Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Daniel Negroles / @DNegroles
Viernes, 2 de febrero de 2018
Editor del "panfleto" mongolia y abogado de Toni Comín

Gonzalo Boye, de terrorista etarra a abogado mentiroso

Guardar en Mis Noticias.

Aseguró en Antena 3 que los mensajes que recibió Toni Comín eran de otro Carles y no Puigdemont; cuando ambos reconocieron en las redes sociales que sí eran de ellos, apareció en Cuatro para cambiar su versión y asegurar que estaban sacados de contexto

[Img #9234]

 

 

Carles Puigdemonto hundido y Gonzalo Boye ridiculizado y humillado. ¿Se puede pedir algo más? Ayer tocó la lotería a toda España cuando un mensaje de Carles Puigdemont a Toni Comín, exconsejero de éste, se filtró (o el propio Toni dejó que lo grabasen a posta, ya que habían cámaras delante), y toda España pudo comprobar lo que era un silencio a voces; que Puigdemont había fracasado. "Ésto se ha terminado. Estamos solos", decía el mensaje de Puigdemont a Comín que ha dado la vuelta al mundo. 

 

Saltó la bomba. Habían perdido y España entera lo sabía. Por desgracia, quedaban las alimañas de siempre, intentado darle la vuelta a la tortilla. Aparece entonces en escena el personaje Gonzalo Boye, exterrorista de ETA y editor de la revista Mongolia -así consta hoy en día en el registro- y abogado de Toni Comín ¡vamos, un ejemplo a seguir!.

 

Justo en el momento que la noticia de los mensajes de Puigdemont y Comín se hacía pública en Telecinco, este personaje saltaba a escena. Tenía que dar la nota y ¡vaya si la dio!

 

Lo primero que hizo es salir en Antena 3. Gonzalo Boyé, abogado de uno de los principales personajes de esta tragicomedia, tiene la poca vergüenza de comentar a Susana Griso en Espejo Público y ante toda España que los mensajes de su cliente no eran con Puigdemont, "son mensajes con un amigo de mi defendido [Toni Comín], que también se llama Carles. Acabo de contactar con mi defendido y ese punto debe quedar claro".

 

Este personaje, terrorista de la banda ETA y abogado de tres al cuarto, tuvo la poca vergúenza de intentar desmentir una realidad. Lo hizo con descaro y sin pudor.

 

Por suerte esas declaraciones fueron el comienzo de uno de los mayores ridículos que se han visto en televisión, ya que, minutos después, tanto Puigdemont como su cliente afirmaron en las redes sociales que sí, que los mensajes eran entre ellos.

 

Tras el zarpazo sufrido por su propio cliente, que desmintió sus declaraciones ante toda España, ( queda claro que hay mucha comunicación entre ellos) Boyé suplicó a otro medio que lo entrevistase para cambiar su versión. Se ve que no tuvo bastante con hacer el ridículo en un medio público. Quería más.

 

Por ello, compareció en Cuatro poco después, en el programa de Javier Ruiz. Una vez descartada la teoría (patética por cierto) del otro amigo Carles de su cliente , el editor de la revista Mongolia declaró que "son mensajes de Carles Puigdemont descontextualizados. Mensajes de una conversación privada, que se han obtenido de forma ilegal, sin duda".

 

Boyé destacó tras soltar dicha tontería que iba a prepara sendas querrellas en Bélgica y España por la obtención ilegal de los mensajes entre Puigdemont y Comín. Ya se estaba calentando el letrado de turno. 

 

Pero, le cayó otro palo. Dos seguidos en poco tiempo y ante toda España. Un triste récord difícil de superar. Y es que el terrorista de ETa no esperaba la respuesta que le hizo Javier Ruiz y que a continuación calcamos: "que usted me diga eso, precisamente usted, que fue el abogado de los mensajes del ‘Luis sé fuerte…”, haciendo referencia al mensaje privado entre Rajoy y Bárcenas que salió publicado en El Mundo.

 

Para terminar, hay que recordar que Gonzalo Boyé, que se sacó la carrera en la cárcel gracias al dinero de los españoles, y que ha defendido a los personajes más patéticos del panorama internacional, participó en la acusación popular del caso conocido como 'los papeles de Bárcenas'.

 

En fin, después de tal lamentable actuación, convirtiéndose en el hazmereír de medio mundo, lo que debería de hacer el señor Gonzalo Boyé es largarse de nuestro país. Bastante ha hecho ya.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Domingo, 8 de abril de 2018 a las 12:07
juan carlos
Buenas desde Tarragona,soy simpatizante del PP y receloso de Cs. no me fio ni un pelo de estos chaqueteros.Aqui en Catalunya donde hay mas estúpidos por metro cuadrado del mundo,los no indepes como yo estamos hasta el gorro de esta situación que no venia al cuento (proces) ni hacia falta para nada.Necesitamos mas mano dura,tenerlos mas contra las cuerdas y joderlos todo lo posible para que dejen de tocar las pelotas.Desde la tierra de los mas tontos,con permiso de los vascos,no nos olvidéis a los no indepes.VIVA ESPAÑA.Gracias

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress