Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Nuño Rodríguez
Viernes, 22 de diciembre de 2017
Opinión del polítologo Nuño Rodríguez para La Tribuna de Cartagena

¿PUENTEANDO AL ESTADO NACIÓN?

Guardar en Mis Noticias.

El estado nación está siendo atacado. Por todo el mundo; no es noticia. Desde Argentina con los supuestos mapuches a Filipinas con el dogma del federalismo, pasando por Francia con los corsos irrumpiendo en las elecciones regionales. Hay procesos de desmembramiento, secesión o división de los estados nación por todos lados. Dentro de la Unión Europea el Comité de las Regiones apuesta por acercar la institución supranacional de manera directa a los ciudadanos. Es una manera de no decir que hay que puentear políticamente a la nación histórica, porque de manera oficial los movimientos de independencia que hay en el seno de la UE han de ser asuntos de política interna, dicen desde el órgano consultivo.

[Img #8375]

 

 

Parece ser que para las organizaciones supranacionales el estado nación es un hueso demasiado duro para roer; necesitan entes socio políticos más pequeños, más indefensos, mas atomizados. Es normal; no hay más mirar a los estados nación que no quieren seguir los cánones de autodestrucción impuestos por las no electas democráticamente instituciones europeas; Estos estados no siguen a pies juntillas los dictámenes en referencia a recortes en políticas sociales o a los cupos de aceptación de más que supuestos refugiados, y eso no puede ser. Esta misma semana desde la Comisión Europea se quiere quitar a Polonia el derecho a voto en el seno de la UE. Alegan desde este no democrático órgano que las decisiones de Polonia en algunas leyes sobre nombramiento de jueces incumplen los principios democráticos con que se ha fundado la UE, que afecta a la separación de poderes. El chiste se cuenta solo. En la Hungría de Viktor Orban no hay más que conflictos con la Comisión Europea desde que este presidente decidiese cerrar la Universidad Central Europea, financiada por el oscuro y dudoso filántropo George Soros. Igualmente se alega que Orban incumple los principios de transparencia con que se ha fundado la UE. En ambos casos se han activado resortes burocráticos dentro de la UE ajenos a cualquier proceso de trasparente democracia. El oscurantismo cuasi esotérico con que se mueve la UE para defender la trasparencia y la democracia excede al conocimiento de expertos en asuntos burocráticos; es asunto de auténticos chamanes… Y a los chamanes de la UE parece que no les gustan los estados nación.

 

Y el sortilegio de liberación parece que empieza en Cataluña, los chamanes encargados del ritual parecen ser los gobernantes de la nación española y los sacerdotes de Bruselas. Ambos actores han dejado hacer a su antojo a las fuerzas independentistas catalanas; cuando no las han financiado han provocado sus movimientos. Tenemos desde el gobierno de la nación una posible omisión del deber de perseguir delitos, tenemos desde la propia Bruselas un prófugo de la justicia de un estado miembro paseando por los restaurantes y cafés de la ciudad. Y este prófugo que ha declarado la independencia de una parte de España, acto tipificado como delito en el Código Penal, tiene la supuesta legitimidad y la legalidad de presentarse de nuevo a unas elecciones dentro del ámbito del estado nación de España. De los compañeros de faenas del señor Puigdemont que están en prisión más de lo mismo; son candidatos para cargos políticos desde los que han violado repetidas veces la ley que les otorgaba el poder que ejercían. Tenemos el cuadro completo; los actores políticos que controlan la nación española no han actuado debidamente contra el órdago secesionista que venía desde Cataluña. Los actores chaman-políticos de Bruselas han tenido una aptitud similar. Desde la alta jerarquía del estado nación español, y desde la alta jerarquía de la UE, los golpistas tienen carta blanca para poder actuar de nuevo.

 

Y el asunto está bastante bien organizado; se supone que el referéndum, o la suerte de referéndum, que aconteció el primero de octubre no da pie a legalidad ni legitimidad. Ahora les dan otra oportunidad avalada por la solvencia democrática del estado español. Los órganos que promovían la independencia han seguido haciendo campaña intactos, estos son Omnium, Asamblea Nacional Catalana y el vasto, complejo y subvencionado sistema mediático catalán, con TV3 en la corona. Tenemos políticos presos haciendo campaña por los medios pagados con los impuestos de todos los ciudadanos. Por otro lado tenemos el supuesto, y sospechoso, bloque constitucionalista. En este bloque se encuentra el Partido Popular, artífice de las ineficientes políticas contra los empujes secesionistas, pero artífice de un discurso rancio y obsoleto que bien servía a los secesionistas para crear su discurso. En otra banda el Partido Socialista de Cataluña, que coquetea con los secesionistas para que le sigan arrejuntando y que no tiene discurso ni arrojo para declararse defensor de la nación española. Y tenemos la sorpresa de los medios españoles; Ciudadanos. Este partido de corte liberal ha copado el discurso de defensa de la legalidad vigente, de la unidad de España y en contra al grupo secesionista. No ha tenido oportunidad este partido de demostrar su valía o su inutilidad. Sabemos que han sido invitados a la reunión del grupo Bilderbeg, y que cuando estos pastores se reúnen hay oveja muerta. Analizando la semiótica que ha usado Ciudadanos para defender la unidad de España resalta el símbolo del corazón con las banderas española, catalana y europea. Sabemos que el lenguaje no verbal es predominante en la comunicación emocional y que a los grupos como Bilderberg les gusta comunicarse con simbología. Se puede intuir entonces que Ciudadanos defiende las tres entidades políticas por separado. No es descabellado pensar que el proceso a la independencia de Cataluña lo haga una fuerza pro española, con una fuerza de semejante naturaleza el proceso puede llegar a ser más suave, más disimulado. Como empezábamos el articulo; el estado nación está siendo atacado, parece que para las fuerzas globalistas y las organizaciones supranacionales es un ente político obsoleto, carente de sentido, pero extremadamente molesto todavía. En breve sabremos si la Europa de las naciones se convierte en la Europa de las regiones, o si el estado nación tiene todavía lugar en la historia.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress