Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

José Luis Sánchez
Lunes, 12 de febrero de 2018
Día 12 de febrero ¡Alante toa!

¡PIIIJO!

Guardar en Mis Noticias.

[Img #9451]Felicidades en su onomástica a: Ammonio,  Melecio y Gaudencio. Con mis mejores deseos y la esperanza de que si alguna vez llego a felicitar a alguien, este me lo haga saber.

 

Tal día como hoy, pero de…

 

1542. La expedición que capitanea Francisco de Orellana de 31 años de edad, y sus 57 hombres descubren después de un año y 6.880 kilómetros, las fuentes del río Amazonas.

1709. En el archipiélago que descubriera el cartagenero Juan Fernández y que lleva su nombre. Es rescatado en el día de hoy el marinero escocés Alexander Selkirk. Su aventura en esta isla inspirará al escritor Daniel Defoe para escribir su libro "Robinson Crusoe".

1804. Fallece en la ciudad rusa de Köenisburg Imanuel Kant, filósofo alemán autor de "Crítica de la razón pura".

1809. Nace en Shresbury  biólogo inglés Charles Darwin. Creador de la teoría evolucionista de las especies. .

1809. En Estados Unidos, en el Condado de Hardin, nace Abraham Lincoln, decimosexto presidente de Estados Unidos (1861-65),

1888. Nace en Madrid la abogada y política pionera del feminismo  Clara Campoamor, principal impulsora del derecho al voto femenino en España. La mujer votó por primera en toda España en las elecciones de 1933. 59 años después de que lo hiciera por primera vez en Cartagena. Clara Campoamor morirá en su exilio de en Suiza en 1974 a los 84 años.

1984. Muere en la ciudad de París el escritor argentino Julio Cortázar, autor de obras como "Bestiario", "Historias de cronopios y de famas" y "Rayuela".

 

De vuelta a Cartagena. Sucedió tal día como hoy, pero de…

 

1604.  El Ayuntamiento manda acreditar el nacimiento del beato Andrés Imbernón en la ciudad, así como pedir a su último prelado una copia auténtica de sus milagros en vida y en muerte.

1605.  Nos dice Martínez Rizo que el Ayuntamiento, en atención a la gran cantidad de pobres presos en la cárcel, manda pedir limosna para ellos a dos regidores que se turnarán cada mes.

1844. El regimiento de infantería Reina Gobernadora y un escuadrón de caballería toman posiciones para el sitio de la ciudad. A este contingente se le irían sumando fuerzas hasta superar los 22.000, mientras los defensores de la plaza no pasarían de los 2.000.

Sin embargo, durante este asedio, los sitiados por dos veces hicieron huir a los gubernamentales.

1873.  Llega a la ciudad la noticia de la proclamación de la 1ª República. Se celebra con una multitudinaria manifestación y festejos, con las calles iluminadas durante dos días.

1929.  Nace en Cartagena Isidoro Valverde, Jurídico de la Armada, escritor, periodista, además de cronista oficial de la ciudad, teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Cartagena, autor de “Cartagena entrañable”, “El lago de mi nostalgia”, “Los cantonales” y muchísimos otros títulos relacionados con su ciudad natal.

 

Pero sin duda, fue una serie de conferencias sobre el habla de Cartagena,  uno de los legados más celebrados de nuestro cronista, en estas conferencias que se comercializaron en cintas de casetes, Valverde  pasa revista a palabras y dichos característicos de nuestra ciudad y su campo. Dejando claro que los barbarismos, palabras fósiles, argot y alguna contribución foránea a nuestra manera de hablar en Cartagena no se le puede pretender dar categoría de lengua, sino de otra peculiaridad de nuestra identidad.

 

Pero volviendo a los “palabros” que utilizamos. Hoy me quiero detener en una que sirve para todo, con ella podemos expresar de todo… admiración, sorpresa, cariño, desacuerdo, cabreo…

Efectivamente, me refiero al “Pijo” que no solo es una parte masculina del cuerpo o una persona muy fina o detallista, sino bien utilizado, muchas cosas más.

 

Dependiendo del grado in crescendo de cabreo, lo utilizaremos apoyándonos en otras palabras; así: “¡Pero pijo!”, “¡vaya un pijo!”, “¡Pos vaya un pijo!”, “¡Que pijo!” Y quizá “¡hostia, pijo!” sea la expresión que indica el mayor grado de enojo.

 

También sirve el pijo como artículo numeral de bajo valor, así: “te vas a llevar un pijo”, ósea, nada, y aún más rotundo: “un pijo pa ti”. O para mostrar desinterés  utilizamos: “me importa un pijo”. Por esto el “Pan, pijo y habas” es aún más rotundo, esto sí que significa, nada de nada.

 

El “pijo” en Cartagena sirve para negar algo a alguien; así a quien te pide algo, se le puede contestar de dos maneras para no dárselo: “¡Un pijo!” o “¡Te voy a dar un pijo!”

 

La sorpresa se pude expresar en sus dos facetas, si es positiva, modulando la voz exclamamos   “¡hooostiass, pijo!” o simplemente “¡Piijo!” queda clara y al ser negativa, basta con “¿Qué pijo?”

 

Además este palabro sirve para tirar a la cara de tu enemigo, si no el peor insulto posible, casi: “Tonto el pijo” indica un grado de idiotez superlativo del que lo recibe, es como elevar la palabra tonto casi al infinito.

 

Estas y muchas más cosas sobre pijadas, pijotadas, pijicas, pijoterías, pijás y otras mil maneras de usar el “pijo”, lo aprendimos del maestro Valverde.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress