Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción Deportes La Tribuna de Cartagena
Lunes, 12 de febrero de 2018
copa del rey

El Wanda Metropolitano conocerá de primera mano lo que es una pitada al himno español

Guardar en Mis Noticias.

Escenario de la final de la Copa del Rey el 21 de abril entre Sevilla y F.C. Barcelona

[Img #9487]

 

 

Ya está decidido. El Wanda Metropolitano, el 21 de abril, será el escenario de la final de la Copa del Rey entre Sevilla y F.C. Barcelona. Será el estreno de una final para el nuevo y flamante campo del equipo colchonero. Al mismo tiempo, servirá como ensayo para la final de la Champions League del 2019, que se disputará en el estadio madrileño.

 

Mucho se habló de qué campo iba a ser el escenario de la final. Una final que dará mucho que hablar antes del pìtido incial, ya que, al estar el Barcelona en la fase decisiva, se espera, para variar y por desgracia, una gran pitada cuando suene el himno español.

 

Si todos los años se escucha la misma canción, imagínense esta edición, con el tema de moda de la Independencia dando sus últimos coletazos. El Wanda Metropolitano será el escenario de la gran pitada al himno español. Una manera muy triste de inaugurarse en una gran final.

 

Más de veinte mil gargantas animarán al equipo catalán. Y es que, tanto Sevilla como Barcelona, recibirán de momento 22.000 localidades. El estadio tiene capacidad para 67.000 espectadores. Sonará y mucho la ruidosa pitada.

 

El Wanda Metropolitano fue ofrecido siempre para ser el escenario de la final y, tal vez, la única opción. El Barça se negó a disputar el choque decisivo en cualquier campo de tierras andaluzas, al estar en la final el Sevilla. Eso redujo mucho el lugar destinado para la final. El Real Madrid pasó directamente del tema. El cuadro culé quería jugar en el estadio Bernabeu, pero los merengues no están dispuestos a ver cómo se pasean los catalanes celebrando el título, en caso de que venciesen al Sevilla claro está. Por lo que tuvo que ser el Wanda Metropolitano sí o sí.

 

Este partido, y en la fecha que se juega (21 de abril) va alterar y mucho el calendario liguero. Otra fantástica idea de las máximas autoridades del fútbol español, que no dan una a derechas.

 

Dicho enfrentamiento va hacer que se suspendan los choques entre Sevilla-Real Madrid y Barcelona-Villarreal. Por cierto, el día después de la final de Copa, se disputará en el Wanda Metropolitano el partido de Liga entre At. Madrid y Betis. En definitiva, una auténtica locura.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress