Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Daniel Negroles / @DNegroles
Miércoles, 24 de enero de 2018
una banda de sudamericanos tiene atemorizada a la población

Valencia: Dos latinos apalean a un hombre con parálisis cerebral

Guardar en Mis Noticias.

La policía nacional no acudió a la llamada de socorro. Lo único que hizo fue mandar una ambulancia

 

[Img #9046]

 

 

Qué impotencia. Enrique Marí, atleta discapacitado con parálisis cerebral, de 43 años de edad, sufrió la noche del sábado una de sus peores pesadillas. Salió de casa por la noche, en la valenciana calle Santos Justo y Pastor, para tomar algo con unos amigos y se encontró, a pocos metros de su vivienda, con dos salvajes, dos jóvenes latinos de unos 20 años que le propinaron una brutal paliza.

 

Le golpearon varias veces en la cara rompiéndole las gafas. Lo tiraron al suelo desde la silla de ruedas y le siguieron apaleando hasta dejarlo casi inconsciente. Cuando los dos bastardos se cansaron, huyeron como cobardes, dejando a Enrique mal herido. Curiosamente, no le robaron nada. No se llevaron el móvi, ni el dinero, ni las llaves. Lo que deja bien claro que fue un ataque porque sí. Porque estos animales se divierten de esta manera.

 

Cinco minutos más tarde, una chica del barrio encontró a Enrique tirado en el suelo y sangrando. Rápidamente, lo atendió y quiso llamar a la policía, pero el joven mal herido prefirió ir a casa y llamar desde allí para no preocupar a su familia. Una vez en su domicilio llamaron a la policía nacional pero, sorprendentemente ningún agente acudió a la llamada de socorro y se limitaron a enviar una ambulancia. Diez minutos después, los sanitarios llegaron al domicilio y una vez evaluadas las heridas, decidieron trasladar a Enrique Marí al hospital.

 

Enrique Marí, que tiene parálisis cerebral y un 84% de minusvalía ha interpuesto denuncia contra los dos latinos que le agredieron brutalmente y al mismo tiempo espera que se abra expediente por negligencia a los agentes de la policía nacional que no acudieron a la llamada (ya sea de centralita o al coche que no acudió).

 

 

 

Temor en las calles de Valencia

 

 

El pánico reina en las calles de Valencia. Si antes fue Bilbao, por una pandilla de adolescentes moros y gitanos, ahora es Valencia la que está atemorizada por una banda de latinos de unos pocos años más.

 

El de Enrique Marí no es el primer caso, ya que La Tribuna de Cartagena ha podido constatar dos situaciones más, muy similares, ocurridas en los últimos días. Una joven fue atacada, hace una semana, de la misma manera por dos latinos y un otra persona señaló que lo mismo le ocurrió a su hermana hace dos semanas.

 

Dichos actos evidencia cómo se las gastan esta pandilla de delincuentes, que saben por desgracia que la justicia española no tomará medidas severas. Parece que el se latino te convierte en atenuante.

 

Hace escasas horas, La Tribuna de Cartagena publicaba, con todo detalle, cómo viven los "bebés asesinos" detenidos en Bilbao por el salvaje asesinato de dos octogenarios: unas condiciones de vida que ya quisiéramos cualquiera de nosotros para nuestras prócimas vacaciones. 

 

 

Enrique Marí pese a su parálisis cerebral, llegó a ser campeón de España de slalom, para discapacitados, modalidad adaptada en deporte para silla de ruedas y cuenta con numerosos triunfos en campeonatos autónomicos y regionales.

 

"Está más tranquilo, aunque se llevó un susto muy grande. No van a poder con mi hermano porque tiene mucha vitalidad. Pero sentimos una impotencia tremenda. Sabemos que no les van a pasar nada a los delincuentes aunque los pillen", señaló a este periódico Javier Marí, su hermano.

 

Al mismo tiempo, añadió que "soy militar y he estado en muchos sitios, y lo que yo veo en España, no lo he visto ni en la guerra. Aquí los salvajes actúan a sus anchas y no les pasa nada. Me gustaría ver lo que les harían en otros países".

 

Así es. España es de los pocos países en que los delincuentes y carroñeros de la sociedad actúan con total impunidad. Se jactan de ello y si encima son detenidos y viven mejor que quienes estamos en libertad. Lógicamente, con el dinero de los buenos españoles que pagan sus impuestos.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress