Arbengoa, para cuya transacción el Banco de Santander no dudó en mentir al Consejo de Administración y conseguir, de este modo, el cese de Felipe Benjumea -tras comprometerse a una posterior ampliación del capital que después nunca se produjo-, la adquisición del brasileño Banespa, las continuas inyecciones de capital para la adquisición de oficinas en colaboración con otra entidad bajo sospecha, el Royal Bank of Scotland, todo ello unido al creciente poder de un personaje tan conocido por su desmesurada ambición, como por su falta absoluta de escrúpulos, Miguel Zorita, expresidente de la auditora del Santander Deloitte y responsable de la estrategia carente de la mínima ética exigible en Duro Felguera.

 

Sólo faltaba, para acabar de rebosar el vaso de la paciencia de los accionistas norteamericanos, la reciente compra por un euro del Banco Popular, una vergonzosa adquisición que ha contado con la aquiescencia del gobierno de España, muy especialmente de Soraya Sáenz de Santamaría, a la que habrá que dedicar un capítulo entero en esta tenebrosa e inacabable historia negra que está envolviendo al Banco de Santander.

[Img #7033]

 

La adquisición/donación del Banco Popular, que ha dejado en bancarrota a más de trescientas mil familias españolas, se ha realizado con ocultación al Consejo de Administración de importantísimos datos, así como con mentiras y balances falseados a los organismos de control financiero de España, para conseguir, finalmente, uno de los mayores pelotazos en la historia de la banca que servirá para tapar la mala gestión económica de Ana Patricia Botín al frente del banco.

 

No en vano, la justicia española podría, de un momento a otro, decretar medidas cautelares en relación con la irrisoria compra por un euro del Banco Popular a manos del Banco de Santander, habida cuenta de que, ya ni el Ejecutivo, tan empeñado como está la vicepresidenta en favorecer a la entidad financiera y acallar toda crítica -incluso, de los medios de comunicación-, es capaz de detener la avalancha que se le viene encima; por ello, podría producirse, esta misma semana, una paralización judicial que afectaría de manera inmediata a la de venta a BlackStone de un 51% de la cartera inmobiliaria del Banco Popular.

 

No hubo autopsia a Emilio Botín. El Gobierno de España conocía desde el primer momento, la sospecha de asesinato del banquero

 

 

[Img #7032]Según un documento confidencial al que hemos tenido acceso desde La Tribuna de Cartagena, con fecha 6 de abril de 2015, tanto la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sánez de Santamaría como el Gobernador del Banco de España, Luis Linde, son informados del presunto asesinato del banquero Emilio Botín, de la posible autoría atribuida a Jesús Samper (narcotraficante colombiano y amante de Ana Patricia Botín) y a tres miembros del equipo de seguridad del propio Banco de Santander, Carlos Martínez, Carlos Rubio y José Manuel García Entrena y de la posible inducción al asesinato atribuida a la propia hija del fallecido, Ana Patricia Botín y a su viuda, Paloma O´Shea.

 

Se les hace entrega de un detallado informe en el que se relata el modus operandi, la autoría, las inductoras, los motivos, el irregular Consejo que se improvisa en el despacho contiguo a donde se encuentra el cadáver del banquero para elegir a Ana Patricia Botín como nueva presidenta y, sobre todo, la inexplicable ausencia de informe de autopsia médico forense, prácticamente preceptiva en cualquier muerte similar, aún más, tratándose de una figura de primera magnitud económico-financiera a nivel internacional.

Se les pide la intervención, investigación y se deja en sus manos la conveniencia de comunicarlo a las autoridades europeas e internacionales (BCE, FED…etc).

 

10 días después, el 16 de abril de 2015, ante la falta de reacción alguna tanto por parte del Gobernador del Banco de España como de la vicepresidenta del Gobierno, se protocoliza ante el notario de Madrid, don Francisco Javier Monedero San Martín, escrito de acusación que el citado notario presenta ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional un día después, el 17 de abril de 2015, solicitando se practiquen las pruebas que se crean convenientes para verificar la posible existencia de un delito de tal magnitud.

 

[Img #7031]Lejos de prestar colaboración, Soraya Sáenz de Santamaría, que tenía entre su equipo de más directos colaboradores a Jaime Pérez Renovales, exdirectivo del Banco de Santander (en excedencia desde diciembre de 2011), habría ordenado a su colaborador la vuelta inmediata a la entidad financiera, de manera aparentemente normal. Analizado esta acción, con la perspectiva del tiempo transcurrido y el posible homicidio sin investigar y completamente silenciado, todo indica a una maniobra de la vicepresidenta para controlar las investigaciones internas del Banco sobre el posible asesinato del banquero. No le ha ido nada mal seguir las órdenes de su jefa, Soraya Sáenz de Santamaría: en la actualidad, Jaime Pérez Renovales es, nada más y nada menos que el secretario del Consejo de Administración del Banco de Santander.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Fecha: Martes, 21 de noviembre de 2017 a las 19:05
R
Se han cumplido hace nada 20 años de los experimentos con mendigos de los años del CESID y del PSOE, y aquí nadie se acuerda ya de eso... Este régimen huele fatal

**** : **** lahemerotecadelbuitre.com/piezas/operacion-mengele-el-diario-el-mundo-asegura-que-el-servicio-secreto-espanol-uso-mendigos-como-cobayas/
Fecha: Sábado, 11 de noviembre de 2017 a las 19:31
Antonio
Hay que vigilar a la viceenana, ahora VICETODO, ahora la gobernadora general de Cataluña, y el nuevo Conde Duque de Olivares... ¡ES UN BICHO!
Por cierto, ¿seguimos teniendo rey, o dado su silencio, es que ya ha salido por Cartagena?
Me extraña que LTC no haya dado la noticia, la verdad, pues a ustedes no se les pasa ni una.
Fecha: Sábado, 11 de noviembre de 2017 a las 18:32
Cook
¿Se extraña de que no se le haya practicado la autopsia? Ya no es la primera vez que ocurre, en el 11M a los masacrados en el piso de Leganés tampoco se les practicó la autopsia, sólo se les hizo un análisis forense.
¿Quién es el que da esa ORDEN SUPERIOR?
Fecha: Sábado, 11 de noviembre de 2017 a las 11:37
Ramiro
Sexo, corrupción y asesinato...
El triller perfecto para una buen novela.
Solo que, en este caso, parece que más que novela ES LA DURA REALIDAD.
¿Cómo es posible que a una persona que fallece en circunstancias muy extrañas no se le hace la autopsia...?
He sido fiscal, y soy abogado penalista, y solo encuentro una explicación plausible: POR ORDEN SUPERIOR.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress