Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción La Tribuna de Cartagena
Lunes, 15 de enero de 2018
COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA DE ASEPUCAR

“TODO PARA EL PUEBLO, PERO SIN EL PUEBLO”

Guardar en Mis Noticias.

En respuesta a las declaraciones de la alcaldesa de Cartagena (que ejemplifica el “TODO PARA EL PUEBLO, PERO SIN EL PUEBLO”) y tras los últimos posicionamientos de los grupos municipales que solicitaron Pleno extraordinario,
 
ASEPUCAR manifiesta que:
 
1. No sólo Hidrogea mantiene recursos judiciales contra el Ayuntamiento por prorrogar las tarifas del agua de 2016, ya que previamente ASEPUCAR presentó en 2012 tres demandas judiciales contra la brutal subida de tarifas de ese año (tarifas que todavía están vigentes hoy) y que este asunto llegó hasta el Tribunal Supremo y está pendiente de sentencia en una desigual batalla judicial para anular las tarifas y los procedimientos de aprobación desde 2012.

 
2. La bajada de tarifas de agua aprobada en Junta de Gobierno Local, y que deberán ser ratificadas en Pleno, es una bajada trampa que esconde no solo la ilegalidad de la prórroga del Contrato sino también los costes reales del servicio y los incumplimientos permanentes por parte de la mercantil.
 
3. No se puede argumentar sin faltar a la coherencia y a la responsabilidad política que “prescribió el recurso presentado contra el acuerdo de prórroga de 2003, al no ser contestado en la etapa de gobierno del PP, y que los firmantes del mencionado recurso carecían de legitimidad para iniciar esa vía administrativa”. Si los ciudadanos que sufrimos y pagamos los costes de este contrato y estas tarifas no estamos legitimados a recurrir, ¿quién lo está? Por el contrario, el Ayuntamiento sí está incumpliendo su obligación al no resolver porque una Administración pública no puede desobedecer sus propios actos administrativos. Recordamos que los recursos administrativos son remedios jurídicos frente actos viciados de nulidad o anulabilidad y se les debe dar contestación jurídica, sin que quepa decidir “políticamente” sobre su nulidad o anulabilidad, al menos sin salirse del marco constitucional, derogar el Estado de derecho y sustituir las Leyes por la voluntad e interés del gobernante.
 
4. Proponemos a los grupos municipales que solicitaron el Pleno extraordinario que no entren en disputas partidistas y que centren sus actos en la anulación de la prórroga ilegal. Desde aquí, una vez más, solicitamos a MC y CTSSP que sigan instando al Ayuntamiento a que conteste el RECURSO DE REPOSICIÓN pendiente desde el 9 de enero de 2004.
 
5. Por último, hacemos un llamamiento a la ciudadanía cartagenera para que exija a los representantes políticos que en el Pleno extraordinario del 18 de enero den una solución efectiva y legal a la problemática que sufre este servicio.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress