Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Bernardo Maqueda
Domingo, 12 de noviembre de 2017
Sacerdotes, religiosos y seglares asesinados durante la Guerra Civil son beatificados por la Iglesia Católica

8 cartageneros nuevos mártires. Eso también es memoria histórica

Guardar en Mis Noticias.

Resulta clamoroso el olvido institucional y de los medios de comunicación del sistema, que no quieren que se recuerden las páginas vergonzosas de la izquierda española, porque resulta políticamente incorrecto. Para La Tribuna de Cartagena resulta un deber el homenaje a quienes son un modelo de imitación, frente al totalitarismo capitalista y al totalitarismo marxista, de quienes defendemos una instancia de sociedad libre y respetuosa con la condición trascendente del ser humano, basada en los principios del humanismo cristiano.

[Img #7057]

La Iglesia Católica beatificaba ayer a 60 mártires de la Familia Vicenciana, ejecutados por su condición de católicos  durante la guerra civil española, en una parte que pretende olvidarse de lo que también es Memoria Histórica de España.

[Img #7058]

 

La ceremonia, celebrada ante más de tres mil fieles en el Palacio de Vistalegre por el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano, contó con la presencia de los arzobispos de Madrid, Carlos Osoro y de Valencia, Antonio Cañizares.

[Img #7059]

El cardenal Amato recordó “la página oscura contra personas indefensas e inocentes el período vivido en España entre los años 1936 y 1939 y pidió que no se olvide “para que no se repita una ola similar de odio fratricida”. Angelo Amato ha resaltado que “son 60 los mártires que hoy el papa Francisco eleva al honor de los altares” e incluyen sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos, que fueron asesinados por ser católicos”.

[Img #7060]

El cardenal recordó, en su homilía, que “en aquellos años, abandonada la idea de fraternidad, de respeto a las ideas y a la vida de los demás, en muchos lugares reinaba en hostigamiento y la arbitrariedad más absoluta con el único objetivo de aniquilar a la Iglesia católica”. Por ello, añadió monseñor Amato: Los lugares de culto fueron incendiados, los conventos clausurados, las escuelas ocupadas y la gente encarcelada y asesinada. No hubo ningún respeto por la libertad y la dignidad de las personas. Fue una tormenta que azotó violentamente la nación, cubriéndola de polvo, de humo y cadáveres. Fue una macabra exaltación del mal y del odio”. Amato ha recordado que en 1936 la familia Vicenciana tenía en España una presencia digna de elogio y realizaba grandes obras de caridad, mientras que los arzobispos de Madrid y Valencia han agradecido al papa la beatificación de estos mártires que “derramaron su sangre en defensa de la fe”.

[Img #7061]

 

Los 60 nuevos beatificados pertenecen a la Familia Vicenciana, la mayoría de ellos -39- fueron asesinados por el Frente Popular en Madrid entre los meses de julio y diciembre de 1936. Cinco, en Barcelona, uno en Gerona, tres en Valencia y 12 en Murcia.

 

Ocho nuevos mártires son cartageneros de nacimiento (José Acosta Alemán, Pedro Gambín Pérez, Isidro Juan Martínez, Francisco García Balanza, Modesto Allepuz Vera, Enrique Pedro Gonzálbez Andreu, José Ardil Lázaro y Francisco Roselló Hernández) y dos más lo son de adopción pues ejercieron su ministerio pastoral en la ciudad Trimilenaria (Cayetano García Martínez, natural de Jumilla y José Sánchez Medina, procedente de Archena). Dos sacerdotes más de la Diócesis de Cartagena-España (José Martínez Romero y Pedro José Rodríguez Cabrera, ambos naturales de Totana). De los ocho mártires cartageneros, sólo uno era sacerdote siendo seglares los otros siete, sufriendo todo tipo de torturas antes de ser asesinados. [Img #7062]

 

Frente al olvido institucional y de los medios de comunicación del sistema, para los que recordar páginas vergonzosas de la izquierda española resulta políticamente incorrecto, en nosotros permanece su recuerdo y pretendemos que su ejemplo sea un modelo de imitación, frente al totalitarismo capitalista y el totalitarismo marxista, de quienes defendemos una instancia de sociedad libre y respetuosa con la condición trascendente del ser humano, basada en los principios del humanismo cristiano.

[Img #7063]

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Lunes, 13 de noviembre de 2017 a las 10:04
NUÑO DE CASTRO
Esa es la sectaria Memoria Histórica de una izquierda radical para la que la VERDAD histórica sólo tiene una lado, el SUYO. Y esto lo dice quien tuvo familiares, nunca más próximos que el abuelo materno, el propio padres y un tío carnal, encarcelados y este último fusilado por el bando nacional. Y eran católicos, apostólicos y romanos. Cristianos viejos de la vieja Castilla.
Pero lo del arzobispo de Madrid, OSORO, es para hacérselo mirar; cuando recibió a la Pitita Maestre, aquella que entró con otras mujeres semidesnuda en la capilla de la Complutense al grito, entre otros como el de las almejas, de "arderéis como en el 36". Y vino a decir poco menos que aquí no ha pasado nada.
¡Más coherencia! A este paso, ellos mismos vacían de feligreses a capillas, iglesias y catedrales. Y ahora, para remate, tibios con los separatistas catalanes frente a la unidad de España.
Fecha: Lunes, 13 de noviembre de 2017 a las 09:34
caleroch
Oportuno e impresionante reportaje de unos hechos atroces que no están en la sesgada ley de Memoria Histórica creada por la Izquierda...y consentida por la derecha "jabonosa".
Fecha: Domingo, 12 de noviembre de 2017 a las 23:23
victor
Realmente así es, increíble, somos un 90% de católicos, y al menos un 30% va a misa y sacramentos , pero somos ninguneados, rechazados y reprimidos.
Gracias, sois el único medio que lo ha publicado
un saludo

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress