Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Juantxo García
Lunes, 26 de marzo de 2018

Media galleta

Guardar en Mis Noticias.

Hay algún comentarista mesetario que ha escrito que los capos del independentismo supremacista catalán no tienen media galleta. No está mal tirada la consideración, pero esto es sólo parte de la verdad.

 

¿Por qué es esto así?

 

Si un Estado pusilánime, por no decir cagón, está derrotando a la cúpula del 3%, se debe a la sustancia catolicarra del independentismo.

 

En los años sesenta y setenta fueron los pliegues de los sayones de los pastores de la Iglesia, el refugio de estos “boys-scouts” nacidos con una tara inesquivable y letal: el catolicismo en Cataluña es moña y fané.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress