Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Pedro Conde
Miércoles, 24 de enero de 2018
Reflexión sobre el terrorismo "Antifa"

Pedro Conde: EL TERRORISMO, ENEMIGO DE LA LIBERTAD

Guardar en Mis Noticias.

¿Puede una democracia limpia, auténtica y total, consentir -ni siquiera como excepción de una norma o ley- la presencia en una sociedad de hombres libres, de tales descerebrados, capaces de asesinar a un semejante por el sólo hecho de pensar de forma diferente a ellos?

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos, con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar, por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida

(Miguel de Cervantes Saavedra)

 

 

[Img #9043]¡Libertad, divino tesoro! Si el hombre no es libre ¿merece la pena vivir? Y si vive sin libertad ¿no es más digno morir por ella que vivir como un esclavo toda su vida? Si para los creyentes, Dios nos creó libres ¿puede ningún congénere, otro ser humano, impedirle ser libre? Tendrá que tener muchos poderes y hacerlo por la fuerza, lo que da razón siempre a los que luchan para ser independientes de espíritu y palabra, para levantarse y luchar contra todo tipo de tiranía.

 

Sí, para rebelarse también contra enemigos menores dispuestos a imponer su tiranía de  cuadrilla de cafres, como esos rufianes del terrorismo callejero, que, de manera consentida o no, viven en los guetos de una democracia mal entendida por unos y por otros.

 

La pregunta es ineludible: ¿Puede una democracia limpia, auténtica y total, consentir -ni siquiera como excepción de una norma o ley- la presencia en una sociedad de hombres libres, de tales descerebrados, capaces de asesinar a un semejante por el sólo hecho de pensar de forma diferente a ellos?

 

Lo de pensar ellos, es una concesión gratuita y dialéctica con el fin de poder proseguir mi discurso.

 

En tales cerebros, está demostrado reiteradamente que no cabe un pensamiento y, en lugar de éste, sólo existen impulsos neuronales que les impiden cualquier tipo de raciocinio. Es decir, se trata de orates, tipos exaltados a los que el Estado debe poner urgentemente a buen recaudo, como se hace con los desequilibrados en los manicomios, para evitar dolores y miedos a la sociedad. Y el “buen recaudo”, para este tipo de enajenados, si materializan sus impulsos neuronales en actos facinerosos, todo el mundo sabe cuál es: la prisión.

 

El Código Penal, en razón del delito y sus consecuencias, dirá por cuánto tiempo. No existe otra solución ni otra respuesta. Salvo que una presunta connivencia -por intereses espurios- lo impida y camufle frente a todo Derecho y Ley.

[Img #9044]

 

 

 

 

La aspiración a una vida democrática, libre y apacible será siempre el punto de mira de la ciencia política, por encima de toda moda”. Son palabras de José Antonio Primo de Rivera, alguien a quien estos ignorante supinos seguro que consideran “un fascista”.

 

 

 

 

       

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress