Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Josele Sánchez
Martes, 30 de enero de 2018
Nos ofrecen 400.000 euros por nuestro silencio

Intento de soborno para callar el caso Botín

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Exclusiva Banco de Santander

Me quieren fuera y muy lejos. ¿Para qué? ¿Podría aparecer muerto en mi casa por sobredosis de barbitúricos al cabo de un tiempo? ¿Podría sufrir un accidente en una de las carreteras que rodean los preciosos acantilados costarricenses?...

[Img #9183]La Tribuna de Cartagena destapó el escándalo: existe una querella criminal que afirma que Emilio Botín no murió de muerte natural sino que fue asesinado a instancias de su viuda, Paloma O´Shea y de su hija y actual presidenta del Banco de Santander, Ana Patricia Botín.

 

 

 

 

 

El escándalo transcendió a las redes sociales y más de cuatro millones de personas han seguido las sucesivas entregas que desde La Tribuna de Cartagena venimos ofreciéndoles, con caracter de exclusiva información de rigurosa investigación periodística, en un serial que hemos denominado Rojo Botín.

 

 

 

 

Ha dado igual que el Banco de Santander tenga comprada la voluntad de la práctica totalidad de los grandes medios de comunicación de España.

[Img #9192]

 

 

 

 

 

Pese a la ausencia de noticias en radio, prensa y televisión de las principales empresas periodísticas, toda España ha tenido conocimiento de la noticia más impactante del mundo financiero de los últimos años, una noticia sobre el posible asesinato de Emilio Botín que podría implicar, desde a todos los consejeros del Banco de Santander, hasta la propia vicepresidenta del Gobierno, con importantes conexiones con el mundo político, financiero, mediático y policial de esta nación.

[Img #9193]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hasta el momento han salido a relucir en esta historia personajes de extraordinario poder a todos los niveles. Y una osadía así nunca sale gratis. David contra Goliat...

[Img #9190]

 

 

 

 

 

 

Mucho estaban tardando en pasar de las amenazas veladas -siempre transmitidas con formas exquisitas y a través de terceros- al intento de soborno.

 

 

 

 

Les resumo la historia:

 

 

Recibo llamada telefónica de un número desconocido citándome, para un tema muy importante, en un hotel de Cartagena. Acudo provisto de las medidas de seguridad que me acompañan desde que recibí el aviso cualificado de que algo podía pasarme si seguía con las publicaciones del caso Botín. Mis escoltas inspeccionan el lugar, todo lo ven correcto y entro a la cafetería en la que me encuentro con un hombre algo más joven que yo, cercano a la cincuentena, vestido de manera elegante y con unas formas y conducta de ejecutivo bancario que echa de espaldas.

 

 

[Img #9189]

 

 

 

 

 

 

No me extenderé en el relato porque muy corta fue la entrevista: no creo que llegara a los diez minutos.

 

 

 

 

 

No me puede decir a quién representa ni de parte de quién viene.

 

 

Va a hacerme una oferta que –según afirma con convicción de ganador- no voy a poder rechazar.

 

 

 

 

Estas son las condiciones:

 

 

1.   Debo dejar de escribir sobre el caso Botín. Para siempre. Nunca más volveré a publicar nada al respecto ni relacionado con ninguna actividad del Banco de Santander, ni de ninguna de las empresas de su Grupo.

 

 

 

2.   Debo comprometerme a destruir cuanta información obra en mi poder.

 

 

 

 

3.   Debo comprometerme a no facilitar a ningún otro compañero o medio de comunicación cuanta información poseo al respecto.

 

 

 

 

4.   Jamás concederé ninguna entrevista (por ningún medio actual o futuro), en España o en el extranjero, en relación con lo publicado o con mis conocimientos sobre el caso Botín o relacionados con ninguna actividad del Banco de Santander, ni de ninguna de las empresas de su Grupo.

 

 

 

5.   Debo abandonar la profesión periodística por un periodo de 5 años. Durante este tiempo no podré hacer ningún tipo de colaboración con ningún medio de comunicación escrito, radiofónico, televisivo, digital o futuros que puedan existir.

 

 

 

 

6.   Debo abandonar mi faceta literaria; por un periodo de 5 años no podré escribir ningún tipo de literatura y sobre ningún género ya sea para publicar en papel, ebook, audio, video o futuros medios de publicación que puedan existir.

 

 

 

7.   Jamás, en lo que me quede de vida, escribiré o publicaré en papel, ebook, audio, video o futuros medios de publicación, ni intervendré en debates, concederé entrevistas, ni efectuaré ninguna mención periodística, por ningún medio de comunicación escrito, radiofónico, televisivo, digital o futuros que puedan existir, ninguna referencia que  tenga que ver con el Opus Dei.

 

 

 

 

8.   Debo aceptar un puesto de trabajo en Costa Rica, en el Instituto Costarricense de Turismo, un puesto de trabajo por el que recibiré una retribución mensual de 7.000 $ (siete mil dólares) y que será un contrato blindado por el cual no podré ser despedido, durante esos 5 años, de dicha posición profesional a no ser que se me indemnice con la totalidad de salarios a percibir durante ese periodo de tiempo.

 

 

 

9.   En compensación, recibiré una gratificación (así la denomina mi interlocutor) de 400.000 € (cuatrocientos mil euros) en metálico y sin ningún tipo de constancia o recibí de dicha cantidad.

 

 

 

 

10.  El  plazo para contestar a la oferta finalizaría el pasado domingo, día veintiocho de enero, a las 12 de la noche (y recalcó  silabeando la frase: ¡ni un minuto más!).

 

 

 

Y cuando ya me marchaba una frase lapidaria: si no aceptas la oferta, ¡atente a las consecuencias!

 

 

Hasta aquí mi entrevista con este interlocutor no sé (aunque sea fácil intuir) de quién.

[Img #9194]

 

 

 

Me levanté sin contestar y me despedí de este personaje.

 

El domingo a las 12 de la noche no llamé al teléfono que se me indicó, un teléfono que después han comprobado los redactores de La Tribuna de Cartagena que se trata de un número prepago.

 

Algunas de las condiciones de la oferta son, cuanto menos, curiosas:

 

[Img #9191]

 

No hablar en mi vida del Opus Dei, teniendo en cuenta que, hasta la fecha, sólo he aludido una vez a la Obra, anticipando su relación con Paloma O´Shea, viuda de Emilio Botín y  protagonista ya anunciada de la próxima entrega del serial del caso Botín que, bajo el nombre genérico de Rojo Botín venimos ofreciéndoles por entregas, en rigurosa exclusiva informativa de La Tribuna de Cartagena.  

 

 

El tener que marcharme de España (no se trata de una dádiva adicional a los 400.000 euros, es un condición indispensable en caso de aceptar la oferta) para trabajar en un sector del que no tengo la menor idea y para el que no poseo ninguna cualificación profesional.

 

 

Es evidente que me quieren fuera y muy lejos. ¿Para qué? ¿Podría  aparecer muerto en mi casa por sobredosis de barbitúricos al cabo de  un tiempo? ¿Podría sufrir un accidente en una de las carreteras que rodean los preciosos acantilados costarricenses?...

[Img #9196]

 

 

Hasta ahora les hemos hablado de personajes de muchísima importancia; y todavía quedan otros muchos por salir, dentro de las investigaciones que venimos realizado en La Tribuna de Cartagena y que pudieran tener relación, directa o indirecta, con la muerte de Emilio Botín, una muerte que -según la información de la querella presentada- se produjo por asesinato en la Ciudad Financiera del Banco de Santander.

[Img #9195]

 

 

 

Nos falta hablarles de Guillermo Morenés, el marido -dicen que consentido- de la presidenta del Banco de Santander, Ana Patricia Botín; y de sus amistades (o algo más que amistades con Javier López Madrid, imputado ahora por la financiación ilegal del Partido Popular y famoso por ser el "compi yogui" de la Reina Leticia... Y del comisario Villarejos, que no hay charco que no pise.

 

 

Nos falta hablarles del amante de  Ana Patricia Botín, el narco colombiano Jesús Samper, y de su tío Ernesto Samper, expresidente de Colombia. Y de los cárteles colombianos y mexicanos de la droga y su conexión con el Banco de Santander... Y del proceso colombiano de la paz, y de las FARC y de la relación del clan Botín con todo esto que no pilla tan lejos.

 

¿Sabían ustedes que Ana Patricia Botín fue secuestrada y nunca se publicó en España? Nos falta hablarles de ese secuestro y de otras muchas informaciones que nos hacen ir atando hilos en este puzzle de la muerte o asesinato del patrón de la banca española.

 

Así están las cosas.

[Img #9197]

 

 

 

Mentiría si dijera que no siento miedo: nací para periodista pero no para héroe. Pero tengo una conciencia y unos principios que no sólo me impiden venderme (aunque sólo queían comprar mi silencio y no las palabras que compran a otros compañeros de oficio) sino que hace que esta clase de oferta y esta escoria del más alto nivel social, económico y político, me produzca tanto asco que me siento obligado a destapar todas sus miserias y todos sus delitos.

 

Al menos, publicando estas líneas me siento aliviado y quién sabe si algo más protegido. 

 

No todos los periodistas están en venta… no todos.

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
14 Comentarios
Fecha: Domingo, 4 de febrero de 2018 a las 18:02
Benito
Estimado valiente sr. director:
Me parece muy valiente, pero creo que nos será más útil a España vivo denunciando otras cosas que pueden afectar a nuestro futuro como nación (como averiguar quien financia Podemos, o quien está detrás del independentismo catalán, etc.) que muerto asesinado (Dios quiera que no) por descubrir la verdad de algo que ya pertenece al pasado, y hablar de los peligrosos narcos colombianos, etc. De eso que se preocupen en Colombia.
Por favor, la valentía no está reñida con la prudencia. No le digo que acepte el soborno, pero que obre con más inteligencia.
Necesitamos periodistas como usted que saquen a la luz muchas cosas que abran los ojos a los españoles, para que no voten opciones políticas que van a llevar a la ruina a España.
Un último consejo, y tal vez el más importante: si es usted católico, póngase a rezar ante el Santísimo expuesto en la custodia en alguna capilla, al menos una hora, y si es posible mejor a solas, y pregúntele a Dios de tú a Tú, que es lo que quiere que haga usted. Él le dirá sin duda lo que debe hacer.
Franco estaba noches enteras rezando ante el Santísimo durante la guerra civil, y ganó la guerra.
Que Dios le proteja.
Fecha: Domingo, 4 de febrero de 2018 a las 15:07
Anonimo
Soy empleado del Banco Santander. Obviamente no puedo darles mis datos.
Tengo demandado al Banco por mobbing continuado desde hace muchos años. He denunciado las actuaciones del Banco y de muchos de sus empleados que rayan la legalidad o que incluso pueden traspasarla, lo que me ha llevado a esta situación. De esta Empresa se puede esperar cualquier cosa. Pregunten a cualquiera de sus empleados.
Fecha: Sábado, 3 de febrero de 2018 a las 18:23
Lorenzo Acevedo Torres
Las verdades al final siempre salen. Yo entiendo que en las profesiones la dignidad no se vende, agrego video personal de mi lucha (con muchos apoyos)
**** s: **** www.youtube.com/watch?v=YTw_Yd0IAeg
Fecha: Viernes, 2 de febrero de 2018 a las 20:00
Andres
Solo decirle Josele que le admiro, es increible que en este país no haya periodistas como usted , su periodico y diario 16 son los unicos que no han dado su brazo a torcer con el Santander , que son una panda de mafiosos con el beneplacito del gobierno.Mucho animo.
Fecha: Viernes, 2 de febrero de 2018 a las 10:51
José Luis
Hola quería agradecerles que sean un medio de comunicación diferente y verdaderamente libre, a diferencia de otros que dicen que lo son y ni por asomo, y que sabiendo que arriesgan su vida y futuro laboral siguen luchando contra desinformación y corrupución de este país que es ESPAÑÑA.

¡¡MUCHAS GRACIAS!!
Fecha: Jueves, 1 de febrero de 2018 a las 00:16
R
He llegado a la noticia por un foro, animo a todo el mundo a que comparta esta publicación, en redes sociales, grupos de watsap o telegram etc... facebook, cualquier medio es bueno

George Orwell,dijo: "Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas".

Fecha: Miércoles, 31 de enero de 2018 a las 21:55
Juan Antonio Fernández
Mi total apoyo. Es vergonzoso lo que las mafias pueden hacer con total impunidad. Sigo pendiente y denunciando.
Fecha: Miércoles, 31 de enero de 2018 a las 19:25
Pesimista
No sé quién dijo que los buenos periodistas no llegan a viejos... Espero que no te ocurra nada trágico Josele, te estás enfrentando a gigantes, ten mucho cuidado, por favor.
Fecha: Miércoles, 31 de enero de 2018 a las 18:49
Estramez
Ten mucho cuidado Josele que cunado se junta masonería, Opus Dei y Gran Banca TODO puede pasar. Mucho ánimo y vigila mucho y no te fíes de nadie
Fecha: Miércoles, 31 de enero de 2018 a las 14:08
Patriota
Apoyo total a Josele Sánchez, un ejemplo a seguir para la mayoría de periodistas actuales que se han vendido al putrefacto Sistema, y lejos de informar de la verdad la ocultan y manipulan para favorecer a sus siniestros amos. Pero cada vez engañan menos y quedan mas en evidencia.

Gracias Josele Sánchez y Tribuna de Cartagena, por desenmascarar a los infames corruptos. Claro que usted es un héroe, digno de la mayor admiración
Fecha: Miércoles, 31 de enero de 2018 a las 12:25
A. D.
Josele tienes más valor y más honor que toda la profesión periodística de España junta. Por eso has convertido un periódico nacional den uno de los más leídos de España. Sigo con atención todas las noticias que has aportado sobre el asesinato de Botín. No hay ningún otro periodista en España que se atreva a publicar so. Pero piensa si vale la pena. Tienes mujer e hija (creo). No quiero desanimarte, al revés, necesito seguir informada por la única pluma quecreo honesta. Pero me importa más tu vida. Los tuyos no merecen que arriesgues tanto. Y nadie te lo va a agradecer. Es el consejo de una lectora de Asturias que todos los días lee La Tribuna de Cartagena porque sea convertido en el único periódico fiable y que te sigue y te admira
Fecha: Miércoles, 31 de enero de 2018 a las 12:14
El Padrino
Todavía estoy alucinando con esta noticia.
Fecha: Martes, 30 de enero de 2018 a las 21:42
José
Por favor sacarlo todo y a ver si sirve a las 305.000 familias arruinadas del popular. Saludos y palante.
Fecha: Martes, 30 de enero de 2018 a las 18:44
Cartagenero Moreno
Estamos contigo xoto. No pares hasta sacarles toda la mierda a estos caciques.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress