Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción Deportes La Tribuna de Cartagena
Martes, 20 de marzo de 2018
Robo a mano armada por el que España no se clasifica directamente para el Mundial de Japón 2019

España pasa del rugby y el rugby se burla de España

Guardar en Mis Noticias.

El colegiado rumano del decisivo encuentro entre Bélgina y España (18-10) favoreció al equipo local con sus decisiones. La derrota de España clasificó directamente a Rumanía, su país, para el Mundial.

El actual presidente del organismo europeo es Octavian Morariu, otro rumano.

[Img #10092]

 

Vergonzoso espectáculo. España se jugaba el pasado fin de semana la clasificación directa para el Mundial de rugby de Japón 2019. Tenía que ganar en Bélgica, algo teóricamente fácil, pero perdió tras jugar un mal partido y sobre todo por las decisiones arbitrales. El encargado de dirigir el choque entre belgas y españoles, un rumano. La beneficiada de la derrota de España, Rumanía, que se clasifica directamente para el Mundial con la derrota de los nuestros. Juzguen ustedes.

 

España tenía en su mano la clasificación para el segundo Mundial de su historia, el que se va a disputar en Japón en 2019. Sólo tenía que ganar a Bélgica, rival teóricamente fácil. España perdió 18-10. Jugó un mal partido, eso sí, pero tuvo mucho que ver la actuación arbitral, que siempre favoreció a los intereses belgas de manera descarada.

 

Que a España le 'roban' en el deporte no es novedad, pero sí lo es cuando se hace de manera vergonzosa, como ha sido este caso. Y es que es bastante ilógico y sorprendente que el encargado de dirigir un choque tan importante sea un árbitro rumano, el señor Vlad Iordachescu, cuando su país depende de la derrota de España para clasificarse de manera directa para el Mundial.

 

España tendrá que ir a la repesca, pero, ¿cómo se ha dado lugar a tal situación?, ¿cómo es posible que un árbitro rumano, dadas las circunstancias, dirija este choque?

 

Pues está muy claro, el máximo mandatario, el presidente del organismo europeo, es un rumano, Octavian Morariu y tenía muy claro la jugada a seguir.

 

España pidió que se cambiase la designación arbitral antes del choque, dado que el futuro de Rumanía dependía del partido entre belgas y españoles, pero con las máximas autoridades rumanas en la cúpula de este deporte, se denegó la petición. El robo estaba servido y la gran mayoría lo sabía.

 

Este vergonzoso y más que denunciable robo se da porque en España se pasa completamente del rugby. Cuentan con muy pocos seguidores y escasas autoridades. Es fácil 'reírse' de nosotros, ya que la noticia no tendrá mucho eco. No hay personas con fuerza que den importancia a tal noticia.

 

Imáginense que esto pasa con el fútbol. No darían lugar a una cosa así, pero en el rugby es más fácil porque los hilos los manejan unos pocos y se puede ignorar a España, una selección pobre en este deporte y con escasos seguidores.

 

Lógicamente, lo sucedido también es un duro varapalo para la imagen de este deporte minoritario, que deja bien claro la poca fuerza que tiene, permitiendo que se den hechos así y a la vista del mundo entero. Una mafia centrada en cuatro equipos que llevan el peso del rugby.

 

 

La Federación europea y World Rugby analizarán el partido del debate

 

Servirá de poco, pero las quejas mostradas por la Federación española de rugby por los lamentables sucesos que se vieron en el encuentro decisivo ante Bégica y que tanto ha influído en la clasificación para el Mundial han hecho que organismos como la Federación europea o la World Rugby vayan a analizar minuciosamente las decisiones arbitrales de las que se queja nuestro equipo.

 

España presentará una queja formal con un vídeo de las decisiones de Vlad Iordachescu, que deja bien claro el 'robo' que sufrió el equipo, aunque desgraciadamente servirá de muy poco.

 

El Comité está esperando el informe del supervisor del partido. Se ha prometido un informe detallado al término de la reunión.

 

Hay que recordar que la designación arbitral se llevó a cabo cuando España venció a Rumanía en Madrid, un mes antes del choque frente a Bélgica, cuando ya se sabía más que de sobra que dicho partido iba a ser determinante. España pidió el cambio y éste fue denegado. Verdaderamente vergonzoso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress