Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Carlos León Roch
Sábado, 9 de diciembre de 2017

Nuestro puerto, nuestras banderas...

Guardar en Mis Noticias.

[Img #7869]No, no se trata de banderas ilegales, ni ofensivas. No se trata de "esteladas" ni tricolores anacrónicas...

 

Se trata de las banderas que ese barco lleva izadas en su palo mayor: la bandera roja y amarilla ( antes "gualda"), que es la bandera de España; y  la bandera roja cruzada en blanco, que es la bandera oficial de la provincia marítima de Cartagena. Todo legal; todo normal.

 

Sin embargo, no podemos negar que, a veces, sublimamos el sentido de las cosas. No en el         caso de la bandera nacional, símbolo secular de esa España "Una e indivisible", pero sí en la "roja -cruzada", nacida como simple  distintivo geográfico-administrativo en el ámbito  marítimo, y circunscrito a él.

 

 

En Cartagena, como en tantas ciudades, disponemos  un precioso blasón, en nuestro c aso carmesí ( o "rojo cantonal"), color que incluso fue incorporado a la bandera de la CARM , como "generosa" concesión a la singularidad de nuestra comarca, junto a la existencia de la Asamblea Regional.  Justo es destacarlo. Y es un precioso blasón que luce en nuestro ayuntamiento...pero que no representa a todos. Porque "todos" somos los habitantes de los ocho municipios que constituyen la comarca  natural del Campo de Cartagena, entidad geográfica perfectamente definida, limitada por los montes y por el mar mediterráneo ...y existente desde hace unos 4000 millones de años (MA).

 

Tendríamos que esperar unos 3999 MA, más unos  997.000 años para que esa identificada entidad geográfica comenzara a tener identidad histórica, cultural, militar, económica y social. Y así comenzaron los primeros mil años de Cartagena, de la "trimilenaria". Y habrían de transcurrir más de 2000 años para que apareciera –más allá de los montes-otra ciudad, Murcia,  reino de Taifa, que le competiría el liderazgo.

 

Cartagena, cartaginesa, romana o bizantina, reconoce que "1.300 años también son Historia", y que los  reinos medievales, las disputas dinásticas, los  avatares diocesanos, crean –nos guste o no- un fondo histórico inapelable. Y  por eso acatamos  lo que en estos insignificantes  37 años se ha denominado Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, así como su capital.

 

Y en nuestro afán de sincera  asimilación e integración en esa "nueva" entidad creamos  la Plataforma "2 es +" que no pretende destruir nada de la "nueva Historia" sino fomentar una mejor integración de todos sus habitantes; respetar idiosincrasias seculares así como fomentar la mejor distribución de las cargas y de los beneficios.  Todo ello a través de una segunda provincia en la Región, bajo las competencias y el amparo del Gobierno de España y del propio Gobierno de la CARM.

 

Todo eso y solo eso está representado en nuestras dos banderas de nuestro barco: una comarca natural  de ocho municipios, perfectamente integrada en una próspera Comunidad Autónoma en el seno de  una España indivisible.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress