Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Jorge Martín
Domingo, 7 de enero de 2018

Más que una pipa: Tabaco y resistencia nacional en Hungría

Guardar en Mis Noticias.

El Museo Cerralbo guarda una una pipa que ha sido considerada como  típicamente húngara, si bien, con una marcada influencia otomana. Adquirida por el marqués de Cerralbo durante el viaje que le llevó, entre otros lugares, a Budapest, llevaría grabada una inscripción que haría referencia a la ciudad austriaca de Graz. La presente pieza, sin embargo, más allá del objeto etnográfico y artesanal que es, constituye, también, todo un símbolo de la nación húngara: Y es que, durante el siglo XIX, el tabaco se convirtió en uno de los productos más consumidos por la población húngara de todas las clases sociales.

[Img #8689]

 

 

 

 

El cultivo del tabaco se introdujo en Hungría a finales del siglo XV o principios del siglo XVI a través del Imperio otomano – a este habría llegado a mediados del siglo XV, quizá a través de comerciantes portugueses -. Pese a las prohibiciones y controversias generadas en torno a su consumo, para el siglo XVIII el cultivo y comercialización de tabaco se había convertido en uno de los pilares de la economía del Imperio austriaco implantando su cultivo en diversas regiones del mismo como Moravia, Bucovina, Galitzia, Tirol o Dalmacia. La producción de tabaco en territorio de la actual Austria apenas podía proporcionar materia prima para la industria y, esta, dependía de la producción de las regiones del Imperio. En el caso de Hungría, se calcula que lo producido en esta región suponía el 5 % del mercado imperial. Viena, a fin de racionalizar la producción y controlar los precios había creado un monopolio, la Tabakregie, también conocido como Apaldo, pero las políticas desplegadas por esta en relación al tabaco húngaro generaron rechazo entre los productores magiares: por ejemplo, consideraban que su tabaco era de calidad y que, sin embargo, era adquirido y comercializado a bajo precio como un tabaco de calidad menor al de otras regiones. Los controles sobre la producción también contribuyeron a generar resistencia en el campo, en un fenómeno que recuerda la actitud del campesino soviético: preferían quemar las semillas o se negaban a plantar el tabaco antes que entregarlo a un precio que consideraban injusto. No sorprende que, durante la revolución de 1848, las oficinas de la Tabakregie en Pest se convirtieran en uno de los primeros objetos de ataque y ocupación por parte de los insurgentes. Tras el aplastamiento de esta, los húngaros decidieron mantener la resistencia a través de campañas de boicot económico que pasaban, desde luego, por el consumo preferente de los productos nacionales, empezando por el tabaco. Así, a mediados del siglo XIX, fumar se convirtió en un signo de afirmación nacional y una forma de resistencia frente al poder hasta llegar a convertirse en un elemento de la cultura popular húngara.

 

El jurista y literato Karoly György Rumy escribía que un comerciante de la actual Kosice le había indicado que había logrado dar un gusto muy agradable al tabaco empapándolo en el dulce vino Tokaj, de modo que, dos símbolos de la cultura magiar, se unían para convertirse en materialización del anhelo de permanencia de la nación húngara.

 

Bibliografía

CASAS DESANTES, Cecilia. El tabaco, usos y objetos. Colecciones del Museo Cerralbo. ESTUCO. Revista de Estudios y Comunicaciones del Museo Cerralbo.Madrid: Secretaría General Técnica. Subdirección General de Documentación y Publicaciones, 24/11/2015, pp. 62-111. Cat. 14

 

MAXWELL, Alexander    <<“Such a smoking nation as this I never saw…”: Smoking, Nationalism, and Manliness in Nineteenth-Century Hungary>>, en Social History of Alcohol and Drugs, Volume 21, No 1 (Fall 2006)

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress