Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Roberto Centeno
Lunes, 4 de diciembre de 2017
Opinión de Roberto Centeno para LTCT

CARMEN (*)

Guardar en Mis Noticias.

"Nada que ver con los 5.000 hombres, mujeres y niños asesinados por orden de Santiago Carrillo en Paracuellos. Claro que el bombardeo de Guernica fue inmortalizado por Picasso y nadie pintó el genocidio de Paracuellos"

[Img #7740]

 

 

Este el nombre de la biografía novelada de la hija de Franco que acaba de publicarse escrita por la periodista Nieves Herrero, una mujer testigo  de excepción de acontecimientos cruciales de nuestra historia, tan falsificados hoy por una derecha cobarde y traidora y un izquierda guerracivilista y revanchista, decidida abrir de nuevo las trincheras de la guerra civil.

 

 

 

Sólo hablé una vez personalmente con Carmen Franco, hace ya seis años, en el aeropuerto de Miami, esperando embarcar en el vuelo de Iberia hacia Madrid; una persona sencilla y encantadora, pero lo que me dejó asombrado fue contemplar como la hija de Franco, que tuvo todo el poder en España durante casi 40 años, con 86 años de edad volaba en clase turista, amontonada como sardinas en lata en un largo vuelo de 9 horas, porque obviamente carecía de recursos para volar en primera clase. Y ¡oh casualidad! en la cabina de Business viajaba un exministro socialista con su pareja, ya que todos los cargos y carguitos del Régimen del 78 han robado tanto y tan a mansalva que  ya no viajan mas que primera clase. ¡Que diferencia ética con  esta banda de ahora! Una lección de 9 horas para la cuna de ladrones y canallas que nos gobierna desde entonces!

 

 

 

La biografía comienza relatando la decisión de Franco de sumarse al alzamiento en el último momento, a raíz del secuestro y asesinato de Calvo Sotelo la noche del 12 a 13 de julio de 1936, a manos de  la policía del Estado, lo que le convenció definitivamente de que era mucho más peligroso no hacer nada que levantarse en armas contra un gobierno prerrevolucionario, dispuesto a implantar una férrea dictadura de izquierdas.  Cuenta la salida de su padre desde Las Palmas hacia Casablanca y Tetuán, para ponerse al frente de Ejército de África, y cómo ella y su madre tuvieron que embarcar de incógnito en un trasatlántico alemán con destino a El Havre y vivir pobremente en forma clandestina en Francia por miedo a ser raptadas hasta septiembre de 1936, en que pudieron reunirse con su padre en Cáceres, poco antes de la liberación del Alcázar de Toledo.

 

[Img #7741]

 

 

 

La biografía relata algunos de los hechos más relevantes de la Guerra Civil, casi siempre en forma ecuánime y objetiva, aunque Nieves Herrero comete un error garrafal al afirmar que en el bombardeo de Guernica murieron 1.600 personas, algo imperdonable a día de hoy, cuando se han identificado ya con nombres y apellidos la totalidad de las víctimas, cuya cifra total asciendo a 106 muertos. Nada que ver con los 5.000 hombres, mujeres y niños, asesinados por orden de Santiago Carrillo en Paracuellos. Claro que el bombardeo de Guernica fue inmortalizado por Picasso y nadie pintó el genocidio de Paracuellos.

 

 

 

De un enorme interés es el relato de la increíble habilidad con la que Franco consiguió evitar entrar en la Segunda Guerra Mundial tal y como Hitler le exigía. Franco había recibido un extenso análisis del jefe de operaciones de la Marina, Carrero Blanco, en la que explicaba la consecuencias devastadoras para España de la entrada en guerra, así como la imposibilidad de que Alemania se alzase con la victoria, a pesar de sus impresionantes victorias militares. Franco estaba absolutamente decidido a no entrar en la guerra, pero el problema era cómo. En octubre de 1940, Hitler tenía 200 divisiones de élite en los Pirineos, preparadas para invadir España. ¿Se imaginan a los líderes actuales en tal situación?. Pero Franco no se dejó intimidar, trató y consiguió ganar tiempo, explicando a Hitler que España no estaba en condiciones de entrar en una nueva guerra, y solicitó ayudas y contrapartidas que sabía imposibles, simultáneamente recordó lo sucedido con Napoleón y que aunque el Ejército español resultaría arrollado, la lucha de guerrillas inmovilizaría tal cantidad de tropas alemanas que impediría cualquier otra decisión militar a Alemania. Hitler, que pensaba que los españoles eran el único pueblo latino con capacidad de lucha, decidió esperar, que era lo que Franco buscaba: ganar tiempo.

 

 

 

Carmen relata después la entrevista de su padre con Mussolini, en la que éste le pregunta abiertamente, “¿si pudiera salirse de la guerra lo haría?", y el Duce le responde: “rotundamente sí, pero ya es imposible”. Un mes después, el jefe de la inteligencia alemana almirante Canaris, se reúne con Franco y este le hace la misma pregunta. Canaris le responde honestamente, “no entre Ud en esta guerra”. En noviembre del 42, los americanos desembarcaron en el norte de África, Hitler urgió a Franco a entrar en guerra, o al menos permitir al Ejército alemán cruzar España para atacar a los aliados desembarcados, Franco se negó rotundamente, pero esta vez sin dar ya explicaciones, porque en ese momento Alemania solo disponía de 30 divisiones para invadir España, y con ellas nunca habrían podido derrotar a Franco.

 

 

 

El resto de la biografía es también de enorme interés, sobre todo para conocer la verdadera personalidad de numerosos personajes históricos. Lo que mas me ha llamado la atención ha sido el comportamiento inaudito que describe de Adolfo Suárez. Todos sabemos que fue un inculto  ignorante ciego de ambición y sin el menor sentido del Estado, de quien el propio Rey acabaría afirmando que era un desastre sin paliativos, pero no que además fuera un auténtico miserable desde el punto de vista humano. Y lo que relata es que este siniestro personaje, que había sido de lo mas abyecto y servil con Franco, a la muerte de éste hizo todo lo que estuvo en su mano para perjudicar a su viuda, a su hija y a sus nietos. Un comportamiento de una vileza inaudita.

 

 

 

Esto no lo relata su hija, pero aprovecho una vez más para recordar el legado de Franco. Resulta inaudito escuchar a personas relevantes, como el otro día al Presidente de la Cámara de Comercio de Cataluña, que “hemos tenido 40 años maravillosos, y el que no lo vea es porque no quiere”. ¿Pero como osan mentir tan groseramente? No tienen vergüenza. En 1975 España tenía el octavo PIB del mundo, hoy en el puesto 14. En 1975 el PIB per cápita de España era el 82 % de la media de los 9 países que entonces constituían la CEE, hoy se ha desplomado al 73%. En 1975 España tenía el mismo PIB per cápita que Irlanda (12.000 $), hoy el de Irlanda es un 144% mayor, 68.500 $ Irlanda vs. 28,400 $ España, ¡ alucinante!.  En 1975 la industria representaba el 36 % del PIB, hoy el 15%. Hoy la presión fiscal sobre la clase media  y trabajadora es 4 veces mayor que en 1975 .

 

 

 

Este y no otro es el resultado económico de “40 años maravillosos”, donde España gobernada por ineptos y ladrones de uno u otro signo, ha crecido por debajo de su potencial; se ha sustituido el trabajo honrado y bien hecho, por la comisión y el pelotazo; la enseñanza por el adoctrinamiento; el empleo público por el enchufe (de 3 millones de empleados públicos, sólo 700.000 lo son mediante oposiciones limpias y transparentes), nos han convertido en el país europeo donde más poder adquisitivo han perdido los salarios, donde un tercio de la clase media ha sido destruida. Como señala en historiador norteamericano Stanley Payne en su reciente libro “En defensa de España” después de atacar el guerracivilismo de Zapatero con su “Ley de memoria histórica”, que confunde memoria con venganza, y que “pretende expulsar al centro-derecha – mas de media España – no ya del poder- sino del sistema, algo gravísimo”, ya que vuelve a abrir las trincheras de la Guerra Civil. Para Payne, en términos políticos, Rajoy y el Partido Popular -cuya pobreza dialéctica es pavorosa- han dejado todo el discurso sobre la historia a las izquierdas, permitiendo una distorsión absoluta de la realidad y de la verdad.

 

 

 

 (*) CARMEN, Nieves Herrero, Esfera de los Libros 2017.  

 

.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress