Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Marcos Larrazábal
Jueves, 7 de diciembre de 2017
13 muertos pesarán sobre la conciencia de la alcaldesa de Barcelona

Ada Colau fue responsable política del atentado de Las Ramblas

Guardar en Mis Noticias.

El referéndum ilegal, y el silencio cómplice de la prensa dócil del sistema, le han venido de perlas a Ada Colau para desviar la atención informativa respecto a su más que evidente responsabilidad política en el atentado de Las Ramblas.

 

[Img #7850]

La vertiginosa rapidez de la actualidad informativa, que desde hace meses nos depara Cataluña, ha hecho que los españoles olviden los trágicos atentados terrorista sufridos en Barcelona y Cambrils el pasado mes de agosto.

 

¡Y qué bien le ha venido todo esto a Ada Colau que ha salido de rositas de un trágico barrizal en el que, cuanto menos, toda la responsabilidad política tiene! 

 

No será La Tribuna de Cartagena quien utilice el argumento populista de culpar a un dirigente político de una acción criminal, pero las responsabilidades políticas, cuando pudieran existir se estudian en profundidad y si se deducen que han existido, las personas decentes presentan su dimisión, algo que en Japón acaso terminaría con un seppuku.

 

Cabrá recordar que, desde el Ministerio del Interior, se envió un protocolo de seguridad a los ayuntamientos de las grandes ciudades de España, con la recomendación expresa y específica de que "se aislaran de manera física con objetos los puntos estratégicos que pudieran ser objeto de atentado terrorista".

 

Y pese a ello, el Ayuntamiento de Barcelona no valoró estos consejos en el marco de la Junta de Seguridad Local y, en su lugar, se decidió "una presencia policial continua" en Las Ramblas, como si la mayor presencia de agentes pudiera detener a un vehículo que a gran velocidad decide arrollar a cuantos pasajeros encuentra por el camino.

 

[Img #7851]

 

Ada Colau intentó salir del atolladero colocando inmediatamente las barreras físicas que antes había desestimado e intentado echar tierra sobre el asunto con el debate del referéndum ilegal y el silencio cómplice de la prensa dócil del sistema, que tan bien le han venido para desviar la atención informativa respecto a su más que evidente responsabilidad política en el atentado de Las Ramblas y justificando su ineptitud en la protección de la seguridad antiterrorista del lugar más transitado por vecinos y turistas de Barcelona, diciendo “la seguridad al 100% no existe, especialmente cuando hay personas aisladas dispuestas a hacer barbaridades y con unos medios muy rudimentarios”.

 

Y es cierto que la seguridad al 100% no existe, como también lo es que quienes entienden de ese negociado y velan por la protección de todos los españoles (catalanes incluidos) y de los turistas que nos visitan son los técnicos del Ministerio del Interior, unos técnicos que le enviaron a la alcaldesa de Barcelona unas normas mínimas y muy sencillas de protección y seguridad y que ella se negó a cumplir, acaso por venir del Gobierno de España: ni bolardos, ni jardineras de piedra, ni grandes macetas… nada.

 

Y, volvemos a repetir, el haber desoído las directrices del ministerio que dirige Ignacio Zoido, dirigidas a las principales ciudades de España en las navidades de 2016, precisamente para evitar atropellos masivos como los de Berlín o Niza, es lo que causó las 13 muertes y los más de 100 heridos en el atentado islamista de Las Ramblas de Barcelona.

 

Porque lo que nadie ha contado es que las recomendaciones del Ministerio del Interior fueron pésimamente recibidas por la Consejería de Interior de la Generalidad de Cataluña, que por tener cedidas las competencias en materia de seguridad ciudadana, creyó una inadmisible intromisión del Estado español en su área de responsabilidad en materia de lucha antiterrorista, posición a la que se sumó la Junta de Seguridad Local de Barcelona, que preside la alcaldesa Colau.

 

Habrá que recordar que el entonces conceller catalán de Interior Joaquim Forn (y hoy preso por presunto delito de Rebelión contra España), se despachó con la indecente excusa: “es imposible colocar bolardos, jardineras de piedra u otros elementos de seguridad en cada punto de Barcelona porque no impediría los atentados terroristas, ya que podrían actuar en puntos no previstos de la ciudad, y a la vez dificulta el tráfico rodado en la ciudad”. Por supuesto que en todos los puntos de la Ciudad resulta imposible instalar bolardos pero sí, al menos, en el lugar más concurrido de toda la capital.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Fecha: Sábado, 9 de diciembre de 2017 a las 08:28
A. D.
Lo de Ada Colau no fue ni negligencia, fue responsabilidad y jamás pagará por ella. Eso es lo que han conseguido los medios de comunicación que dicen y hacen lo que les ordenan sus amos, los amos del sistema. Da pena...
Fecha: Sábado, 9 de diciembre de 2017 a las 02:07
Luis Francisco
Todos los medios se han olvidado ya de los atentados islamistas de Barcelona y Cambrils. Y nadie más que vosotros pide responsabilidades. Hablar también de la responsabilidad de los Mossos de Escuadra. La Tribuna de Cartagena se ha convertido en una ventana de periosismo fresco y limpio. Felicidades
Fecha: Viernes, 8 de diciembre de 2017 a las 20:01
Alicia
Gracias a La Tribuna por recordar lo que todos los medios olvidan
Fecha: Jueves, 7 de diciembre de 2017 a las 22:59
Antonio
Es evidente que es corresponsable, y sigo sin entender porque no se la está investigando al respecto...

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress