Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Josele Sánchez
Miércoles, 15 de noviembre de 2017
¿Cuántos casos ha perdido el jefe de los Servicios Jurídicos del ayuntamiento de cartagena?

Las costas judiciales, por casos perdidos por Pagán, podrían rondar el millón de euros

Guardar en Mis Noticias.

Después de amenazar a accionistas y miembros del Consejo Asesor Editorial, Francisco Pagán se dedica, en horario de trabajo, a enviar guasaps anunciando sus querellas contra LTCT

 

Querido amigo, habrás recibido los enlaces de los artículos de La Tribuna de Cartagena que de forma ignominiosa pone en entredicho mi buen hacer profesional y sin descartar otros factores  que podrían concurrir en la divulgación de la noticia, sí que te digo para tu conocimiento u para que puedas decirlo a terceros que el viernes 10 presenté una querella criminal por injurias, calumnias y acoso. Y mañana día 13 interpondré otra. También te comunico que he pedido una cuantía muy significativa de indemnización por daños y perjuicios y sobre todo por daños morales. Uno tiene familia, tiene amigos, tiene personas que lo quieren, y que mancillen de esa manera el buen nombre de las personas sin prueba alguna por aquello de calumnia que algo queda me parece totalmente reprochable. Por eso te digo que contra aquellos que me atacan personalmente, me mantengo inflexible y acudiré a los juzgados cuántas veces sea necesario y me querellaré contra todas aquellas personas que manchen mi honor, mi profesionalidad y mi quehacer como abogado desde hace más de 33 años, sin mácula alguna”.

[Img #7150]

Este es el guasap íntegro y textual (faltas gramaticales incluidas) que Francisco Pagán, jefe de los Servicios Jurídicos del ayuntamiento de Cartagena, está distribuyendo a diestro y siniestro de la ciudad trimilenaria y que envía durante su jornada laboral, una jornada laboral que retribuimos de manera extraordinaria como para que la dedique a cuestiones de tipo personal como esta. Lógicamante, entendemos que el señor Pagán Martín-Portugués puede defenderse enviando cuantos guasaps y presentando cuantas querellas entienda por conveniente, por mucho que mienta descaradamente en amabas acciones; al fin, eso de mentir, como venimos demostrando desde La Tribuna de Cartagena, es un arte en el que se desenvuelve con especial soltura el jefe de los letrados municipales.

 

Otra cosa bien distinta es que ya no nos parezca tan honorable los reiterados intentos de extorsión que ha realizado Francisco Pagán, mediante llamadas telefónicas, a accionistas y miembros del Consejo Asesor Editorial de La Tribuna de Cartagena.

 

Pero habrá que matizarle. El buen hacer profesional del señor Pagán Martín-Portugués, si es que alguna vez lo ha tenido, lo ha puesto él mismo en entredicho con las reiteradas irregularidades profesionales, irregularidades que podrían haberle costado millones de euros a los ciudadanos de Cartagena entre mala práxis, juicios perdidos, olvidos de reclamaciones, costos por contratación a terceros e importes por costas judiciales de casos perdidos por el ayuntamiento, cuyos servicios jurídicos dirige -a nuestro entender-, de manera muy deficiente, el letrado Pagán Martín-Portugués.

 

Ya que el letrado jefe de los Servicios Jurídicos municipales dice haber sufrido daños morales, estamos seguros que entenderá que, desde este periódico, nos preocupemos por los daños morales sufridos por los ciudadanos desantendidos por el negociado consistorial que dirige, por los daños morales causados a aquellos contribuyentes a los que directamente ha mentido, por los daños morales causados a compañeros a los que, además, ha faltado al respeto y al derecho al trabajo convocando concurso de contratación de letrado externo de manera ilegal, arbitraria y tendenciosa; y también por los daños morales causados a trabajadores desplazados de su puesto de trabajo para colocar, de manera irregular, a su propia mujer...

 

Y, ya metidos en cuestión de reparación de daños morales, permítanos también el señor Pagán Martín-Portugués, que tengamos un justo recuerdo y una merecida reivindicación de los daños morales causados a accionistas y miembros del Consejo Asesor Editorial de La Tribuna de Cartagena a quienes, el jefe de los Servicios Jurídicos del ayuntamiento de Cartagena ha presionado, ha mentido y ha amenazado de manera cobarde y vergonzosa. 

 

Y que no se preocupe el señor letrado jefe que pruebas ya ha tenido y las va a tener, muchas más. Porque no será un abogado incompetente para defender los derechos del ayuntamiento de Cartagena, el mismo que cercene la libertad de expresión de este periódico, ni la libertad de información a la que tienen derecho los cartageneros.

 

¿Sabían ustedes que podría rondar el millón de euros, los gastos abonados en concepto de costas judiciales de procedimientos perdidos por el consistorio, bajo la dirección de Francisco Pagán?  No podemos afirmar una cantidad exacta, porque se ocultan los datos pero calculamos que, en los años en los que (de manera irregular y mediante designación arbitraria) viene ejerciendo la jefatura de los Servicios Jurídicos del ayuntamiento de Cartagena, colocado a dedo por la corrupta alcaldesa Pilar Barreiro, ¡podría alcanzar la estratosférica cifra del millón de euros lo pagado en concepto de costas judiciales! o, lo que es lo mismo, por los casos peridios por el negociado de Francisco Pagán.

 

El letrado Pagán podrá considerar que nuestras informaciones "atentan a contra su honor, su profesionalidad y su quehacer como abogado, sin mácula alguna, desde hace 33 años", algo absolutamente falso, ya que si su actividad profesional fuera estrictamente privada, nada nos importaría su mayor o menor competencia. Pero resulta que es el responsable de los  temas legales del ayuntamiento y eso sí es de interés público; es obvio que dudamos de la competencia profesional del letrado Pagán Martín-Portugués y estamos en nuestro perfecto derecho, ya que ni siquiera ha aprobado unas oposiciones para desempeñar la jefatura de los Servicios Jurídicos municipales.

 

Alguien, puesto a dedo por la alcaldesa más nefasta de la historia de Cartagena, no tiene porqué ofrecernos más confianza que la que avale su gestión. Por eso queremos saber, en los años que lleva al frente de su negociado, cuántos juicios ha perdido (en relación a los que ha ganado), cuánto se ha pagado en costas judiciales por sus pleitos perdidos y cuánto se ha gastado en contratación de abogados externos.

 

Esto no es dudar de su honor pero sí de su capacidad profesional, algo amparado por la libertad de expresión y por la libertad de información, ambas libertades básicas (por mucho que pretenda cerrarnos el periódico y conseguirnos una millonaria indemnización) en un estado de derecho.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
5 Comentarios
Fecha: Jueves, 16 de noviembre de 2017 a las 02:42
Alfredo Santiuste
Josele, haces una labor muy importante y necesaria,
os lo agradezco a ti y tu gente. Un periodico
sin tapujos como el tuyo que pueda defender Cartagena y
España.
La verdad es que de la época de Barreiro lo mejor
es olvidarla.
Cambiemos entre todos nuestra Trimilenaria y consigamos
aumentar el gasto en la ciudad por parte de nuestra
borrega comunidad autónoma.
Respeto por la prensa comprometida y libre.
Os deseo lo mejor y que sigáis como hasta ahora.
Nadie podrá pararos!
Fecha: Miércoles, 15 de noviembre de 2017 a las 21:43
Ramiro
Como abogado ME PARECE MUY LOABLE Y DIGNA DE TODO ELOGIO la valiente postura de La Tribuna de Cartagena.
Un abogado de una administración pública no solo debe de ser HONRADO, sino también PARECERLO.
Y por lo que estoy leyendo, creo que no es el caso..., o al menos HAY GRANDES DUDAS SOBRE SU ACTUACIÓN ¿profesional?, que convendría aclarar cuánto antes, pues tamos hablando DE DINERO PÚBLICO, es decir, de todos.
Fecha: Miércoles, 15 de noviembre de 2017 a las 12:57
Alicia
Loq que no comprendo es porque no sancionan a este tipo, uno que el pleno le pide un informe URGENTE sobre Hidrogea y pasa más de un año y aún no lo ha hecho. Yo no me creo que sea porque tenga mucho trabajo sino porque defiende los intereses de Hidrogea y no los del Ayuntamiento
Fecha: Miércoles, 15 de noviembre de 2017 a las 12:15
Mara
Paco Pagán es un incompetente y un altivo. Vosotros hacéis vuestro trabajo porque si no ¿para qué sirve el periodismo? A mí me interesa, porque lo estoy pagando, saber qué gastos no están justificados en abogados y las costas que se paguen por cada pleito que pierde Pagán. Seguir adelante ¡ENHORABUENA, JOSELE!
Fecha: Miércoles, 15 de noviembre de 2017 a las 10:47
Carlos
Francisco Pagán es un vago como trabajador, como abogado es más que mediocre y como persona "un fariseo". Obtuvo la nulidad matrimonial pagando un dineral para poder seguir vendiendo su imagen de católico y poder ser Hermano Mayor. Vive de las apariencias. Lleva muchos años beneficiando s sus amigos y persiguiendo a sus enemigos. Darle caña hasta sacarle la bilis...

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress