Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Gregorio Zurdo
Martes, 21 de noviembre de 2017

EL SEGUNDO TRAFALGAR

Guardar en Mis Noticias.

 

 

La España de  Carlos IV y su favorito Godoy se abraza a un  Napoleón decidido a emplear a la invencible Armada de Gravina en pos  de su único objetivo: aislar  y derrotar a Gran Bretaña. El Emperador sitúa al frente de la flota franco-española al inepto almirante Vileneuve, un hombre escasamente cualificado para tan alta responsabilidad. Los británicos capitaneados  por el mejor almirantes de todo los tiempos le es fácil destruir el último símbolo de un imperio, el español que comienza a resquebrajarse.

 

Napoleón aprovecha las intrigas y envidias de la familia real. Fernando odia a Godoy en unas proporciones similares a las que el favorito de Carlos IV es amado por María Luisa, la esposa del rey. La déspota y absoluta monarquía española está sumida en el lujo y ostentación, mientras el pueblo olvidado se aferra a su joven y amado príncipe que, como se vio más adelante fue peor que sus antecesores.

Fue otra vez el pueblo saliendo de sus casas el 2 de mayo de 1808, quienes se levantaron contra el desposta invasor, para reponer a su príncipe amado, que una vez en el poder se olvidó de ese mismo pueblo, para ir en contra de sus súbditos de forma cruel.

 

En estos momentos España está pasando las mismas vicisitudes a las  que acabo de referirme, con actores diferentes. Si bien, ha sido nuestro rey Felipe VI, quien se ha puesto al frente para liderar y dar el empujón a esa multitudinarias manifestaciones por todos los rincones de España, EN DEFENSA DE  LA LEGALIDAD, EL ORDEN CONSTITUCIONAL Y DE LA UNIDAD DE ESPAÑA, frente a los golpistas corruptos y ladrones del tesoro nacional que, en poco más o menos de cuatro o cinco años han evadido alrededor de 40.000 millones de euros; dinero suficiente para preparar y dar el golpe de estado y seccionar una parte del territorio nacional.

Comentaba en artículos anteriores que el pacto entre truhanes se había pactado  de antemano y, en el caso de aplicarse el 155 sería  demasiado suave,  y de celebrarse  elecciones anticipadas seria en un tiempo record, como así ha sucedido. Ahora lo reconoce hasta el propio Albert  Rivera, que ve cómo su iluminada Inés Arrimada (de ascendencia castellana de un pueblo cercano al mío, incluso su abuelo paterno era amigo de mi padre) lo tiene imposible para acceder a la presidencia de Cataluña.

 

El célebre artículo 155, lo tienen todos los gobiernos democráticos, ya sean federales o autonómicos etc. como es el caso nuestro, su misión es reconducir los desmanes que pudiera producirse al conjunto de los ciudadanos de la nación por  unos cuantos alcornoques. Pues bien, los gobernantes actuales no han querido ejercer ese derecho que le ponemos todos los españoles en sus manos para casos como los que han sucedido en Cataluña, habiendo permitido que Pedro Sánchez en representación del PSOE y con algunas ayudas extras, no se interviniera el control de TV3,  así como los medios de comunicación afines a los independentistas, manteniendo intactas sus infraestructuras para volver hacerse con el gobierno en Cataluña. Si es grave lo que han hecho los independentistas a la nación, no le va a la zaga  las nauseabundas ofertas de mejora de financiación y reforma constitucional que les ha brindado el Gobierno de la nación sin la menor crítica de los partidos de la oposición, incluido Ciudadanos, así como de las comunidades autónomas más pobres, como la Comunidad de Murcia ¿Para qué están los políticos  de esta Comunidad para servir a sus amos de fuera? Pienso que están para cobrar mensualmente sus buenos sueldos. En este preciso momento me estoy acordando de todo ellos, pero en especial de Miguel Garaulet y José Luis Martínez, diputados   de ciudadanos. Las cosas que iban hacer por Murcia y que han quedado en olvido en el baúl de la Piquer. De José Luis Martínez, he leído varios comentarios  sobre todo uno de la energía nuclear sin tener la menor idea de esta clase de energía ni de lo que estaba hablando. A este señor le haré un artículo espacial de su situación antes de ser diputado.

 

Se ha visto como se hacían huelgas políticas en Cataluña, con desmanes a la propiedad pública y privada e impidiendo el derecho de traslado de los ciudadanos a sus respectivos puestos de trabajo con la toma del control de los servicios públicos: AVE, aeropuertos, carreteras, poniendo a menores en medios de las carreteras para dificultar el tránsito de los medios de transporte, sin que el gobierno y la fiscalía actuase conforme a la ley en defensa de los derechos de todos los españoles. Es inquietante o al menos sospechoso que el Ministro del interior Señor Zoilo,  pueda decir que se ha actuado con proporcionalidad, no sé qué entenderá el Ministro por proporcionalidad, tal vez quiso decir la palabra desproporcionalidad frente a los alborotadores. Con toda   sinceridad (y sin acritud  como diría algunos políticos) de un ciudadano de a pie referente a la proporcionalidad, creo que cualquier persona que tenga la responsabilidad inherente a su cargo  y si  no sabe o, se ve imposible en tomar las decisiones pertinente; entonces debe tener la valentía  de dejar el cargo y ejercer su antigua profesión, que es de suponer que lo hará a la perfección. El Señor Zoilo ha cometido bastantes errores en el poco tiempo que lleva en el cargo y no ha tenido el honor de marcharse a su casa como debería haberlo hecho. Esto le deshonra. No le conozco como juez, espero que haya sido mejor que ministro de interior.

 

No comprendo cómo el Presidente del Gobierno se puede rodear de tanta incompetencia humana, “a no ser que él mismo sea de la misma condición”. Si nos fijamos en el Ministro de Educación que afirma de que no hay inmersión lingüista, es para echarse a llorar ¿Cómo puede decir un Señor Ministro tantas barbaridades? Es que no ha leído el estatuto balear o, lo que está pasando en la Comunidad Valenciana con la lengua de España o, en Cataluña haya exiliados lingüísticos, así como las innumerables denuncias efectuadas por el adoctrinamiento en las aulas catalanas, para continuar con la oficina de influencia de Montoro, que la misma anticorrupción acusa de falsedad y tráfico de influencias a la consultora fundada por el Ministro.

 

Tal vez, lo que no se pueda asimilar que delitos  idénticos, en diferentes instancias y también con jueces diferentes juzguen a personas que han cometido esos mismos delitos  y reciban tratos diferentes  e incluso con el mismo abogado, unos estén disfrutando de libertad bajo fianza mientras otros estén  en la cárcel que merecidamente se merecen por golpistas y corruptos. Qué hubieran dicho estas personas si Tejero hubiese argumentado que el golpe del 23- F fue simbólico y se hubiese arrepentido y fuese dejado en libertad bajo fianza. No  lo quiero ni pensar.  Pienso que el auto del juez Pablo Llarena marca el camino que deberá seguir Oriol Junqueras y sus secuaces para arrepentirse y  quedar en libertad bajo fianza para hacer campaña en las próximas elecciones, siguiendo  los mismos pasos que la señora forcadell; y encima la fianza se la pagamos todos los españoles con los trasvases de dinero  que Montoro generosamente les hacía   en cortos periodos de tiempo, para que estos los derivaran  a cuentas corrientes fuera del control de la Hacienda pública.

Llegaremos al día 21 de diciembre, y los golpistas volverán a ganar, por no haber aplicado el 155 con el rigor que merece en estas circunstancias. Y, volveremos ver como Montoro les apabulla de dinero del resto de los españoles, para tener una Cataluña que encaje con España. Mientras tanto estos tahúres  buscaran la forma de reformar la Constitución para el acomodo que vienen pregonando algunos ministros para que los golpistas se sientan a gusto con este cambio constitucional.

 

Los pésimos reyes con sus validos al frente de los gobiernos que los españoles han tenido que padecer a lo largo de su historia, se refleja en Carlos IV en peleas, intrigas  y envidias  que se daban en la Corte española a principio del siglo XIX, que nos llevó a una guerra cruenta, así como la pérdida de la flota. Actualmente es reflejo de aquellos años de desgracias para España. Con los gobiernos que hemos tenido durante la democracia, ya no con validos, sino con amigos, cuñadísimos como el ministro Dastis, Montoro con su consultora de influencias, y ahora tenemos a la mujer del expresidente del parlamento Jesús Posadas Moreno, metida en negocios opacos en  paraísos  fiscales de Panamá y de Malta, y si no quedaba aún más para nuestra desgracia, está la bruja política de Valladolid que, junto con todos los miembros del Consejo de Administración del Banco de Santander podrían ser acusados de encubrimiento del asesinato de Emilio Botín.  ¿Cómo se van hacer daños entre ellos mismos esta clase de gente? Imposible.

Es por ello, que he  titulado este artículo: el segundo Trafalgar; en  Trafalgar perdimos  honra y  flota, y dejamos de ser una potencia de 1º orden. En los actuales momentos  se puede perder la vieja España milenaria.

 

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Martes, 21 de noviembre de 2017 a las 12:24
Tiberio
Sólo se me ocurre decir, magnífico.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress