Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Daniel Negroles / @DNegroles
Lunes, 12 de febrero de 2018
lacra de la humanidad. Defensor del asesino Rodrigo Lanza

Gonzalo Boye, el abogado defensor de la escoria de España

Guardar en Mis Noticias.

Es el abogado del narcotraficante más peligroso de España, José Ramón Prado, apodado Sito Miñanco, que hace unos días fue detenido en una operación antidroga en la que fueron heridos dos policías nacionales.

[Img #9473]

 

 

El curriculum de este "personaje" por desgracia, es para enmarcar porque los antecedentes penales ya los tiene: y por terrorismo; defiende a la mayor escoria del panorama nacional. Lógicamente, lo lleva la sangre, ya que el mismo fue un peligroso terrorista, un chileno (que no sabemos qué se le había perdido en el supuesto conflicto vasco) condenado por pertenecia a ETA y por participación en el terrible secuestro del empresario Emiliano Revilla.

 

Gonzalo Boye, editor del panfleto Mongolia,condenado a 14 años de cárcel de los que sólo cumplió 8, por el secuestro de un hombre al que tuvieron en un inhumano zulo de dos metros durante la friolera de 249 días. Este es el analista estrella que acostumbra utilizar La Sexta para hablar del secesionismo catalán, de los derechos conclucados a Puigdemont o de la memoria histórica...

 

En la cárcel, este malhechor chileno se sacó la carrera de derecho, gracias al dinero de todos y cada uno de los españoles. Para más inri, la justicia de nuestra nación lo premió otorgándole la libertad cundo tan sólo había cumplido poco más que la mitad de la condena.

 

¿Cómo premió tal gesto Gonzalo Boye para deleite de la justicia española? Pues prestando sus servicios a lo peor que ha parido este país.

 

Para empezar, comenzó defendiendo a Rodrigo Lanza, su compatriota  "antifas" que asesinó de manera cobarde a un hombre de 55 años por llevar unos tirantes con la bandera de España. Así de sencillo. Por cierto, este malnacido, ya había cumplido condena por dejar tetrapléjico a un guardia urbano de Barcelona, pro Boye le defendió y tan solo cumplió 4 años de cárcel... Viendo que dejar paralítico a un hombre de por vida le había salido tan barato debió decidir dar el siguiente paso y asesinar, en Zaragoza a Víctor Laínez, "el patriota de los tirantes".

 

El curriculum de Gonzalo Boye fue mejorando con el paso del tiempo. Toni Comín y Merichel Serret, golpistas catalanes, también andan entre sus clientes VIPs. Además, fue uno de los consejeros privilegiados de Puigdemont a la hora de que éste hiciese las maletas y se marchase como un cobarde a Bruselas o, lo que es lo mismo, cómplice en la fuga de un criminal. También defendió a Tania Sánchez, política que pasó de Izquierda Unida a Podemos, imputada en 2015 por tráfico de influencias (fue pareja sentimental de Pablo Iglesias). Vamos, las joyas de la Corona.

 

Ahora le ha tocado el turno al narcotraficante José Ramón Prado, alias Sito Miñanco. Uno de los narcos más peligrosos de España, que fue capturado hace escasos días en Algeciras (Cádiz), en la operación Mito. En dicha operación, dos agentes de policía fueron heridos de gravedad. Junto a José Ramón Prado, natural de Pontevedra, cuarenta miembros más ligados a su organización fueron detenidos.

 

Pues bien, Boye se ha hecho con la defensa del capo de la droga. Cómo no, luchando por los intereses de todo aquel que mira por el bien y lo bueno de España y cobrando por ello unos estratosféricos emolumentos. En un principio, era la hija del narcotraficante, Isabel Prado, la que llevaba dicha defensa, pero ahora se hace cargo el editor de la revista Mongolia, acaso por sus excelentes relaciones con unos jueces vendidos a los que suele arrancar condenas mínimas para sus defendidos.

 

Sito Miñanco se encontraba desde abril en régimen de semilibertad en Algeciras. Era la segunda condena que cumplía por tráfico de drogas. De cara al público, trabajaba en la gestión de la recaudación de una empresa de aparcamientos. Justamente, el propietario de dicho negocio era José María Barrena, que fue abogado de éste antes que su hija y que también está siendo investigado como testaferro del narco.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress