Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Daniel Negroles / @DNegroles
Miércoles, 7 de febrero de 2018
Sólo importan Madrid, Barça y sus estrellitas. Caso omiso a deportistas españoles de élite

El periodismo deportivo en España se está muriendo

Guardar en Mis Noticias.

Niñas bonitas de cara y cuerpo que presentan espacios deportivos sin tener ni idea de lo que están hablando.
Por desgracia, los tiempos cambian y el trato periodista al deporte en nuestra Nación también. Va de mal en peor. Ya no es deporte. Se hace la pelota a los poderosos y se hace prensa sensacionalista de las figuras del panorama deportivo.

[Img #9338]

 

 

Les voy a contar la triste historia de cómo se trata hoy en día el deporte en España. Por desgracia, los tiempos cambian y el trato periodista al deporte en nuestra Nación también. Va de mal en peor. Ya no es deporte. Se hace la pelota a los poderosos y se hace prensa sensacionalista de las figuras del panorama deportivo.

 

Vayamos a televisión, el medio que más impacta en nuestra cutre sociedad. Antiguamente, con programas en antena como por ejemplo Estudio Estadio, cuando llegaba la hora de hacer el resumen de la jornada deportiva, se hacía eso; el resumen de la jornada deportiva.

 

Se daban imágenes de TODOS los partidos disputados (lógicamente, abriendo con los equipos mejores clasificados y más importantes). Pero todos y cada uno de los equipos españoles que militaban en la liga profesional tenían su minuto de gloria. Es lo justo. Todo el mundo tiene derecho a saber cómo le fue al equipo de sus amores.

 

Por cierto, si algún español destacaba por encima del resto en algún deporte que no fuese fútbol, era la noticia del día y ocupaba la portada principal en el programa televisivo que tocase.

 

Ahora...es lamentable, patético y vergonzoso intentar ver un programa o espacio informativo de televisión que resuma los deportes del fin de semana. La mayoría del tiempo se habla de Messi o Cristiano. De qué le ha pasado a la abuela de Messi o al coche de Cristiano. Es ver a quién se ha ligado el jugador de moda o cuantas frikis lloran porque un famosillo deportista de turno le firma su camiseta. No se habla de deporte.

 

Tenemos que tragarnos a supuestos periodistas impuestos por el medio, con voces repelentes, que marean al espectador con una cantidad de sandeces que a muy pocos les importa pero que por desgracia vende.

 

La gente quiere ver los goles. Tranquilamente. Resúmenes de los partidos y alguna que otra anécdota. Poco más. No hay que marear a la pobre audencia repitiendo la misma tontería mil veces. Que si Neymar se pelea, que si Cristiano está triste, las vestimentas de los jugadores que parecen payasos...pandilla de ineptos.

 

Lógicamente, imagínense el trato que le dan a deportistas españoles que ese fin de semana han logrado una hazaña en cualquier otro deporte. Cuando se gana en balonmano, cuando se triunfa en patinaje, cuando se arrasa en golf, cuando Nadal levanta otro trofeo en tenis o Pau y Marc Gasol destrozan el aro en la NBA se le dedica un minuto y al cierre del espacio deportivo. Es más importante la nueva novia que se ha echado ...Neymar por ejemplo.

 

Vayamos a los deportes de Cuatro o Telecinco, los más patéticos, que casualidad, a la hora de tratar el deporte español. Es vomitivo ver cómo abren las noticias deportivas día a día. La primera imagen es siempre Barça o Madrid, pero no para hablar de deporte. Tratan temas sensancionalistas, como si de un programa de cotillas se tratase. Luego dedican el resto del tiempo a dar publicidad de las pobres empresas que patrocinan dicho espacio que ya podría ser suprimido. Total, para lo que cuentan.

 

Un periodista deportivo haciendo publicidad minuto tras minuto de móviles, desorodantes y demás ridiculeces. Ya, para cerrar, mencionan como si nada que un español ha ganado el Dakar o que una española es campeona de badminton del mundo, por ejemplo. Sin darle importancia alguna. Tristemente vergonzoso y denunciable.

 

Muchas personas se quejan. Miles de seguidores denuncian en redes sociales el lamentable circo en el que se ha convertido el periodismo deportivo español. Pero no hay nada que hacer.

 

Por lo menos, la prensa escrita y radiofónica todavía tiene algo de dignidad en este ámbito. Todavía.

 

 

¿No es machismo poner a una niña guapa de cara al frente de la información deportiva sin tener ni idea de lo que está hablando?

 

 

Vayamos a otro tema ligado al patético mundo del periodismo deportivo. Hace poco saltó la vergonzosa noticia de que la Fórmula 1 no tendría en la parrilla de salida a las azafatas de turno. Nadie les preguntó cómo se sentían ellas. Qué iban hacer y de qué iban a vivir. Las feministas de turno, que se aburren en la vida, habían impuesto su absurda moda y se las habían cargado.

 

Pero ¿nadie dice nada de las chicas monas de cara y con buen cuerpo que presentan los espacios deportivos? Los fanáticos del deportes (hombres y mujeres) tienen derecho a ser informados en los medios televisivos por periodistas cualificados, sean hombres o mujeres, más feos o más guapos.

 

Es insultante que tengan que tragarse a 'niñatas' que no saben de lo que hablan y que simplemente están ahí para llenar la cámara y ganar algo de audencia. Porque está claro que no captan más público por las tonterías que dicen.

 

Bueno, aquí tienen otra verdad que muchos piensan pero que sólo La Tribuna de Cartagena es capaz de publicar. Ahora a criticar, que a la sociedad de moda se le da muy bien.

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Domingo, 11 de febrero de 2018 a las 01:02
Afrikaner
Las feminazis aceptan ver a la mujer convertida en objeto sexual si eso ataca y/o anula la doctrina de la Iglesia Católica. (Sexto Mandamiento: “No cometerás actos impuros”). Enseñar las tetas, órganos sexuales, lo es.

Las tetas son el sustituto de la información. Hay quien las prefiere

Por otra parte, Sara Carbonero es sólo un granito de arena entre la inmensidad de actrices y presentadoras de TV que se han sometido a la política del tittytainment (entretenimiento por provocación sexual) que exige el NOM (Nuevo Orden Mundial).
Fecha: Sábado, 10 de febrero de 2018 a las 12:54
Ramiro
Guapa, y enseñando tetas, que es lo único que puede enseñar, la pobre, pues de fútbol no tiene ni **** idea.
¡Y me da la impresión de que lo mismo le pasa con casi todo!
La vida imagen de la estupidez española. Pero esto a las feminazis LES PARECE ESTUPENDO, pues nunca han dicho absolutamente nada en contra...

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress