Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Juantxo García
Miércoles, 14 de marzo de 2018

Otanismo

Guardar en Mis Noticias.

[Img #9930]

La noche del 15 al 16 de julio de 2016 la OTAN desencadenó un golpe de Estado contra Erdogan que a punto estuvo de liquidarlo.

 

La propaganda turca vendió, en su momento, la idea de que el avión de Erdogan lo tuvo toda esa madrugada en el aire “controlando la situación”.

 

Falso: el avión aterrizó en una base militar iraní y fueron los militares leales los que dieron el callo.

 

Dicho de otra manera: mientras el “amigo” blandía el cuchillo para asesinarlo, el “enemigo” chiíta lo acogía en casa para blindarle el pescuezo.

 

La OTAN, un nido de víboras.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress