Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

José Luis Sánchez Álvarez
Martes, 26 de diciembre de 2017

Día a día ¡ALANTE TOA! 26 de diciembre

Guardar en Mis Noticias.

[Img #8445]

 

Día 26 de diciembre.

LOS TOROS EN UNA CIUDAD SIN PLAZA

 

Tal día como hoy, pero de…

1890 y en Nápoles, fallece en Nápoles  el arqueólogo alemán Heinrich Schlieman, descubridor de las ciudades de Troya y Micenas.

En 1893. Nace en la ciudad china de Shaoshan  Mao Zedong, que será  el máximo dirigente de la República Popular China de la República Popular China desde su creación en 1949 hasta su fallecimiento en 1976

El 26 de diciembre de 1972. Fallece en Kansas City Harry S. Truman, trigésimo tercer presidente de los EE.UU. El señot Truman, tras abandonar la Casa Blanca en su viejo Ford cargado con sus maletas, se retiró a su casa, no consintiendo que ninguna empresa le contratase. No me contratarían a mí –dijo- sino al Presidente.

En Ruanda en 1985, fue  brutalmente asesinada en su vivienda de Ruhengeri Dian Fossey. Zoóloga, conservacionista y defensora de los gorilas. Autora del libro "Trece años con los gorilas de montaña", más conocido como "Gorilas en la niebla",

Pero vamos a nuestra ciudad donde tal día como hoy, pero de…

1751. Botadura del primer barco construido en el Arsenal, el Septentrión, de 64 cañones, en 1783 se quedaría varado en un arenal cerca de Málaga y allí mismo fue vendido y desguazado.

1787.  Fallece el ingeniero militar Mateo Vodopich, quien terminó de construir El Arsenal.

1913.  Desde Argentina, La Asociación Patriótica de Buenos Aires pide en carta dirigida al Presidente del Consejo del Gobierno Sr, Dato la conservación del submarino Peral.

1915.  Se inaugura en la Plaza de Toros la Escuela taurina de Cartagena. Su director es el torero Ramón Arango, “Aranguíto”. Asisten también a la inauguración los profesionales: “Manzanito”, “Carnicerito”, “El Nene” y “Cochero”.

Hoy en día, Cartagena ni tiene ni parece que aunque de vez en cuando se anuncia, vaya a tener Plaza de Toros. Cosa que sí tienen muchos pueblos y ciudades más pequeñas que la nuestra.

No voy a entrar en la eterna polémica de Toros sí o Toros no. Para el imposible de  ponernos de acuerdo en este punto haría falta más que un milagro.

Da la sensación que en Cartagena no hay ni afición ni tradición taurina, y nada más lejos de la realidad. Ya en 1581 el cabildo de Cartagena organizaba corridas de  toros.

Martinez Rizo nos da noticia de un tal Juan de Torres que, solicita al Ayuntamiento que se le pague la capa que resultó rota en las pasadas fiestas de San Ginés al hacer algunas “gentilezas y suertes” a los toros que se lidiaron en la plaza  del ayuntamiento.

Tres añoas después, con lallegada a la ciudad del príncipe Emmanuel Filiberto, general de la Mar, se celebra una corrida en la que se lidian 8 toros, acordando donar las reses muertas a casas de beneficencia. Y en efecto, tal y conforme mueren las reses salen del coso en dirección a estas, pero por el camino los marinos y eslavos de galeras les van cortando grandes pedazos, no llegando más que huesos a los conventos.

Estas corridas que se hacían en las plazas de la ciudad, se trasladan en  1618 al edificio “La Tela de Regimiento” que estaba ubicado en la Plaza de las Flores, lo que más tarde sería el emplazamiento del Teatro Circo y la Casa del Niño.

 

A partir de 1745, el Santol Hospital de Caridad obtiene licencia del rey a beneficio de la Hermandad  hospital, las corridas se celebraban en la Plaza del Rey

 

Por fin en 1853, se inician las obras de la Plaza de Toros, aprovechando la cimentación del anfiteatro romano y un año después se inaugura la primera Plaza de Toros de la Región con una corrida en la que actuaron los maestros Cuchares y Manuel Arjona.

A partir de ahí los toros es un espectáculo habitual de nuestros paisanos. Amenizados con otros espectáculos paralelos omo Las “Señoritas toreras”  que en 1897 lidiaron cuatro “toretes”, según rezaba el cartel. “Las simpáticas e inteligentes matadoras Lolita y Angelita, con ayuda de sus cuadrillas de señoritas toreras”. Tambien  actuaba en nuestro coso el famoso Kamamuri, al que se enterraba vivo dentro de una caja en el centro del rueda al principio de la corrida, para rescatarlo al término del festejo. Otro incondicional era Don Tancredo y su silla, sobre la que esperaba de pie rebozado de cal e inmóvil a que el animal frenara en seco su acometida contra él, al comprobar el astado que aquello olía a “piedra”.

La tragedia también tiene su sitio en nuestra plaza y tiene nombre propio: “Corchaito” quien ya en 1910 sufrió una grave cogida en nuestro coso, pero fue en 1914, cuando, tras una corta faena a este segundo toro de la tarde en la que también actuaban Celita y Lagartijo.  El toro “Distinguido”, retinto oscuro de la ganadería de Félix Gómez ya había doblado, pero tardaba en morir, arremete contra  Corchaito que  muere al entrar en la enfermería. Llevaba dos cornadas mortales de necesidad, una de ellas en el corazón.

También Cartagena ha dado glorias al mundo de los toros, como Enrique Cano Iriborne, "Gavira", matador de toros. Nacido en el número 8 de la calle de La Pólvora  en 1893. Saltador, acabó con su vida en julio de 1927 en la plaza antigua de Madrid, cuando el torero contaba 34 años.

Y cómo no, nuestra más grande figura del toreo de todos los tiempos; José Ortega Cano, a quien si juzgamos por lo único que ya le podemos juzgar; su arte y embajada de Cartagena allá donde fue: Ya estamos tardando en rendirle el justo homenaje que ya le tributan en otras ciudades de esta Comunidad Autónoma.

Quizás el que una plaza de Toros que ya no existe, lleve su nombre, no sea suficiente.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress