Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Maria José Mercader
Martes, 14 de noviembre de 2017

Nostradamus y la apocalipsis final

Guardar en Mis Noticias.

 

Michel de Nôtre-Dame, latinizado como Nostradamus fue un médico y consultor astrológico francés de origen judío, considerado uno de los más renombrados autores de profecías. Su obra profética “Les Prophéties” fue publicada por primera vez en 1555. Sus escritos en cuartetos vaticinan una serie de hechos, que desde luego no deberían  dejarnos indiferentes, entre otras cosas por si existiera el modo o la forma de poder evitar las catástrofes que parecen avecinarse.

 

Antes de analizar las cosas más interesantes que predijo y para ponernos en situación política, histórica y social, nos remontamos al siglo XVI, época del reciente descubrimiento de América y los agrandes avances científicos y técnicos como la invención de la imprenta, el microscopio, el submarino, el telescopio y las máquinas de vapor; sin olvidar también las nuevas ideas y conocimientos en física, medicina, química, astronomía  y biología.  En las artes: período Renacentista.

Después de esta breve introducción paso a relatarles algunas de las profecías más interesantes:

 “La ciencia avanzará abrumadoramente,  las personas de 80 años aparentarán 50”.

“Sufriremos una radiación extraplanetaria”

“Licencia o permiso para niños”

“Habrá una lengua para todos”

Es impresionante, no podrán negármelo ni los más escépticos, es un acierto de pleno, y ahora viene lo más escalofriante, algunas de las cosas  que aún no han sucedido y que fueron vaticinadas para el siglo XXI:

“Huída de un Papa a otro país”.

“Caída de Roma y Francia”

“Segunda explosión del Vesubio que provocará terremotos  con más de 6.000 muertos”

“Reforma tributaria y derrumbamiento de la economía”

 “Tiempos difíciles de tribulación para Cuba, Venezuela y Corea”

“Armas nucleares”

“Holocausto y anticristo”

“Tercera Guerra Mundial”

 

Ya sé que sólo es un presagio, pero quizás si el ser humano  se humanizase  algo más, cabría la posibilidad de paliar o  evitar alguna de estas  “catástrofes”.

 

Para la Apocalipsis final también puso fecha: el año 3.797, pero realmente creo que fue muy optimista, ¿o no?.  ¿De verdad creen ustedes   que el cambio climático, el deshielo de los polos (con la extinción de ciertas especies de animales), más la desaparición de ciudades como Venecia o New York,  debido al aumento de los niveles del agua en  mares y  océanos, (hecho que pareció presagiar el guionista del “Planeta de los simios” con su escena final); la desertización en otros puntos del planeta por la escasez de lluvias;  la contaminación de ríos y mares (por no hablar de la atmosférica); y todo ello   provocado la mayoría de veces por el ser humano y sus intereses, ya sean  políticos o económicos, propiciarán que haya vida en nuestro planeta hasta esa fecha?, y esto contando con que no se cumpla alguno de  los vaticinios de nuestro profeta para el siglo XXI, como por ejemplo que el planeta tierra no estalle en mil pedazos mientras se prueban  armas nucleares.

 

A lo mejor están pensando: ¿y a nosotros qué más no da si no estaremos aquí para esas fechas?, y desde luego llevan su parte de razón, pero creo que es una cuestión de conciencia y  de no tirar balones fuera, sino de regatear, centrar y tirar a puerta sin miedo, quizás con una pequeña colaboración de cada uno de nosotros y una más grande por parte de gobiernos, fábricas, industrias, asociaciones ecologistas, etc., seríamos capaces de mejorar nuestro planeta y  evitar así que su “fecha final” tenga tan pocas cifras.

Mientras tanto “Carpe Diem”,  pero con cabeza.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress