Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Patricia Medjdi Juez
Jueves, 22 de marzo de 2018
Opinión de Patricia Medjidi Juez para La Tribuna de Cartagena

Aquel simple 68

Guardar en Mis Noticias.

Cuando una España duerme y es silente con todo lo que no tenga que ver con el fútbol (deporte nacional por excelencia y por imbecilidad) y a sabiendas de todos los Gobiernos que han pasado por esta reciente historia, como arma de cortina de humo, han vuelto a emerger ellos. Como si de unos héroes se trataran. Vienen cansados, pero cargados de dignidad. Una dignidad que están dispuesto a contagiarnos como si de la maldita gripe se tratara.

[Img #10108]

Érase una vez un años 1968 donde jóvenes inconformistas se lanzaron a las calles de ciudades del mundo.

 

Revolución, movimientos sociales o simplemente el 68´ así se llega a nuestros días con el conocimiento de saber que unos estudiantes por aquel entonces aquí en España se lanzaron a las calles en contra del Franquismo por las libertades y derechos.

 

Hoy unas manos más viejas de tanto usarlas, unas espaldas rotas por el trabajo, unos pies que se arrastran del largo caminar vuelven a invadir las calles. 

 

[Img #10107]Ya no son tan jóvenes, ni tan ágiles pero siguen conservando las mismas ganas y lucha.

 

Cuando una España duerme y es silente con todo lo que no tenga que ver con el fútbol (deporte nacional por excelencia y por imbecilidad) y a sabiendas de todos los Gobiernos que han pasado por esta reciente historia, como arma de cortina de humo, han vuelto a emerger ellos. Como si de unos héroes se trataran. Vienen cansados, pero cargados de dignidad. Una dignidad que están dispuesto a contagiarnos como si de la maldita gripe se tratara.

 

Con rostros arrugados vuelve la dignidad por ser quienes eran, por defender lo que defendieron en su día y nosotros no hemos sabido mantener ni defender.

 

España necesita de ellos porque sin ellos nosotros los jóvenes y no tan jóvenes estamos perdidos.

 

Nos enseñaron lo que es deslomarse la espalda y correr a base de porras franquistas. Se dejaron la voz gritando por unos derechos que poco a poco supieron ganarse a base de huelgas legales o ilegales. De pasar algunos por los calabozos.

 

[Img #10106]

Y nosotros que debimos heredar su valor y coraje para mantener su legado, no hemos sabido hacer nada, salvo tragar por un trabajo precario y que nos empobrece más y más. Por aquel miedo que si no lo cojo yo, lo coge otro. En vez de sentarnos y exigir como hicieron ellos, nos hemos dejado ganar sin pelear.

 

 

1968 sale de nuevo a las calles, más viejos, más gastados y cansados. Pero más sabios, con el valor y coraje de entonces. Ellos pelearon por sus vidas y las nuestras. 

 

 

Y hoy, si hoy 2018 llega marzo con el espíritu del 68 a enseñarnos de nuevo que la dignidad no se hereda se gana.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 22 de marzo de 2018 a las 13:00
Juan José Gómez
¡Gracias! Muchas gracias por recordarnos esos tiempos, y manifestar a los jóvenes de hoy, que los derechos se ganan, que "papá Estado" no es quien debe correr con el trabajo que debemos hacer como sociedad, y que sin la solidaridad del "todos a una", no se construye mas que violencia sin sentido y destrucción de lo poco bueno obtenido hasta hoy.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress