Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Juantxo García
Jueves, 15 de febrero de 2018

Patria

Guardar en Mis Noticias.

Dicen los postmarxistas, progres y sus amigos liberales que la patria es el último refugio de los cobardes. No está mal tirada la frase, no, pero de lo que nadie debería tener la menor duda es que el mundialismo, en cualesquiera de sus aristas, es la trinchera de los hideputas.

 

Patria —¿o deberíamos decir Estado?— frente a poder inaccesible, omímodo, cleptómano. Esta será —está siendo ya— la gran batalla del siglo XXI.

 

Sin olvidarnos, of course, de la jugada de ajedez de esa gentuza: las patrias creadas por el mundialismo precisamente para acabar con las patrias: Kosovo, Cataluña, Mapuchelandia...

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress