Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Juantxo García
Lunes, 12 de febrero de 2018

Pequeños estalinismos

Guardar en Mis Noticias.

Mercado futbolero de invierno. Íñigo Martínez, de la Real Sociedad, aterriza en el Athletic bilbaíno vía “poderoso caballero”.

 

Automáticamente, el club de la Bella Easo lanza una campaña para que el aficionado local pueda cambiar su camiseta de Íñigo por cualquiera otro de sus ex compañeros.

 

Íñigo, convertido ya en una bestia corrupia, debe ser raspado del imaginario realista, como si nunca hubiera peloteado en dicho club, como si nunca hubiera derramado una gota de sudor (o de sangre). Íñigo Martínez solo tendrá existencia como traidor, como tipejo abominable.

 

Vascos, ¿veis como no podéis dejar de ser españoles?

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress