Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Marcos Larrazábal
Martes, 27 de marzo de 2018
CCOO Y UGT SE UNEn A LOS INDEPENDENTISTAS EN CATALUÑA

Los trabajadores deben darse de baja de CCOO y UGT y el gobierno de Rajoy retirarles las millonarias subvenciones

Guardar en Mis Noticias.

CCOO y UGT se une a los secesionistas catalanes para apoyar el golpe de Estado contra España y pedir la libertad del expresidente de la Generalidad de Cataluña, Carlos Puidemont. Montoro debe retirar de los Presupuestos Generales de Estado las partidas destinados a los sindicatos porque resulta inadmisible que el Estado subvencione a los mismos que le combaten.

[Img #10270]Los inútilies sindicatos mayoritarios de España CCOO y UGT, esos que durante muchos años no fueron más que correas de transmisión política del PCE y PSOE -respectivamente-, esos que han instalado un sistema de corrupción (peor, todavía, que la de los políticos) creando una nueva clase social de privilegiados, la de los representantes sindicales, esos que te obligan -prácticamente- a la afiliación pese a que no compartas sus ideales, esos que jamás defienden los intereses de los trabajadores y que cuando deciden montar una huelga salvaje (jamás por tus intereses sino por los suyos) convierten sus piquetes en comandos terroristas que atacan a quien decide no secundar sus dictados, esos que se alían con la patronal y con el gobierno por un plato de lentejas, esos cuyos líderes lucen en sus muñecas relojes de más de seis mil euros, esos que después de treinta años sin bajar a los pozos y representando a todos los mineros descubrimos que tienen cuentas millonarias en Suiza, esos que participan de la macroestafa de los cursos subvencionados en toda España, esos imputados por los EREs de Andalucía, los mismos que se reparten listados de aprobados antes de realizarse oposiciones, esos sindicatos, por si les faltaba algún motivo de deshonra, se une a los secesionistas catalanes para apoyar el golpe de Estado contra España y pedir la libertad del expresidente de la Generalidad de Cataluña, Carlos Puidemont.

 

Como les decimos, CCOO y UGT, de manera vergonzante para todos sus afiliados a lo largo y ancho de toda España, partiparán el próxmo 15 de abril en la manifestación convocada en Barcelona por la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) para reclamar la libertad de los facinerosos que ellos denominan "presos políticos".

 

[Img #10271]Así las cosas y junto con las entidades independentistas ANC, Omnnium Cultural, el Consejo Nacional de la Juventud de Cataluña (CNJC), la Confederación de Associaciones Vecinalesde Catalunya (CONFAVC), la Federación de Deportistas de Cataluña, la Unión de Agricultores y la subvencionadísima Asociación de Actores y Directores Profesionales, los apestosos sindicatos CCOO y UGT recorrerán las calles de Barcelona gritando lemas en contra de la unidad de España y a favor de la independencia de la región catalana.

 

La  respuesta debe ser contundente e inmediata.

 

Los trabajadores de Espsña deben darse de baja de unos sindicatos que hace mucho que no les representan, que viven de sus cuotas sindicales y de las ayudas institucionales y que, para colmo, ahora defienden el independentismo catalán.

 

 

El Gobierno debe retirar las suvenciones a los sindicatos

 

 

Pero lo más grave es que ambos sindicatos, CCOO y UGT viven y gozan de todos los privilegios gracias a las subvenciones del gobierno de  España, unas subvenciones que salen de los Presupuestos Generales del Estado que ahora presenta Montoro ante el Congreso de los Diputados.

 

Si existiera una voz política patriótica, un solo diputado decente dentro del palacio de la carrera de San Jerónimo, reclamaría en el Debate de los Presupuestos  la dimisión del ministro Montoro en el caso de no retirar las partidas destinadas a los sindicatos.

 

No resulta admisible que el Estado subvencione a los mismos que le combaten, aunque tampoco resulta previsible que se produzca ninguna reacción de un gobierno cobarde que ha aplicado tarde el artículo 155 y que, además, lo ha hecho con tal dulzura que el independentismo sigue campando a sus anchas en Cataluña.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Jueves, 29 de marzo de 2018 a las 13:12
la ovejita lucera
No es cierto, insisto en que USO es un sindicato fiable por honesto y c0mpetente, y además ya lo ha demostrado muchas veces.
Fecha: Miércoles, 28 de marzo de 2018 a las 14:05
Cook
Todos los sindicatos españoles son amarillos, pero de un amarillo rabioso. Toda la pólvora se va en salvas. A la hora de la verdad no hacen absolutamente nada que merezca la pena. Estoy de acuerdo en que hay que defender al trabajador, pero cuando se demuestra que es un mal trabajador, entonces habrá que defender al empresario que es quien arriesga su dinero y proporciona trabajo a sus empleados. Y aquí es donde falla el asunto, porque ese mal trabajador paga una cuota mísera y el empresario no.
Fecha: Miércoles, 28 de marzo de 2018 a las 13:14
la ovejita lucera
El sindicato al que deberían afiliarse los trabajadores es a USO
este sí que es un verdadero sindicato, honesto, competente y
sin ninguna atadura con el poder...circule

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress