Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Eduardo López Pascual
Lunes, 29 de enero de 2018
Opinión de Eduardo López Pascual para La Tribuna de Cartagena

LA HORA DE LOS ENANOS: LOS ANTIFAS

Guardar en Mis Noticias.

[Img #9125]En esta hora caben muchos, no solo los que a espaldas  y a traición, amparado en la impunidad del anonimato, comete asaltos y ataques a la democracia que son precisamente quienes no apoyan opiniones distintas a las suyas, los que odian hasta el punto de  llegar al acoso o al crimen, o contra todos los que viven irrenunciables a sus valores. Sino sobre todo a aquellos que con su silencio cómplice, su pasiva y perversa actitud, dan alas a los necios ejecutores de unas acciones que, cuando menos, serían dignamente acusadas en cualquier país democrático o, lo que es más lógico, en cualquier sociedad responsable y honorable.

 

Las acciones violentas emprendidas desde hace ya mucho tiempo, contra personas, medios de comunicación e instituciones meramente españolas, como de forma muy lamentable se ha sufrido en diversos lugares españoles, indican que existen y están los  enanos de la convivencia, del respeto, de la democracia.

 

El ataque padecido por el periódico digital La Tribuna de Cartagena, es un triste episodio de continuidad del que sufrió su director, el valiente y patriota periodista Josele Sánchez, convertido en diana a abatir en los indecentes y peligrosos juegos de estos enanos, no hacen sino confirmar los planes siniestros de una horda de gentes incapaces de respetar la libertad de los demás, cuando esta se ofrece para denunciar el mundo agresivo de una extrema izquierda que no ha superado su derrota ideológica y social.  El ataque sufrido también por Crónica Global en Barcelona, es otra prueba de lo poco que gusta a los violentos la prensa veraz, libre e insumisa con el pensamiento único.

 

Todos es posible, todo lo malo, en una gentes conocida por “los antifas”, que solo es la expresión violenta de los perdedores, de los resentidos, de los vengativos, y tratan por cualquier medio, coactivo, de callar un faro de luz democrática que es  después de todo, La Tribuna de Cartagena, y una voz comprometida y libre en defensa de todos nosotros.  Y en esto, aun cuando no soy amigo de dar frases laudatorias, habría que reconocer en este digital y en Josele Sánchez, su responsable, el mayor y mejor aplauso a su encendida y valiente disposición personal y profesional.

 

Y hoy, en esta hora de los enanos,  los clásicos compañeros de viaje, se descubren con su silencio. Es esa prensa políticamente incorrecta. Me niego a decir correcta, que nada escriben de los que protagonizan con su asentimiento cobarde, los desmanes de estos izquierdistas de vaqueros y casa bien, amordazados por el miedo y la complacencia. Su afán por quedar de acuerdo con un sistema que no nos gusta, sirve de coartada para nunca condenar los excesos de “antifas” y antisociales. Pero es una carga que llevarán siempre a sus espaldas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress