Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Josele Sánchez
Jueves, 30 de noviembre de 2017
"Caso Pagán" La Fiscalía va a requerir toda la documentación al Ayuntamiento de Cartagena para detectar si existen pagos ilegales

La Fiscalía investigará a Pagán por posible comisión de delitos

Guardar en Mis Noticias.

Francisco Espejo (PP) no contesta a las llamadas de nuestros redactores. Lleva dos días completos reunido ¿Tendrá algo que ver que fue él quien firmó el contrato de asesor jurídico externo del" hijo del amigo" de Francisco Pagán?

 

[Img #7637]

Francisco Pagán, Director General del Ayuntamiento de Cartagena, permanece investigado por la fiscalía por prevaricación, contratación fraudulenta y malversación de caudales.

 

Al parecer, utiliza un contrato de obra menor para pagar a Francisco Belda como asesor jurídico externo, “colocado a dedo” en una licitación fraudulenta.

 

Según fuentes de la Fiscalía, van a requerir toda la documentación al Ayuntamiento para saber cómo se efectuaron los pagos al abogado y concretar si fueron legales o no.

 

Gracias al trabajo periodístico realizado por La Tribuna de Cartagena, la Fiscalía investigará la posible comisión de actos delictivos por parte de Francisco Pagán, admitiendo la documentación facilitada por este diario. (Parece ser que en los juzgados no siguen las recomendaciones periodísticas de la alcaldesa Castejón y sí leen todos los días La Tribuna de Cartagena)

 

Investigar judicialmente al hasta ahora todopoderoso Director General del Ayuntamiento, va a ser posible gracias a un Ciudadano Coraje, Antonio Martínez, empresario y otra víctima más de las actuaciones de Francisco Pagán, por las que ha sufrido ansiedad y depresión, tras recibir persecución policial, denuncias falsas y amenazas.

 

La pesadilla de Antonio Martínez con Francisco Pagán se ha visto incrementada desde que concedió una entrevista a La Tribuna de Cartagena, en la que exponía las irregularidades que había detectado en la contratación del letrado externo del Ayuntamiento.

Por estas declaraciones efectuadas a LTCT, el Director General y jefe de los Servicios Jurídicos municipales le ha interpuesto una querella al Ciudadano Coraje, alegando que son falsas sus manifestaciones y solicitándole, también, otro  millón de euros como indemnización. ¡Vamos, que si le saliera bien la jugada judicial a Francisco Pagán podrían vivir las próximas tres generaciones de su familia sólo con las cantidades indemnizatorias demandadas a LTCT y a Antonio Martínez!

 

Este miércoles, 29 de noviembre, el Ciudadano Coraje ha acudido a declarar como testigo a la Fiscalía de Cartagena y ha aportado documentación sobre las condiciones del contrato de la asesoría externa de fecha 18/03/15, informes de la Intervención General Municipal de fecha 17/12/16 en el que se da cuenta de los pagos realizados por el Ayuntamiento de Cartagena al despacho de abogados Ruizpérez y Asociados Abogados S.L.P (una empresa que nunca fue licitada) y copia del contrato a favor del letrado Francisco Belda.

 

Antonio Martínez también ha declarado que a él no le consta que exista un contrato de nueva firma, o la prórroga del anterior, como se refiere en el informe de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento con fecha 5/1/2016. Igualmente aporta escritos donde solicita pagos realizados entre 2013 y 2014 al despacho de abogados, entre otros documentos.

 

 

Pagán amplía la querella contra La Tribuna de Cartagena y pretende imponer la mordaza que las dictaduras imponen a la prensa disidente
 

 

En esta "obsesión compulsiva maníaco-querellante", que raya en lo patológico, Francisco Pagán, ampliaba ayer -por tercera vez- su querella contra La Tribuna de Cartagena, aumentando de 700.000 euros iniciales a ¡un millón de euros!, la cantidad demandada como medida cautelar.

¡Vamos que como Pagán siga ampliando sus querellas contra LTCT vamos a tener que pagar más dinero que todo el que se ha llevado de Cartagena por la cara Hidrogea (y de lo que tanto sabe Pagán) en los últimos veinticinco años!

 

En un alarde de dominio del léxico jurídico, Pagán solicitaba, del titular del Juzgado de Instrucción número cinco de Cartagena, “un Auto ejemplarizante contra Josele Sánchez porque cada vez está más subidito”, toda una exposición jurídica que pasará a los anales de la historia del derecho español.

 

En su línea, compulsiva también, de concatenar una mentira tras otra, afirma en la ampliación de la demanda que el querellante no ha participado en el procedimiento negociado y sin publicidad para la contratación del despacho de letrado externo”: y se queda tan ancho faltando a la verdad en sede judicial.

 

A nuestro entender, Francisco Pagán no sólo ha perdido la trasparencia y honestidad exigible a cualquier cargo político como es la Dirección General del Ayuntamiento, sino que, también, comienza a perder la sensatez y el sentido del ridículo.

 

¿A quién va a convencer Pagán de que no es suya la autoría del procedimiento de licitación referido, como lo es también "el amaño" producido para beneficiar al "hijo de su amigo", el ex Director de la Asesoría Legal del Ayuntamiento?

 

Por supuesto que la autoría intelectual de la licitación y contratación es de Francisco Pagán, y la firma, del actual portavoz del PP en el Consistorio, Francisco Espejo a quien nuestra redactora, Raquel González, lleva dos días persiguiendo telefónicamente pero siempre está reunido...

 

 

[Img #7638]

Claramente influenciado por su jefa, la alcaldesa Castejón ¡toda una eminencia académica capaz de acreditar la calidad periodística de cada medio de comunicación!, Francisco Pagán roza lo esperpéntico cuando, en su ampliación de querella, insiste en el pueril argumento de la alcaldesa de calificarnos como “prensa no seria” frente a otra prensa, por lo visto, sobradamente dotada de esa seriedad de la que (según el querellante y su brillante e intelectual jefa municipal) carece LTCT.

 

Finalmente, en esa doctrina antidemocrática que tanto gusta a un típico jefe de ayuntamiento de los años sesenta, Pagán insiste en su demanda de prohibición a La Tribuna de Cartagena de “informar sobre su persona”, un ataque a la libertad de información que es la base de todo Estado Social, Democrático y de Derecho como el que afortunadamente disfruta España, para desgracia de las inquisitoriales preferencias en censuras periodísticas, de épocas pretéritas, tan del agrado del Director General del ayuntamiento de Cartagena.

 

 

La Fiscalía se opone a la prentensión de Pagán de censurar a La Tribuna de Cartagena, alegando nuestro derecho a la libertad de expresión

 

 

Como informábamos ayer, la Fiscalía ha mostrado su oposición a las pretensiones de Francisco Pagán: “La Fiscalía se opone a las medidas cautelares interesadas en esta fase del procedimiento, las manifestaciones publicadas, en tanto no se determine con la investigación, su naturaleza, pudieran estar amparadas en la libertad de expresión”. Cabe recordar que Francisco Pagán pide, también, que sea imputado el Consejo Asesor Editorial de este periódico y que se cite a declarar al concejal de Movimiento Ciudadano, José López.

 

Mal que le pese a una conciencia tan poco democrática como la que día tras día evidencia el Director General del ayuntamiento de Cartagena, su posición de cargo político, excelentemente remunerada y pagada por el bolsillo de todos los ciudadanos, convierten sus actuaciones en informaciones del máximo interés para la ciudadanía, tanto en cuanto estamos denunciando hechos gravísimos cometidos, por o bajo su responsabilidad, hechos que en la denuncia presentada y admitida por la Fiscalía, se califican como de prevaricación, fraude de ley, contratación fraudulenta y malversación de caudales públicos.

 

Lamentablemente el ayuntamiento de Cartagena, un ayuntamiento investigado en la actualidad por gravísimos delitos de corrupción en los que se encuentran imputados, desde la anterior alcaldesa hasta varios de sus concejales, lleva muchos años funcionando como un cortijo en el que Pagán es el señorito que ha hecho múltiples favores (ese tipo de favores que en un Estado de Derecho tienen especificación en el Código Penal) y donde es muy difícil encontrar a alguien dispuesto a denunciarle.

 

Así las cosas y pese a todas las pruebas presentadas por La Tribuna de Cartagena, e incluso ahora, con la investigación ya enmarcha de la Fiscalía por las posibles actuaciones delictivas de Francisco Pagán, ningún grupo político municipal se atreve a pedir una comisión de investigación, y ni siquiera formula una triste pregunta en un pleno.

Habrá que preguntarse porqué

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Viernes, 1 de diciembre de 2017 a las 16:24
JOSÉ
“No siempre conseguimos lo que queremos, pero tarde o temprano la vida nos da lo que nos merecemos.”
Fecha: Jueves, 30 de noviembre de 2017 a las 13:51
Tiberio
Cuanta porquería debe haber en el Ayuntamiento de Cartagena, con los gobiernos de PSOE y PP, y cómo se guarda los trapos sucios unos a otros. Los cartageneros deben echarlos a patadas de los cargos públicos a estos corruptos.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress