Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Angel Boya
Martes, 5 de diciembre de 2017

¿EXISTE LA LENGUA CATALANA?

Guardar en Mis Noticias.

 

Dada la actual virulencia del independentismo catalán, basado, según los separatistas, en la existencia de la nación catalana, que a su vez se basa en la existencia de una lengua propia, el catalán, me permito esbozar unos trazos sobre esa lengua para poder enjuiciar la pretensión de independencia.

 

Desde Provenza en el sur y la región de Limoges en el centro de Francia hasta Murcia, incluida, la evolución del latín vulgar sobre un sustrato de la lengua ibera precedente, a partir de la caída de Roma el 476 d C, produjo una serie de lenguas romances. Lenguas o dialectos entre sí emparentadas, autóctonas, coetáneas, similares y mutuamente comprensibles, que los nacionalistas catalanes agrupan con el genérico “catalán”.

 

Prat de la Riba, sistematizador y potenciador del independentismo catalán, confirma estas afirmaciones: “En las costas del mar Sardo va a encontrarse la etnos ibérica, la nacionalidad ibera extendida desde Murcia al Ródano, o sea desde las gentes libio fenicias de Andalucía oriental hasta los ligures de la Provenza”. 

 

En el Levante de la península Ibérica se dan por lo menos los siguientes dialectos con las características que hemos citado: Aptitxat, Meridional, Alicantí, Mallorquí (de Tarbena i la Vall Gallinera), Valencià, Murciá (desaparecido), Ribagorçà, Pallarès, Lleidatà, Tortossí, Matarranya, Maestrat, Castellonenç Salat de la Costa Brava, Barceloní, Tarragoní, Xipella, Mallorquí, Menorquí, Eivissenç. A las que hay que añadir el chapurriau de la franja oriental de Aragón, hoy llamado Lapao (Lengua aragonesa propia del área oriental). A estos dialectos, localizados en España hay que añadir todas las variantes de la lengua occitana, localizadas en el sur y centro de Francia, que tienen las mismas características de las españolas,  entre ellas el limosín, el aranés, el gascón, el provenzal (la lengua de los trovadores). etc.

Hoy día, noviembre de  2017, los habitantes de Limoges (centro de Francia) que conozcan el limosín, no tienen dificultad para comprender los dialectos hablados en la región de Cataluña, o en la de Valencia, lo que confirma que existe una misma lengua fraccionada en dialectos, algunas de cuyas piezas son los dialectos usados en el pasado y en la actualidad en el territorio llamado Cataluña.

 

El rey de Aragón, de Valencia, de Mallorca y conde de Barcelona y Montpellier, Jaime I escribió su Crónica, en una de las variedades del occitano, el lemosín, (del que hoy los nacionalistas se apropian), lo que es una prueba más de la existencia de esa lengua común.

 

Por el contrario el castellano del que se derivó el español, sí que es una lengua no fraccionada y absolutamente original y distinta de sus vecinas.

 

Prat de la Riba decía: “Una lengua en estado natural, sin cultivo literario va a ser una conjunto de dialectos”. “Cuando una lengua permanece siglos en este estado de incultura o por ser absorbida por la invasión de una lengua superior o por descomposición interna, se trocea y se deshilacha en dialectos”.

 

En este caso la lengua superior fue el castellano, desde hace cuatro siglos llamado español en todo el ancho mundo, salvo en España por influjo de los independentistas catalanes, quienes negando la existencia del idioma español pretenden negar la existencia de España. Del mismo modo que afirmando la existencia del catalán creen que crean la nación catalana. ¡El poder del lenguaje!

 

¿Cuál es la razón para que se considere a todos estos dialectos de esa lengua común, lengua catalana? ¿Por qué se apropian los nacionalistas de todos esos dialectos que se hablan en regiones muy alejadas y con una extensión muy superior a la de Cataluña? Respuesta: así creen que tienen algo que les singulariza y en lo que basar sus pretensiones.

 

¿Qué se entiende por lengua catalana? Si por lengua catalana se entiende la hablada por el mayor número de habitantes en la región catalana, habrá que concluir que el catalán por excelencia es el español. Lengua hablada por la totalidad de los habitantes de esa región.

Si por lengua catalana se entiende, alguno de los dialectos derivados de la evolución del latín vulgar en territorios previamente ocupados por poblaciones de habla ibera, en ese caso no habría motivo para que alguno tuviese preferencia sobre el resto. Así que ninguna región debería apropiarse de lo que le excede y supera. Es decir que no existe el catalán.

 

 

 

 

Pompeyo Fabra Poch, ingeniero industrial, financiado por Enric Prat de la Riba, presidente de la diputación de Barcelona se inventó y publicó a principios del siglo XX y basándose en el barceloní, dialecto de la comarca de Barcelona, una serie de normas gramaticales y ortográficas para modernizar y homogeneizar los dialectos que se hablaban en Cataluña, (sin actualizar desde el siglo XV), a lo que llamó el catalán oficial. Posteriormente y de manera artificial el Institut d’Estudis Catalans va ampliando el vocabulario, la sintaxis, etc. etc. Es decir va inventando la lengua.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Viernes, 8 de diciembre de 2017 a las 00:14
Angel R Boya Balet
Señor filólogo:
Para desmontar un artículo no es preciso dar ningún recital. Sí, hay que dar algún argumento, lo que Ud. no hace.

Por qué no expone alguna de las razones FILOLÓGICAS que invalidan la exposición del artículo.

Desconoce las fechas de la vida de El Africano. En todo caso los iberos estaban donde estaban más de 2000 años antes de la llegada del romano que Ud. cita. No sugiero la existencia del continuo, lo afirmo aunque es algo que los ciegos mentales no ven y los malvados no quieren ver.

Su deseo de que el nivel de los opinantes mejore debería empezar por aplicárselo Ud. a sí mismo

Con los ¿argumentos? que aporta, debe de ser como Ud. dice. No obstante le recuerdo que los hablantes de los distintos dialectos se entienden entre sí.
Fecha: Miércoles, 6 de diciembre de 2017 a las 13:44
Angeluis
En un comentario no voy a hacer una exposición larga. Pero debo decir, como filólogo, que en nada estoy de acuerdo con este artículo que induce a error a no tener en cuenta ni cronologías, ni historia interna ni externa. Con cuatro trazos mal situados liquida más de mil años de historia y pretende la existencia de un contiuum lingüístico desde el centro de Francia hasta Murcia desde poco menos que la época de Escipión el Africano. Deseo que el nivel de los opinantes mejore. En el amor a España está el amor a la verdad histórica, y la existencia del catalán es un hecho irrefutable desde la seriedad. Un saludo.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress