Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Daniel Negroles / @DNegroles
Martes, 16 de enero de 2018
Se abrirá en breve una planta de medicina interna para controlar la epidemia de gripe y se cerrará en un par de meses

El Gobierno Regional incumple la ley con el no funcionamiento al 100 % del hospital del Rosell

Guardar en Mis Noticias.

La Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas es la culpable del caos sanitario.
El gobierno que preside López Miras no aumentará el gasto en sanidad, aunque eso signifique el incumplimiento de la ley.
Hay dinero, pero no quieren gastar en el bienestar de la sociedad.

[Img #8862]

 

 

El Gobierno Regional está incumpliendo la ley. Esto es así de claro. El 21 de marzo de 2016 se aprobó en la Asamblea Regional (con los votos favorables de los grupos parlamentarios de Ciudadanos, Podemos y PSOE) la apertura a pleno rendimiento del hospital del Rosell de Cartagena. El histórico centro sanitario de la ciudad Trimilenaria debería estar funcionando al 100% desde el 1 de enero del 2018. Es más, en el BORM (Boletín Oficial de la Región de Murcia) queda constancia, desde el 31 de diciembre de 2017, del nombramiento de los distintos cargos (dirección, gerencia...) para el funcionamiento ' a todo gas' de dicho centro hospitalario.

 

Por desgracia, y tal y como es norma habitual en los sucesivos gobiernos de la CARM respecto a Cartagena, el Gobierno Regional ha incumplido la ley y el hospital del Rosell está muy lejos de dar el servicio que debiera.

 

A día de hoy, y para callar bocas, los altos mandos todavía plantean abrir un par de plantas (medicina interna) y todo para lidiar con la epidemia de gripe que está atacando agresivamente a gran parte de la Región. Pero lo bien cierto es que, el hospital del Rosell, está muy lejos de ese funcionamiento al 100% al que le obligaba el compromiso paelamentario. El gobierno que preside López Miras no aumentará el gasto en sanidad, aunque eso signifique el incumplimiento de la ley.

 

La guerra por abrir el Rosell es como el conflicto israelí-palestino; no tiene fin. Y, por desgracia, no va por buen camino. Año tras año los diferentes colectivos y sindicatos luchan por un hecho que es una justicia más que evidente. Cartagena necesita dos hospitales que funcionen a pleno rendimiento, pero el Gobierno Regional,,,tiene otros intereses. Parece que la sanidad importa muy poco. Lógicamente, el dinero tira más.

 

La epidemia de gripe que atraviesa la Región en estas fechas deja bien claro las necesidades urgentes de la ciudad Departamental, pero ni por esas. Dos plantas se abrirán un par de meses para salir del atolladero y luego se cerrarán.

 

Contagios, desesperación, caos...y hasta muerte. Todo más que evitable si se hacen las cosas como es debido. Las máximas autoridades sabían perfectamente lo que iba a pasar en estas fechas con la epidemia de gripe, pero no han tomado medidas.

 

Sólo ahora, y tras la ineptitud demostrada por 'los jefazos', se va a intentar solucionar una crisis que ya de por sí debería costar más de un puesto de trabajo.

 

Ahora van a abrir alguna que otra planta del Rosell (cuando tiene más de veinte a la espera de ser usadas). Ahora meten más personal (noventa trabajadores entre enfermeros, auxiliares, etc). Ahora es tarde. El daño ya está hecho y la ley incumplida.

 

 

 

HAY DINERO, PERO LA SANIDAD ES SECUNDARIA

Según la UGT la situación es insostenible

 

 

 

Muchos atribuyen la falta de medios económicos como la principal causa de la nefasta sanidad pública que impera a día de hoy en la Región. Una mentira. Hay dinero, pero no quieren gastar en el bienestar de la sociedad.

 

Debido a la gran repercusión que está teniendo toda la información que está sacando a la luz La Tribuna de Cartagena, un miembro del sindicato profesional de enfermería de UGT en la Comunidad Autónoma se puso en contacto con este periódico para dejar bien claro la situación que se vive hoy en día.

 

"La culpa de todo es de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas y del sector que va directamente a sanidad. Hay dinero, pero no quieren invertir  en nosotros. El señor Andrés Carrillo (actual consejero de Hacienda) está al tanto de todo y no mueve un dedo. Que no pongan la excusa del dinero porque hay, pero no quieren gastar", señaló Juan Crevillen Abad, de la ejecutiva de la FESPT-UGT regional.

 

A lo que añadió que "que no echen la culpa a la gripe, que saben perfectamente cuál es la situación y no se hace nada. Se han hecho muchos recortes en servicios sanitarios. El servicio murciano de salud no gasta nada. Somos uno de los sectores donde menos se invierte. Faltan trabajadores y muchos medios, comos camas, en general. Mientras tanto, las empresas privadas están muy bien. Esta situación es insostenible".

 

Respecto a las bajas profesionales, que tanto ha dado que hablar y que están afectando a numerosos trabajadores del hospital a consecuencia de la epidemia de gripe, la injusticia va más lejos aún. "Antes de los recortes teníamos un complemento por lo que si estábamos de baja cobrábamos el 100%. Pero ahora, con esa compensación eliminada, los tres primeros días nos quitan el 50%. A partir del cuarto, hasta el veinte, el 25%. Es decir, que si te pones enfermo te dan un buen palo. Es injusto".

 

Y no pueden hacer nada. Si un médico, enfermero, auxiliar... se contagia, por ejemplo, de gripe por un paciente, lo tiene todo perdido. Puede ir a la Mutua y afirmar que el contagio ha sido en su puesto de trabajo, por lo que es baja porfesional y debe cobrar el total de su sueldo, pero no se lo van a dar. No tiene nada que hacer, ya que nunca se puede saber al 100% si la enfermedad la ha contraído en su puesto de trabajo aunque quede bien claro, y se aprovechan de ello.

 

"Hemos reclamado mil veces a la Mutua, pero como se aprobó por Real Decreto esa ley, pues no hay nada que hacer. También hemos solicitado por activa y por pasiva que algunas enfermedades infecciosas se consideren profesionales, pero la respuesta es NO, ya que cuesta dinero", terminó de decir.

 

Esto es, como se suele decir, pagar justos por pecadores. Muchos se aprovechaban del sistema para pedir bajas por depresiones, ansiedad, dolor de pestañas...cosas que costaban dinero a la sociedad y que dejaban claro que era más bien...cuento (en todos los trabajos del sector público). Ahora, cuando uno cae enfermo y debe estar de baja por culpa de su trabajo, pierde dinero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress