Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

José Luis Sánchez
Jueves, 8 de febrero de 2018
Día 8 de febrero ¡Alante toa!

BOMBAS, BOMBAS Y MÁS BOMBAS

Guardar en Mis Noticias.

Felicidades en su onomástica a: Ciriaco, Quinta, Filadelfo, Policarpo y  Juvencio.

Tal día como hoy, pero de…

1587. La que había sido reina de Escocia, María Estuardo,  es ejecutada en el castillo inglés de Fontheringhay, acusada de conspirar contra le reina inglesa Isabel I.

1828. Nace en Nantes, el escritor francés Julio Verne, el padre de la ciencia ficción.

 

[Img #9385]Pero volvemos, como no, a las páginas de la historia de nuestra ciudad, en la que tal día como hoy, pero de…

1867.  La corporación municipal eleva al Ministerio de la guerra una petición para que se le concediera licencia para desmontar el castillo de la Concepción y utilizar sus piedras para la construcción del futuro muelle del puerto.

1970.  Este domingo, a las 10.30 de la mañana, se celebra una misa de campaña en el Puerto de la Cadena. Seguidamente se inaugura el monumento a la memoria del cartagenero Manuel Bruquetas Braquehais, joven estudiante de Derecho que fue fusilado a los 19 años de edad al principio de la guerra. Fue capturado a orillas del Segura y subido a un camión, lo acercaron un poco a casa para descargarle una ráfaga de ametralladora, tras la que le dejaron caer una roca en la cabeza. El monumento viene a sustituir una cruz blanca.

 

Y vamos al 8 de febrero de 1939. El lector habrá observado que se repite bastante a menudo la cita “nuevo bombardeo sobre la ciudad” en concreto en Cartagena a lo largo de la Guerra Civil se repetirá 117 veces.

Invito a repasar el final de la contienda en Cartagena desde ese 1 de enero de 1939 en que tiene lugar una visita de inspección de la Comisión Internacional para la retirada de voluntarios. Hasta la madrugada del 3 al 4 de marzo, cuando se fraguó la rebelión contra la República, dando paso a uno de los episodios más dantescos y sangrientos de la guerra.

El día 5 de enero se bombardeó la ciudad con escasa trascendencia, no así el día 9, en que la aviación Italo-germana deja caer sus bombas sobre el casco urbano, causando víctimas.

Sin embargo la moral de la población es alta, prueba de ello el recibimiento y homenaje popular a los marinos del destructor José Luis Diez, los héroes que se enfrentaron al crucero franquista Canarias. Aquel 13 de enero las calles estaban abarrotadas de gente vitoreando a los héroes. El día 26, los marinos del José Luis Díez serán homenajeados en Madrid en un acto organizado por el Comité de Mujeres Antifascistas, con presencia de autoridades civiles y militares, igualmente se le concederá la medalla al Deber a la obrera portuaria de Cartagena Isabel García, por salvar a tres marinos en peligro de muerte.

Pero febrero viene cargado de bombas para Cartagena; los días 1,5 y 7 toca bombardeo, pero el de tal día como hoy es especialmente intenso, destruyendo 150 edificios. Al día siguiente, el día 9, nuevamente se bombardea la ciudad, el día 10 también y en el del día 13, los aviones alemanes son perseguidos por los  republicanos en su huida hacia Mahón. Los cazas republicanos derriban un “Heinkel” que cae incendiado al mar a la altura de cabo de palos.

En este estado de cosas, el día 16, a las 5 de la tarde llega a Cartagena el jefe supremo de las tropas de tierra, mar y aire de la República, el teniente general Miaja. De inmediato se reúne con los jefes de la base naval y la escuadra.

La única esperanza de la República, pasa por resistir hasta el estallido inminente de la guerra en Europa y la posterior intervención de los países democráticos en España. El centro neurálgico y último bastión de esta resistencia hasta el final, sería la inexpugnable ciudad de Cartagena, contando con el apoyo de la flota republicana anclada en su puerto.

A su vuelta a Madrid Miaja dijo de su viaje que “el motivo del viaje era buscar en la zona de Levante el acoplamiento debido para instalar los diferentes servicios de los ministerios, ya que es propósito del Gobierno estar más cerca del núcleo de población distante de la capital española.”

Finaliza febrero con más bombardeos, esta vez de los aviones italianos “Savoia”          

El día 2 de aquel último marzo de la Guerra. Es el Presidente de la República, el doctor Juan  Negrín, quien visita Cartagena con cuatro ministros, en un intento desesperado de convencer a la Marina de resistir hasta la muerte, fracasaría. Él no lo sabe, pero lo que estaba gestándose en la ciudad, le iba a conducir a él mismo y a su Gobierno al exilio cuatro días después. Antes de partir Negrín declaró: “Ahora ha sido Cartagena y la Escuadra; mañana será Madrid o Valencia; ¿Qué podemos hacer? ¿Aplastarlas?  No creo que valga la pena, la guerra está definitivamente perdida.”

El parte de guerra de la Secretaría de Estado Mayor mixto de este día 2 de marzo, en que Negrín quemó su último cartucho en Cartagena dice así: “A las 9.30 se tocó alarma por presencia de cinco aparatos Savoia 79, que arrojaron 25 bombas, causando algunos daños en la población.

Desapareciendo rumbo Sur perseguidos por la caza leal, cesando la alarma a las 9.45.”

Al día siguiente, a las 16.18, según el parte de guerra, cinco aviones italianos  Savoia bombardearon el casco de la ciudad causando víctimas.

El día 4 se abrió la puerta al desastre, la Muerte se paseó durante tres largos días por Cartagena, escribiendo con sangre el epitafio de la República.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress