Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Roberto Centeno es catadrático de Economía
Domingo, 25 de marzo de 2018
Roberto Centeno acusa a El Rey a a Rajoy de traicionar a España

Juez Llarena: un héroe entre cobardes y traidores

Guardar en Mis Noticias.

En este país de cobardes y traidores en el que nadie defiende de verdad la unidad España, desde el Monarca Felipe VI que ha incumplido flagrantemente su única responsabilidad constitucional definida en el Art.56  de nuestra Constitución, que establece que “el Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, que modera y arbitra el funcionamiento regular de las instituciones”, y que ni jamás ha moderado y menos arbitrado nada, pasando por el jefe de Gobierno cuya dejación de funciones no tiene paralelo en la historia del mundo contemporáneo.

[Img #10193]

[Img #10198]Sabía lo que iba a ocurrir ayer porque me lo había anunciado un exmagistrado del Supremo el pasado martes, en una comida organizada por un conocido empresario y que yo comenté, horas después, en el programa La Voz de César Vidal.

 

En este país de cobardes y traidores en el que nadie defiende de verdad la unidad España, desde el Monarca Felipe VI que ha incumplido flagrantemente su única responsabilidad constitucional definida en el Art.56  de nuestra Constitución, que establece que “el Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, que modera y arbitra el funcionamiento regular de las instituciones”, y que ni jamás ha moderado y menos arbitrado nada, pasando por el jefe de Gobierno cuya  dejación de funciones no tiene paralelo en la historia del mundo contemporáneo.

 

 

Rajoy es el único presidente conocido que no sólo ha mirado para otro lado mientras se preparaba un golpe de Estado contra su nación, es que además le ha suministrado los medios materiales para ello (edificios y medios públicos) ha subvencionado su aparato de propaganda y de coacción y ha entregado todos los medios financieros necesarios a través del Fondo de Liquidez Autonómico.

 

 

Por ello la actuación contundente del Tribunal Supremo, cuyos miembros así como los de la Fiscalía “tienen muy claras sus claras sus obligaciones en defensa de la Ley y la Constitución, y están decididos a cumplirlas pese a las presiones de todo tipo de gobierno y la oligarquía política”, en palabras del ex magistrado del Supremo, pero en la destaca como estrella rutilante el comportamiento incorruptible del juez instructor Pablo Llarena, con quien España ha contraído una deuda impagable.

 

 

La proclamación unilateral de independencia fue un golpe de Estado en toda regla profusamente anunciado y al que la cobardía de Rajoy -con la aplicación de un 155 irrisorio que deja intacto todo el poder al aparato separatista que increíblemente  sigue financiando- y la inacción del Monarca siguen dando alas. Sólo el valiente procesamiento y encarcelamiento de la cúpula responsable del golpe de Estado por parte del juez Llarena, que ha contado con el impulso y el apoyo valiosísimo de dos brillantes abogados de Vox que ejercen de acusación particular (PSOE y Podemos están con los golpistas pero ¿dónde narices están el PP y Ciudadanos?), algo que ha sido totalmente silenciado y ocultado a los españoles.

 

 

Rajoy y otros líderes políticos han intentado por todos los medios a su alcance, en un acto más de cobardía y en traición a una Patria en la que no creen, frenar a Llarena, de ahí que su actuación merezca el calificativo de heroico con letras mayúsculas. Se ha enfrentado a todo y a todos en defensa de la Justicia y de la democracia.

 

La idea de Llarena es al parecer no continuar con más detenciones, “no se pueden meter más huevos en la misma cesta”  y juzgar a la cúpula por el gravísimo delito de rebelión -o en su defecto de sedición-, malversación y otros conexos, en forma jurídicamente impecable en cualquier Estado de Derecho, algo en lo que el juez Llarena y sus colaboradores han demostrado ser maestros como demuestra el auto de procesamiento de 70 páginas, una pieza jurídica absolutamente contundente y bien razonada que pasará a la historia del Derecho, y poder dictar sentencia antes de octubre. “Los pasteles en un escaparate se pudren si pasa mucho tiempo”. Las penas que enfrenta la cúpula de esta banda criminal oscilan entre 17 y 32 años unos y entre 15 y 25 otros. La cúpula separatista ha sido desmantelada y diezmada y en el mejor de los casos les esperan largos años de prisión. Una vez juzgados los líderes vendrá el turno, como ocurrió en el proceso de Nüremberg, de los escalones siguientes donde los jefes de esa organización de pistoleros que son los Mossos de Escuadra seguro que tendrá un lugar preferente, como la paliza propinada y el intento de asesinato de don Álvaro de Marichalar que tramita un juzgado de lo penal.

 

 

[Img #10195]Pero el Tribunal Supremo ha ido más lejos, ha cursado orden internacional de detención contra los golpistas fugados,  que aparte haberse comportado como los auténticos cobardes traicionando a sus compañeros siguen manteniendo su reiteración delictiva pensando en podrán hacerlo impunemente, algo que el juez Llarena acaba de cortar de raíz. Un Presidente que parece haber perdido la razón huyendo hacia ninguna parte después de haber dejado Cataluña dividida en dos mitades irreconciliables, algo que el cobarde de Rajoy podría haber evitado perfectamente si hubiera actuado con la misma determinación y energía que el juez Llarena desde el principio como era su obligación grave de cumplir y hacer cumplir la Ley y la Constitución, o si el Monarca hubiera  mediado y arbitrado. Antes o después todos acabarán rindiendo cuentas ante la Justicia.

 

 

Y esta misma mañana, en el colmo de la miseria moral y del cinismo,  el Presidente del Parlamento de Catuña el aprendiz de golpista Torrent, al que sin duda le llegará la hora de rendir cuentas ante la Justicia, haya tenido la inaudita desvergüenza de leer una declaración “en defensa de los derechos civiles y políticos y por el respeto de los derechos humanos de los diputados encarcelados”.

 

¿Pero cómo osan estos miserables que han pisoteado y pisotean cada día ante la inacción de Rajoy los derechos humanos más elementales de los catalanes no nacionalistas?, ¿pero cómo se atreven estos canallas -que utilizan a los pistoleros de los Mossos de Escuadra- como una policía política para la defensa de la rebelión y la coacción y el amedrantamiento de quienes no piensan como ellos, tal y como ha quedado probado en el brillante y detallado auto del juez Llarena?, ¿cómo se atreven estos neonazis totalitarios que acaban de crear unos llamados Comités de Defensa de la República (CDR) para provocar disturbios y algaradas en las calles como hacían las SD hitlerianas en la Alemania de los años 30.

 

 

[Img #10195]Después de años de cobardía y felonía por parte del PP y su indigno jefe Rajoy -que dejó el campo libre a esta organización criminal- estos nuevos nazis estaban convencidos que podrían burlarse impunemente de  España y de los españoles implantando a la fuerza una República catalana, pero se han encontrado a un Tribunal Supremo y a un juez decididos a defender la Constitución y la Ley, algo a lo que la clase política y el Rey no han estado dispuestos, y seguirán avanzando con toda firmeza hacia el juicio oral que condenará, sin duda, dado los gravísimos delitos de los que están acusados a largas penas de prisión a estos golpistas totalitarios.

 

 

Sin embargo los poderes reales que están detrás de ellos, las cien familias catalanas que han alentado y apoyado el golpe, como me comentaba Cesar Vidal esta mañana desde Miami, siguen controlando los medios y la banca, y para vergüenza y escarnio de los españoles varios de ellos serán próximamente condecorados por el Rey.    

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Miércoles, 28 de marzo de 2018 a las 13:36
la ovejita lucera
Desde siempre los cobardes son traidores por omisión y los traidores cobardes en sus acciones. No se diferencian tanto...
Fecha: Domingo, 25 de marzo de 2018 a las 12:29
Paulo Ross
Respaldo su artículo, pero los neonazis no tienen nada que ver con esa chusma, de hecho los Socialistas Nacionales apoyan sin fisuras actuaciones como la del juez Llarena. Dejen de insultarles, son más patriotas que la mayoría.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress