Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Josele Sánchez
Jueves, 22 de febrero de 2018
Se fugó Anna Gabriel, la sex-symbol del independentismo

Al CNI se le escapa hasta las putas

Guardar en Mis Noticias.

Anna Gabriel, fugitiva o no, no deja de ser (según su propia autodefinición) una zorra, una puta, una traidora, una amargada y una malfollada. Y con esas credenciales -que ella esgrime con orgullo de hecho diferencial- no resulta muy recomendable presentarse ante la opinión pública de países donde esto de la democracia se lo toman en serio y donde para ser político hace falta bastante más que la halitosis separatista y que ese flequillo -mitad indígena, mitad homo sapiens- (con perdón por la evidente referencia machista al primer primate) .

[Img #9623]Que nadie se sorprenda ni me llame maleducado por llamar puta a la fugitiva independentista Anna Gabriel; sí, ese espécimen perroflauta que ahora se hace un lifting de look, una operación de cambio de imagen en 24 horas para tratar de agradar a esos países serios que puede que le concedan el asilo, pero que no admiten con agrado a quien presume en su currículum de las cualidades (que no insultos) que ella misma se arroga, por muy perseguida política que se declare.

 

Anna Gabriel –lo ha dicho ella misma-, fugitiva o no, no deja de ser (según su propia autodefinición) una zorra, una puta, una traidora, una amargada y una malfollada. Y con esas credenciales -que ella esgrime con orgullo de hecho diferencial- no resulta muy recomendable presentarse ante la opinión pública de países donde esto de la democracia se lo toman en serio y donde para ser político hace falta bastante más que la halitosis separatista y que ese flequillo mitad indígena, mitad homo sapiens (con perdón por la evidente referencia machista al primer primate).

 

Ana Gabriel es la más clara evidencia del australopitecus catalán con denominación de origen, ese que bajó del árbol e incluso llegó a caminar sobre dos extremidades inferiores, pero que se sigue pasando la mano por el sobaco para comprobar su irresistible olor a hembra… o a lo que sea, que con tanta diversidad sexual ya me pierdo a la hora de catalogar determinadas especies, por suerte, en vías de extinción.

 

[Img #9620]Eso sí, Anna Gabriel puede ser puta, cerda, zorra, traidora y malfollada, pero ser tonta ya es algo bien distinto; así las cosas, a este sex-symbol del anticapitalismo secesionista no le ha costado mucho despistar a los servicios secretos españoles y fugarse, antes de tener que prestar declaración en la Audiencia Nacional.

 

Total, si nuestros espías no controlan a sus propios imanes soplones y les cometen dos atentados islamistas en sus propias narices sin que se hubieran enterado, si no tenían ni pajolera idea de quién, ni de dónde iban a imprimir las papeletas de un referéndum ilegal, ni tampoco sabían de dónde saldrían las urnas; si no se les ocurrió pensar que el depuesto Carles Puigdemont intentaría "darse el piro". Si este CNI de Mortadelo y Filemón que tenemos en España era el encargado de impedir la fuga de la meretriz más famosa del “procés”, apañaditos vamos.

 

Mientras tanto España permanece a lo suyo, a lo verdaderamente importante. La prensa del sistema, aún convulsionada por el último y gran acontecimiento, se divide entre elogios desmesurados y críticas desaforadas a que la cantante Marta Sánchez haya decidido poner su propia letra al himno nacional (cansada, tal vez, de tanto chinta chinta), y el orgullo patrio nos invade al saber que por fin, un español, volverá a sentarse en las altas esferas de la banca comunitaria, aunque ese puesto de Luis de Guindos nos haya costado 70.000 millones de euros según sostiene Roberto Centeno, economista que, por cierto, me ofrece bastante más credibilidad que los salidos de la escuela de Rato, Montoro & Cía.

 

[Img #9621]Es este, por desgracia, un país de gilipollas y de calamandurrios, un país de lameculos y de ignorantes, de desmemoria histórica guerracivilista, de ideología de género repugnante, de defensa del derecho de los animales y vulneración -hasta llegar al asesinato- del derecho a la vida.

 

Pese a que algunos -inasequibles al desaliento- seguimos oponiéndonos a tanta mierda como destila este sistema, porque es el sistema el que apesta.

 

¿Hasta cuándo?

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
7 Comentarios
Fecha: Jueves, 29 de marzo de 2018 a las 02:26
Ozu
Que tristeza ver que teniendolo delante de ĺas narices no vean la realidad de un grupo de dos millones de personas que estan hasta las narices de lo que pasa en España mientras la izquierda durmiendo o me van a decir que nadie sabia nada? , hable usted caballero (por decir algo, tristeza me da las formas , facil el hablar mal de alguien cuando no han habido "cojones" de hacer lo mismo) lo dicho hable usted mal caballero de alguien que se pegaria con quorn fuera por defender sus derechos.
Fecha: Miércoles, 7 de marzo de 2018 a las 18:15
Aster
La verdad que no entiendo que se intenta con éste artículo. Que noticia está dando?
Más bien parecen opiniones metiendo follón
Fecha: Martes, 27 de febrero de 2018 a las 17:15
Escipion
Estos son los "anticapitalistas",catalanes o españoles.Pirarse ,con un buen sueldo y gastos pagados,menudo timo.Eso es reírse de toda esa parte de la sociedad catalana que les apoya.
El comunista de ayer es el patriota de hoy,a la intemperie,pero aquí,con dos cojones,y no haciéndose fotos para revistas fuera.
Fecha: Domingo, 25 de febrero de 2018 a las 12:43
Xavthor
Ah! me he dejado algo, no sé cómo en este "Tribuna" se deja que se insulte a una mujer con tantos improperios machistas. SI lo habéis publicado, sólo espero que también publiquéis el anterior comentario mio que le devuelve los insultos. Y me falta añadir, que si el escritor se refiere a Anna Gabriel diciendo que se huele los sobacos para notar su irresistible olor a hembra el seudo articulista seguro que se pasa los dedos por el culo para cerciorarse que es eso, un tonto del culo.
Fecha: Sábado, 24 de febrero de 2018 a las 17:16
Ramiro
De toas sus auto calificaciones, la única que suscrito es la de MALFOLLADA, pero no por falta de ganas (por parte de ella, supongo), SINO PORQUE REALMENTE DA ASCO.
Ahora ha mejorado un poco su aspecto, con un lavado de imagen, pero sigo pensando que tiene unas pintas de camionero que echa para atrás...
En realidad yo siempre había pensado QUE ERA LESBIANA, por su aspecto, pero es posible que esté equivocado, pues dicen que tiene hasta novio o compañero.
¡Pobre chaval, le compadezco!
Fecha: Viernes, 23 de febrero de 2018 a las 20:50
Alberto Sole
Buenas tardes,
Me ha costado terminar de leer un artículo con tantos improperios.
No creo que haga un bien al periodismo escribir de tal manera, aunque es libre de pensar así.
Entienda de la misma manera que hay gente que tiene otra información (si abres un poco el campo de visión, le aseguro que puedes encontrar mucha más información que derriba la máscara impuesta por el gobierno en las televisiones y radios estatales) y por suerte no piensa así.
Saludos.
Fecha: Viernes, 23 de febrero de 2018 a las 14:28
Cook
Hasta que alguien con un poco de carisma se eche p'alante.
Y lo primero que habría que hacer es presentar una iniciativa popular cuyo propósito fuese conseguir un referendo para la anulación de las 17 CCAA. (El año pasado han perdido la friolera de 55.000 millones de euros)
Detrás de eso vendrá todo lo demás.
¿Para qué necesita Cataluña un gobierno? Ahora mismo todo sigue funcionando perfectamente. Y las otras 16 de igual manera. Con el ahorro del pago de tanto estado habría más que suficiente para garantizar las pensiones mil años más.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress