"/>
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Marcos Larrazábal
Viernes, 15 de diciembre de 2017
César Vidal habla de Francisco Pagán y de otras muchas cosas...

"Pagán ha arremetido contra Josele Sánchez, exigiendo una cantidad salvaje y pretendiendo que se le amordace para que no pueda contar la verdad"

Guardar en Mis Noticias.

"Este caso Pagán, en el fondo, no es más que una derivación del caso Hidrogea. El hecho orbita en la cercanía de una corrupción todavía mayor, la de comprar un servicio público esencial como el suministro de agua, a una empresa que no sólo lo valora en exceso sino que, además, respalda el nacionalismo catalán".








[Img #8151]

 

Uno nunca se cansa de hablar con el maestro César Vidal; o, tal vez mejor dicho, uno jamás se cansa de escuchar al maestro César Vidal. Acaso, de ahí viene su magisterio. No vamos a repetir, por innecesario, el currículum profesional, académico y literario de, acaso, la cabeza má privilegiada de la España de hoy. Precisamente por eso, se encuentra en el exilio.

 

César Vidal tiene tantas cosas que decir, las cuenta tan bien y conecta tanto con la cotidianeidad de su interlocutor que hace que el tiempo transcurra volando, incluso, cuando ese tiempo es una conversación telefónica de más de una hora entre Cartagena y Miami: nunca agradeceremos bastante el invento de Grahan Bell.

 

 

El pasado viernes, en el editorial de su programa "La Voz de César Vidal", usted  comparaba nuestro director, Josele Sánchez, con el escritor francés Emile Zola ¿en qué se basa usted para hacer esta comparación?, ¿cuáles son los paralelismos existentes entre uno y otro?

 

[Img #8138]

 

Josele me ha recordado mucho al Emile Zola que publicó en 1.898 su célebre artículo titulado "J´accuse" o sea Yo acuso.  La razón de semejante publicación era el conocido "Affaire Dreyfus": Cuatro años antes se había acusado al capitán judío Alfred Dreyfus de alta traición perpetrada al entregar a Alemania documentos militares confidenciales de Francia. Dreyfus había insistido en su inocencia, pero fue condenado a cadena perpetua en la isla del Diablo, en la Guayana francesa.  En 1896, Picquart, el nuevo responsable del Servicio de Información Militar, descubría un telegrama que ponía de manifiesto que Dreyfus no había sido el informador de los alemanes, sino el comandante Esterhazy.  Picquart informó a sus superiores, señalando que había sido un error condenar a Dreyfus. Sin embargo, la reacción del Estado Mayor fue enviar a Picquart a la frontera del este y, posteriormente, a Túnez. La situación quedó en suspenso hasta diciembre de 1897, cuando Esterhazy, cuya letra era idéntica a la del traidor, fue inculpado y compareció ante un tribunal militar. A pesar de todo, los jueces absolvieron a Esterhazy y Dreyfus siguió en la isla del Diablo.  Fue entonces cuando Emile Zola decidió publicar su "J´accuse", mostrando no sólo que Dreyfus era inocente, sino que además  era innegable la corrupción en el ejército y en la administración de justicia.  Lejos de provocar la adhesión, Zola se encontró con una resistencia feroz a reconocer la verdad. Finalmente, el diputado católico Albert de Mun, desafió al gobierno a actuar contra Zola, obligando al ministro de Guerra, el general Billot, y al entonces Presidente, Jules Meline, a instar el procesamiento del escritor. Zola, a pesar de haber dicho sólo la verdad, fue juzgado y condenado no teniendo otra salida que exiliarse para evitar una injusta prisión.  Semanas después se confirmó que el documento que se había utilizado para condenar a Dreyfus era falso. A pesar de todo, hasta 1.906 Dreyfus no fue rehabilitado. Para entonces Zola ya había muerto, de manera misteriosa, en su casa, envenenado por las emanaciones de una chimenea.  Al final, se hizo justicia, pero el coste para el valiente escritor que había denunciado todo fue extraordinario y quizá incluso mortal.  Saltan a la vista los paralelos con ese "caso Pagán" que trasmina a corrupción con la inexistente solidaridad que Josele Sánchez ha recibido de las propias asociaciones de prensa, de partidos políticos y de la sociedad civil cartagenera.

 

¿Cuáles son, a su juicio, los elementos principales de este "caso Pagán?

 

Permíteme la inmodestia de la autocita y que me remita textualmente, a mi Editorial del programa "La Voz de César Vidal", del pasado viernes ocho de diciembre, en el que, como siempre, sin ánimo de ser exhaustivo, así resumía los hechos:

 

1.     Francisco Pagán Martín-Portugués es abogado funcionario del Ayuntamiento de Cartagena y fue designado políticamente como Director General del Ayuntamiento y Jefe de los Servicios Jurídicos por la antigua alcaldesa y senadora del PP, Pilar Barreiro.

 

2.       Pilar Barreiro está imputada en la "operación Púnica", en el "caso Pokémon" y en el "caso Novo-Cartago". Especialmente importante fue el papel de la citada política en la "trama de Hidrogea", o la "mafia del agua", según denominación de la propia jueza que instruye en el juzgado de Lugo el "caso Pokémon".

 

3.       En este caso no sólo está imputada Pilar Barreiro, sino también varios de sus antiguos concejales, por presunta financiación ilegal del PP y viajes turísticos pagados por Hidrogea a cambio de licitación de contrato de aguas en la Ciudad de Cartagena.

 

4.       Pagán - destacado hermano mayor de una cofradía y protegido del Opus Dei - contrató un letrado externo del Ayuntamiento para los años 2013 y 2014, una contratación que se hizo de manera irregular (sin publicidad y por procedimiento negociado) y al que fueron invitados tres despachos, uno de Madrid,  otro de Cartagena –muy amigo del que resultó licitado- y Francisco Belda, hijo del que era Director del Área Legal del Ayuntamiento de Cartagena hasta su jubilación en 2009 y de cuyo padre, Pagán es íntimo amigo.

 

5.      Al citado procedimiento negociado no se presentaron los dos primeros despachos y se adjudicó el contrato a este Francisco Belda, que por entonces tenía treinta y pocos años y ningún nombre en el mundo de la judicatura cartagenera.

 

6.       El lamentable episodio fue denunciado por un abogado de Cartagena y por Antonio Martínez Díaz, apodado "Ciudadano Coraje".

 

7.      Una vez concluido el contrato se procedió a la prórroga desde 2.014, fraccionando los pagos en menos de 18.000 euros, para no tener que sacarlo a concurso, lo que presenta todo el aspecto de ser un claro fraude de ley.

 

8.      Para colmo, los pagos con dinero del contribuyente, no se están realizando al dicho Francisco Belda sino a una sociedad, Ruipérez y Asociados, que ni siquiera estaba constituida cuando se licitó el contrato que ahora se prorroga.  De manera bien llamativa, la propietaria principal de Ruipérez y Asociados es Ana Ruipérez, funcionaria EN EXCEDENCIA del Ayuntamiento de Cartagena.

 

9.      Al publicar estos datos La Tribuna de Cartagena, el citado Francisco Pagán se querelló contra Josele Sánchez, el director del medio digital y solicitó como medidas cautelares, setecientos mil euros y que no se vuelva a hablar de él en el periódico.  Pagán ha ido ampliando con posterioridad sus exigencias a un millón de euros.

 

10.   Aunque en las tres ampliaciones de demanda la Fiscalía se ha opuesto por considerarlo un atentado a la libertad de información, lo cierto es que ninguna Asociación de Prensa de España ha contestado a la solicitud de amparo del director de La Tribuna de Cartagena.

 

11.  En medio de esta persecución contra La Tribuna de Cartagena, Pagán ordenó suspender los pagos al letrado externo emitiéndose un comunicado en el que se hace público que al menos 40 funcionarios habían sido atendidos sin haber ningún contrato, en otras palabras, dejando de manifiesto que existiría un presunto fraude de ley al haber fraccionado los pagos en menos de 18.000 euros para no tener que pasarlos por la Junta de Gobierno y colocarlos como "obra menor".

 

12.   La publicación de estos hechos por La Tribuna de Cartagena provocó que el "Ciudadano Coraje" ampliara su denuncia a la fiscalía a, por lo menos, 40 delitos más de fraccionamiento de contrato, prevaricación, fraude de ley y malversación de caudales públicos.

 

13.   Para colmo, en la actualidad el Ayuntamiento negocia el recibo del agua con Hidrogea, un recibo que es el más caro de España y que, además, ha servido para financiar con el 3% de la factura de los vecinos de Cartagena el independentismo catalán, a través de una fundación próxima a la antigua Convergencia Democrática de Cataluña.

 

14.    Los abusos de Hidrogea provocaron, hace 13 meses, que el Pleno del Ayuntamiento de Cartagena encargara un informe URGENTE al Director General, Francisco Pagán, sobre la posibilidad de rescisión de contrato por incumplimiento grave.  Tras más de un año, Pagán suscribió las tesis de los abogados de Hidrogea afirmando que el abusivo contrato debe continuar.

 

15.   A pesar de todo lo sucedido, nadie ha pedido la dimisión de Pagán.  Nadie. Ni siquiera Podemos...

 

En sus muchos años de periodismo, usted habrá conocido muchos casos como este, ¿qué es lo que más le llama la atención del "caso Pagán"? 

El "caso Pagán" es como una microradiografía de la España posterior a la Transición. Un político relacionado con autoridades incursas en causas de corrupción y financiación ilegal -en este caso, del PP- bordea la ley para contratar, de manera más que dudosa, desde el punto de vista legal a quien le parece bien. No sé si es lo que más me llama la atención, pero lo que me resulta bastante evidente es que este "caso Pagán", en el fondo, no es más que una derivación del caso Hidrogea. El hecho orbita en la cercanía de una corrupción todavía mayor, la de comprar un servicio público esencial como el suministro de agua a una empresa que, no sólo lo valora en exceso sino que, además, respalda el nacionalismo catalán.

 

Pagán ha arremetido contra Josele Sánchez exigiendo una cantidad salvaje y pretendiendo que se le amordace para que no pueda contar la verdad"
 

 

Pero a usted le ha resultado especialmente indignante la soledad en la que, en la denuncia de este caso de corrupción, se nos ha dejado a la Tribuna de Cartagena.

Por supuesto, porque todos esos hechos, ya de por si vergonzosos e inaceptables, los perpetra, presuntamente, una persona protegida por la iglesia católica, ante el silencio total de la oposición, incluidos los anti-sistema de Podemos. Ante esa pasividad de los políticos en el saqueo del pueblo, sólo un medio independiente como el vuestro, La Tribuna de Cartagena, se ha atrevido a decir la verdad, pero ese servicio social no le sale gratis.

 

¿Por qué dice que atreverse a decir la verdad no sale gratis?

Salta a la vista. Francisco Pagán ha arremetido contra vuestro director, mi querido amigo Josele Sánchez, no sólo exigiendo una cantidad salvaje sino pretendiendo, además, que se le amordace para que no pueda contar la verdad. Pues bien, lejos de despertar la solidaridad y la gratitud de los ciudadanos por el descubrimiento de estas corruptelas y por la valentía de publicarlas, esta acción liberticida, pretendida por el Director General del Ayuntamiento, no sólo no provoca ninguna reacción de los políticos sino tampoco de las asociaciones de prensa, que callan como suele ser habitual en estos casos.

 

¿Cree usted, que el "caso Pagán" es una muestra de la España de hoy?

La radiografía de este "caso Pagán" es triste, pero, sobre todo, es absolutamente reveladora. Los políticos vacían los bolsillos de los contribuyentes de manera formalmente legal -no siempre- aunque casi siempre inmoral. Ese dinero es canalizado hacia gente que orbita alrededor de los políticos y que va de grandes compañías a simples clientelas locales. En ese saqueo de los bienes de los ciudadanos siempre suele aparecer alguna oligarquía catalana que lo aprovecha y cuya corrupción jamás se denuncia porque es transversal y los cacicatos que derivan de estas acciones conducen al silencio de las fuerzas políticas, sean las que sean.

 

Y también citaba antes clamoroso y cobarde silencio de las asociaciones de prensa.

 

Por supuesto, y desgraciadamente siempre es así en esta profesión: los medios de comunicación, guardan silencio, dependientes de la publicidad pública y privada y cuando algún periodista -o medio independiente- denuncia los hechos, sobre él caen las represalias, sin que pueda esperar ayuda de las fuerzas políticas o de otros medios.

[Img #8142]

 

El comportamiento valiente e íntegro de Josele Sánchez lleva a recordar al intrépido Emile Zola que pagó con la condena, el exilio y quizá la muerte, su amor por la verdad. Es algo que debería incumbirnos a todos,  cartageneros, periodistas, políticos... a todos

 

 

Todo resulta decepcionante, César...

Lamentablemente, es así.  Al final, el sistema no pasa de ser una gigantesca farsa en la que lo único que puede darse por cierto es el saqueo del dinero de los ciudadanos por los políticos, a través del presupuesto, la connivencia de las oligarquías -especialmente las catalanas- en ese despojo, el silencio de las otras fuerzas políticas en buena parte de los casos, la protección de no pocos corruptos por la iglesia católica, la sumisión callada de los medios de comunicación y la represalia contra los que se atreven a hablar con veracidad e independencia, y no pocas veces valiéndose del aparato del estado. 

 

Afirmaba usted en su editorial que la libertad de información se juega en Cartagena.

Así es, desgraciadamente. Quizá para muchos el "caso Pagán" y las presiones sobre La Tribuna de Cartagena no dejen de ser un caso aislado "de provincias" y carezcan de la menor importancia. Gran error.  El comportamiento valiente e íntegro de Josele Sánchez lleva a recordar al intrépido Emile Zola que pagó con la condena, el exilio y quizá la muerte, su amor por la verdad. Y esto es algo que debería incumbirnos a todos, no sólo a los cartageneros, no sólo a los periodistas, no sólo a los políticos... a todos.

 

La ideología de género obedece a una agenda globalista que se está imponiendo siguiendo las peores artes del imperialismo más brutal

 

 

Vamos a cambiar de tema y a intentar exprimirle un poco aprovechando que tenemos la suerte de volver a tenerle en las páginas de La Tribuna de Cartagena. Recientemente en Paraguay, iba a pronunciar usted una conferencia sobre la ideología de género y le montaron un escrache que casi le impide poder hablar ¿Por qué cree existe esa persecución contra todo aquel que se atreve, siquiera a cuestionar, la ideología de género?

Tengo que decir en primer lugar que no es lo peor que me ha sucedido en relación con la ideología de género. En contra de lo que puedan creer no pocos de sus defensores, la ideología de género obedece a una agenda globalista que se está imponiendo siguiendo las peores artes del imperialismo más brutal. Piénsese que a las naciones de MERCOSUR se las quiere ahora obligar a aceptar la ideología de género, en su derecho interno, para poder comerciar con la Unión Europea. En otras palabras, o te arrodillas ante nuestra agenda o te matamos de hambre.  Obviamente, cuando se cuestiona esa ideología de género –que ya ha logrado elaborar perversas inquisiciones en naciones como España- te arriesgas a una respuesta despiadada.

 

Nunca ha dejado de acompañarle el escándalo, César. También, no hace mucho tiempo, un debate en una televisión norteamericana sobre el islam provocó una buena "trifulca" entre usted y su oponente.

 

Cualquiera que me conozca sabe que no he buscado nunca el escándalo.  Sí es cierto que en la medida que abordas determinados temas la controversia acaba resultando inevitable.  Acerca del islam me invitan a hablar con cierta frecuencia – he publicado varios libros al respecto como, por ejemplo, España frente al islam o Mahoma, el guía – y en una sociedad enferma de corrección política el tema acaba provocando colisiones.

 

Pocas personas en el mundo conocerán todas las religiones tanto como usted. De hecho, tal vez sea el único escritor que ha publicado biografías de Jesús, Buda y Mahoma ¿cuáles son las diferencias fundamentales entre los tres?

 

[Img #8146]

 

 

Inmensas.  Buda fue, en realidad, un reformador del hinduismo como sucedió también con el jainismo.  Sin embargo, los desarrollos ulteriores del budismo, por regla general, han tenido más que ver con las culturas a las que llegaba que con el mensaje del fundador.  Su mensaje, extraordinariamente pesimista, llamaba a escapar de la rueda de las reencarnaciones y del sufrimiento de la vida mediante el desapego. Difícil tesis para ser deglutida sin múltiples -y desnaturalizadoras- adaptaciones.  Mahoma es un personaje doble.  Hasta la huída a Medina, no pasó de ser un predicador monoteísta, pacífico y monógamo que anunciaba un fin del mundo cercano,  Su conversión en jefe de estado y legislador provocó una mutación en la que se convirtió en polígamo -recordemos que llegó a consumar el matrimonio con una niña- y guerrero.  El monoteísmo apocalíptico inicial dejó pasó a una fusión de religión y estado. Jesús es un caso totalmente distinto. Entroncado con la cosmovisión judía, anunció que era posible ya entrar en el Reino de Dios, un reino que se consumaría al final de la Historia, pero que se abría ya a aquellos que reconocían que no merecían entrar en él y que, por el contrario, se cerraba a los que pensaban que eran dignos por méritos religiosos de tener parte en él mismo.  Parábolas como las del hijo pródigo (Lucas 15) o el fariseo y el publicano (Lucas 18: 9-14) subrayan esa idea esencial.  A fin de cuentas, Jesús se presentaba como el mesías siervo profetizado por el profeta Isaías (Isaías 53) que no había venido a que lo sirvieran sino a servir y a dar su vida en rescate de muchos (Marcos 10: 45).  Entre alguien que pretende proporcionar el camino para abandonar el deseo y con él tanto el sufrimiento como la reencarnación (Buda), que se anuncia como el último profeta y legisla como hombre de estado (Mahoma) o que se manifiesta como el mesías siervo cuyo sacrificio expiatorio permite que los que se reconocen pecadores y se acogen al amor inmerecido de Dios entren en el Reino, yo creo que hay diferencias de consideración.

[Img #8147]

 

Usted acusa al islam de ser violento en las propias páginas del Corán; es decir, según su teoría, la violencia no es una interpretación del islán sino una consecuencia.

[Img #8148]

 

 

El primer Mahoma -también recogido en el Corán- no era, en absoluto, violento, sino que dejaba todo el juicio en manos de Allah.  Esa visión muta claramente al convertirse en hombre de estado y guerrero.  Los musulmanes que siguen esa línea son fieles a Mahoma y a la enseñanza del Corán.  Lo mismo sucede con los que defienden el matrimonio de niños que también fue una práctica seguida por Mahoma.

 

Lo peor esque algo tan ridículo y tan cateto como el nacionalismo catalán, haya sido consentido durante tanto tiempo
 

 

Y ahora volvamos a casa. ¿Cómo ve desde el exilio todo lo pasado recientemente y cuanto está ocurriendo en Cataluña: Referéndum ilegal, Declaración Unilateral de Independencia, pseudo aplicación del artículo 155 y convocatoria de elecciones que más que autonómicas parecen plebiscitarias.

Con un hondísimo pesar.  Es el mismo que se sufre en España, pero además se añade la pena inmensa de haber advertido inútilmente sobre esto durante décadas y haberlo pagado muy caro y también el contemplar la pasividad de las instancias oficiales españolas.  Ni que decir tiene que esta situación está causando mucho daño a España, pero, sustancialmente, porque a nadie le entra en la cabeza que algo tan ridículo y tan cateto como el nacionalismo catalán haya sido consentido durante tanto tiempo.  Al fin y a la postre, sólo se está recogiendo lo que se lleva sembrando desde el siglo XVIII y, con especial necedad, durante las últimas cuatro décadas.

 

Como siempre un placer conversar con un auténtico disidente, una voz libre alejada del pensamiento único que el sistema nos impone.

[Img #8149]

 

 

Maestro, ha sido un placer hablar con usted. Sabe bien que le seguimos de cerca, y también que nuestros lectores le siguen por decenas de miles, de lunes a viernes, a las 8 de la tarde, en la sección "La Voz de César Vidal" en La Tribuna de Cartagena.

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress