El manido término “ultraderechista” lo utiliza la prensa atlantista para intentar desprestigiar todo aquello que no les gusta."/>
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Juan Antonio Aguilar
Martes, 2 de enero de 2018
Contundente artículo sobre la "injerencia rusa" de Juan Antonio Aguilar para La Tribuna de Cartagena

El País vuelve a la carga con la injerencia rusa y anuncia nuevos peligros para la democracia del gran capital

Guardar en Mis Noticias.

Juan Antonio Aguilar es director de El Espía Digital.

Ya han hecho bastante el ridículo con la "injerencia rusa".
El manido término “ultraderechista” lo utiliza la prensa atlantista para intentar desprestigiar todo aquello que no les gusta.

El diario El País sigue con el cuento de la supuesta “injerencia rusa” en las redes y en los medios informativos. Tras el ridículo hecho por su subdirector David Alandete, en complicidad con Mira Milosevich (Instituto Elcano y fundación FAES) y los agentes del entramado financiado por Soros del CIDOB (un think tank separatista catalán) y del Atlantic Council, una de las mayores instituciones de “estudios” del Departamento de Estado de EEUU y la OTAN, ahora han hecho otro “gran descubrimiento”: Las redes de injerencia rusa buscan crear un movimiento de ultraderecha en España.

[Img #8523]

 

 

 

 

 

 

Para este nuevo cuento con el que engañar a una acrítica opinión pública española, el diario El País dedico el último día del año su portada, tres páginas de interior y una editorial. Y como el diario global” citaba a este medio, creemos que son necesarias algunas precisiones.

En primer lugar, es necesario aclarar el manido término “ultraderechista”, que tanto utiliza la prensa atlantista para intentar desprestigiar todo aquello que no les gusta. Popularmente, se entiende que la ultraderecha defiende los intereses de las oligarquías económicas, de los más ricos, de los grandes consorcios empresariales y financieros y, por extensión, los intereses de las potencias capitalistas (EEUU y sus aliados). Aplicando un sencillo axioma marxista: la ideología dominante es la ideología de la clase dominante, podemos llegar a una conclusión evidente: El diario El País es el que mejor defiende en España esa ideología, el globalismo capitalista y los intereses del atlantismo, tanto contra Rusia como contra China, Venezuela, Cuba, Siria, Irán o cualquiera que se atreva a contradecir los intereses del capitalismo global. De hecho, a diferencia de los medios acusados por El País, en sus páginas podemos ver la publicidad de todas las grandes empresas capitalistas, financieras y sus subproductos culturales, sociales, artísticos e ideológicos.

 

 

Es decir: EL PAÍS ES EL MAYOR EXPONENTE DE LA PRENSA DE LA ULTRADERECHA REALMENTE EXISTENTE EN ESPAÑA.

 

 

 

Pero la realidad es algo que no parece importar al diario ultraderechista El País para acusar a los demás de lo mismo. Y entre los acusados en su bodrio publicado el pasado 31 de diciembre está Elespiadigital.com. De nada serviría negarles la mayor. A ellos no les importa la verdad sino su ideología”: el globalismo capitalista occidental. Cualquier lector puede comprobar que Elespiadigital.com defiende las revoluciones populares en Latinoamérica, empezando por la chavista en Venezuela o la Cuba revolucionaria; puede comprobar nuestro apoyo al gobierno legítimo de Siria e Irak frente a las organizaciones terroristas a las que el diario ultraderechista El País tildaba de “rebeldes moderados”; puede comprobar que hemos criticado las acciones neocoloniales de Occidente en África, defendiendo además al pueblo saharaui o al pueblo palestino frente al genocida Estado sionista, todo lo contrario que el diario ultraderechista citado; puede comprobar que defendemos la concepción de un mundo multipolar que encabezan Rusia, China y muchos países asiáticos, frente a la hegemonía imperialista norteamericana y sus cómplices en Europa, con ese instrumento criminal que es la OTAN… podríamos seguir, pero nuestros lectores ya nos conocen, no hace falta insistir. Eso sí, para el diario ultraderechista  El País, nosotros somos la ultraderecha… No se rían, lo dicen así de serios…

 

 

 

 

El diario ultraderechista El País vuelve a la carga con la injerencia rusa y anunciando nuevos peligros para la democracia del gran capital

 

 

 

En tercer lugar, no deja de ser curioso que en sus permanentes libelos a cuenta de la “injerencia rusa” y demás monserga sacada de las cloacas de los financieros del “Estado profundo” yanqui y el Partido Demócrata americano, así como de los sectores neocons del republicanismo yanqui, no cite el diario ultraderechista El País a periódicos reconocidamente de izquierdas como eldiario.es o Público, que han publicado magníficos trabajos sobre la magufada de la injerencia rusa en las redes y de sus medios de comunicación RT y Sputnik. Entre ellos, recordarnos como el diario ultra El País estuvo cobrando de medios públicos rusos hasta el año 2016. Hay que tener la cara muy dura. Pero el lector entenderá que si El País señalara también a los medios de izquierdas todo el cuento de la “trama ultraderechista” se les caería como fruta podrida. Entonces, para que la realidad no les estropee la noticia, la ocultan y ya está. Eso es lo que hace el diario ultraderechista El País.

El gran “descubrimiento” del periódico ultraderechista es que  “Un magnate ruso próximo al Kremlin, Konstantin Malofeev, patrocina portales web en español donde se difunden tesis ultraderechistas de articulistas rusos y españoles. Es el caso de las webs Katehon.com y Geopolitica.ru.”.

 

Al parecer, para El País, que unos emprendedores patrocinen unas webs de análisis es un delito insufrible. ¿Por qué? Pues porque son rusos. En cambio, con su vara de medir, no son así las informaciones que el diario ultraderechista El País publica tomando como fuente al Instituto Elcano (“Una correa de transmisión de la OTAN” según el periodista nada sospechoso de antiamericanismo César Vidal, un centro amparado por la propia Casa Real española), o a CIDOB (financiado entre otras instancias financieras, por la Open Society del infumable Soros)… o el propio diario ultraderechista El País financiado por: el fondo “buitre” norteamericano Amber Capital UK LLP, Telefónica SA, la qatarí International Media Group SARL, el banco HSBC Holding PLC, el Banco Santander, La Caixa, además de la familia del magnate Jesús de Polanco. Habrá que concluir que si a las webs prorusas las financia el Kremlin, es indudable que, como es lógico por otra parte, a un diario ultraderechista como El País lo financie el gran capital nacional e internacional.

[Img #8524]

 

 

 

 

 

Respecto al subdirector del diario ultraderechista El País, Davis Alandete, basta leer lo escrito por Luis Villadiego en Digital Sevilla (nada sospechoso de ultraderechismo) para que todos tengamos claro qué intereses defiende. Según el digital andaluz, Alandete fue impuesto como director adjunto del periódico desde 2014. “Los que coincidieron con él durante su etapa de becario en la Cadena SER lo recuerdan como una persona dispersa y poco sociable, más interesado en congeniar con “los jefes” que con el resto de compañeros de la redacción. (…) Ser un “palmero” le sirvió para pasar de ser un simple becario a continuar en PRISA como presentador en Localia TV, donde se convirtió en una de las caras más reconocibles del canal pese a su juventud. Incluso fue una de las personas que condujo la retransmisión de los atentados de Madrid el 11 de marzo de 2004, algo que según los que coincidieron con él le marcó. Tras su etapa en Localia TV, Alandete comenzó a trabajar para el diario ‘El País’, también del Grupo PRISA en 2007. Durante sus primeros años en el periódico, estuvo seis años como corresponsal en la capital de Estados Unidos, donde cubrió las campañas presidenciales republicanas de 2008 y 2012. Durante estos años de su carrera Alandete volvió a destacar por su poco interés en relacionarse con sus compañeros pero si entabló una gran amistad con Antonio Caño, actual director del periódico y por aquel entonces corresponsal también en Estados Unidos. (…) En 2013, Alandete fue enviado como corresponsal del diario en Jerusalén. Durante esta etapa de su carrera profesional su nombre empezó a destacar en la redacción central del periódico. Los compañeros de la redacción echaban en falta en sus crónicas la opinión de los palestinos y generalmente tenían que añadirla ellos mismos en Madrid utilizando teletipos de agencias”. Es decir, Alandete actuaba como vocero del Estado sionista.

 

La decisión de nombrarle subdirector no gustó a la plantilla del periódico que consideraban a Alandete “una persona inexperta que apenas ha pisado una redacción”, según explicaron en su día redactores de peso del periódico a El Confidencial Digital.

 

Al parecer, David Alandete sigue sin haberse ganado el cariño de la mayoría de redactores del periódico. Sin ir más lejos, muchos dentro de la redacción del diario ultraderechista achacan la reciente salida del periodista Fernando Garea a sus notables diferencias con la dirección del diario, se supone que por las críticas de Garea a Rajoy en sus crónicas.

 

Pero para Alandete, somos los demás los ultraderechistas, los prosoviéticos, los neonazis, los hombres de Putin y los que queremos arruinar los sacrosantos “valores occidentales”.

 

De verdad que nos apetecería que el diario ultraderechista El País nos olvidara, pero nos tememos que no va a ser así. Ya han hecho bastante el ridículo con la “injerencia rusa”, ante la Comisión de Seguridad del Congreso de los Diputados, ante el Parlamento británico, y han provocado la mofa y burla por medio de los humoristas rusos, por no recordar que nos alertaron de la “terrible campaña que íbamos a sufrir” con motivo de las elecciones catalanas del 21D, como para que se pensarán seguir por el campo minado de la manipulación informativa. Pero da la sensación que van a seguir con el cuento. Eso sí, ahora buscarán el asesinato social de los que no pensamos como el “capitalismo global” del diario “global del capitalismo”. Bueno, pues seguiremos. Ya avisamos que información para contestar no nos falta. Ya se sabe… Moscú. Dicho con mucha ironía.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Sábado, 6 de enero de 2018 a las 20:56
Cook
¡Ojalá tuviéramos en España un presidente que fuese la cuarta parte de lo que es Vladímir Putin!

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress