Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ramiro Grau Morancho
Viernes, 16 de febrero de 2018

GALERÍA DE TONTOS CONTEMPORÁNEOS: 3. José Luis Rodríguez Zapatero

Guardar en Mis Noticias.

José Luis Rodríguez Zapatero, el gafe traidor.

        

[Img #9527]Tanto Zapatero como Rajoy, en realidad deberían formar parte de una galería de políticos taimados, pero voy a incluirles en esta galería de tontos contemporáneos, en el bien entendido supuesto de que no tienen ni un pelo de tontos, sino que son tontos de los que hacen tontear a los demás.

 

Zapatero no es tonto, pero si iluminado, una persona que no pisa el suelo, que no sabe ni cuánto cuesta un café en el bar de la esquina, que cree que la tierra es del viento, que todos somos seres humanos (hasta él), y que instaló en la política española dos grandes aberraciones: las subvenciones a todo el mundo, como forma de comprar voluntades, es decir, votos, y la elección de los más tontos para ocupar los cargos públicos. ¡Se ve que no quería rodearse de gente que le pudiera hacer sombra!... Aido, Pajín, Chacón, la tonta esa de Andalucía imputada en los Eres, Magdalena Álvarez, la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega,  etc. Gente absolutamente inútil, que a lo más que podría aspirar es a empleos subalternos, en cualquier empresa privada.

 

Pero tonto, tonto, de los que hacen tontear. Se “aseguró” su futuro reformando la Ley del Consejo de Estado, por ejemplo, de forma que los ex presidentes puedan ser miembros vitalicios de ese Consejo, solo con pedirlo, sueldo totalmente compatible –faltaría más-, con la pensión vitalicia del 80% de lo que cobre en todo momento quien ostente la Presidencia del Gobierno de España, o de lo que quede de ella.

La mayoría de los males actuales provienen de su égida, que fue similar a la de Atila: por dónde pasó, durante sus siete años y medio de desgobierno, no ha vuelto a creer la hierba…

 

Él fue quien permitió a los separatistas catalanes hacer un estatuto totalmente inconstitucional (“el proyecto de estatuto que traigáis al Congreso se aprobará”), con el voto favorable de Alfonso Guerra, ese que ahora va llorando por las esquinas por no haber sabido ser un hombre de verdad, como presidente de la comisión constitucional que era, por aquel entonces.

 

Vació las arcas públicas, con el cheque regalo de 2.500 euros por cada nacimiento -subvención de la que se beneficiaron especialmente las extranjeras, que nada habían aportado a Hacienda o a la Seguridad Social-, el famoso plan E, aunque en realidad debería llamarse plan I, de imbécil, consistente en romper las calles para volver a construirlas, o hacer las aceras nuevas, previa destrucción de las anteriores, que estaban estupendamente, dicho sea de paso, etc.

 

Pero lo peor de todo, y lo que no puedo perdonarle nunca, como católico que soy, es su ley del aborto, destinada a permitir el asesinado de los niños no nacidos, pero en avanzado estado de gestación, permitiendo incluso que las chicas de 15 y 16 años pudieran abortar sin permiso paterno o materno

 

Gracias” a esa ley, que será ley, pero no es Derecho, más de cien mil niños son asesinados cada año en España. Ley que, por cierto, el PP no ha querido derogar, y es bueno que se sepa.

 

Ley que ha supuesto el asesinato de más de un millón de personas indefensas, por sus propios padres, con la “colaboración” de la “industria” del aborto”…

 

Su ley de la memoria histórica (más bien histérica), y otra gran cantidad de ocurrencias, y digo ocurrencias por no decir imbecilidades, me hacen suponer que este hombre necesita un psicólogo, o más bien un psiquiatra, con urgencia.

 

Y lo último (por ahora), su apoyo a la sanguinaria dictadura  de Maduro que está masacrando a la población, matando de hambre a los venezolanos, además de detenerles arbitrariamente, torturarles y hacerles desaparecer…

 

Como un podemista cualquiera, da alas a ese régimen genocida, montado sobre el marxismo, en el caso de Maduro más de Groucho Marx que de don Carlos.

 

En fin, José Luis, que te vaya bonito. ¡Y ojalá no vuelvas nunca más a España, pues eres un gafe y un traidor!

         

www.ramirograumorancho.com

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Viernes, 16 de febrero de 2018 a las 19:35
Antonio
Este individuo es uno de los tipejos más siniestros que ha producido la mierda democracia en la que malvivimos.
Un auténtico felón, traidor a España, y a los venezolanos, tan malvado y dañino como FERNANDO VII, por lo menos.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress