Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Daniel Negroles / @DNegroles
Miércoles, 4 de abril de 2018
Francisco Aznar, en el punto de mira por las medidas de seguridad adoptadas cuando atraca un crucero en la Trimilenaria

El miedo a un ataque terrorista priva a un ciudadano en estado grave de ser atendido por una ambulancia

Guardar en Mis Noticias.

Una ambulancia en servicio de urgencia se ve obligada a dar la vuelta por culpa de un coche de policía que estaba atravesado en plena calle y sin ningún responsable en los alrededores.

El casco histórico es bloqueado cuando un crucero visita Cartagena como medida de seguridad contra ataques yihadistas

[Img #10446]

 

 

Es muy triste a lo que tenemos que dar lugar por miedo a sufrir un ataque terrorista en nombre de Alá. Desde que Barcelona sufriese el tremendo atentado, muchos Ayuntamientos de diversas ciudades de España han intentado tomar medidas de seguridad más eficaces ante posibles ataques yihadistas en un futuro. Cartagena es una de ellas, aunque muchos de sus ciudadanos no están nada conforme con las medidas adoptadas.

 

Cuando, por ejemplo, un crucero llega a la ciudad Trimilenaria (que suelen ser muchos), varias calles del casco histórico son bloqueadas por coches de policía, haciendo como de supuesto escudo protector ante posibles terroristas suicidas, el caso de la Rambla de Barcelona. Los coches se dejan ahí, cerrados y sin policía al cargo. Permanecen estacionados alrededor de diez horas. No obstante, y según se ha podido informar La Tribuna de Cartagena a través de varios miembros del cuerpo de seguridad, "se deja un hueco para aquellos que tienen que entrar porque tienen el garaje en la zona o por si tiene que pasar una ambulancia de urgencia. Además, siempre hay un policía cerca por si tiene que mover el coche", informaron a este medio miembros del cuerpo.

 

No obstante, dichas afirmaciones fueron desmentidas por un testigo que el lunes presenció un hecho bochornoso y que no tardó en ponerse en contacto con La Tribuna de Cartagena para dejar constancia de ello. "Iba detrás de una ambulancia que iba con las rotativas para atender a alguien grave y cuando llegó a la esquina de la calle de la Caridad se dio de cruces con un coche de la policía que estaba bloqueando el acceso. No había espacio para pasar (se puede apreciar en la imagen a la que ha tenido acceso este periódico) y después de estar pitando varios minutos tuvo que darse la vuelta. Es una vergüenza porque queda claro que alguien necesitaba dicha ambulancia urgentemente y ésta no pudo acceder y tuvo que dar la vuelta", señaló.

 

"No había accesos paralelos y no es la primera vez que pasa. Ya ha ocurrido otras veces y es intolerable. Además, los que vivimos en el centro no podemos acceder hasta que se va el crucero y eso no se puede permitir", terminó de decir.

 

Mientras tanto, policías siguen afirmando a La Tribuna de Cartagena de que eso no es así. Siempre se deja una vía de escape o calle paralela para entrar con urgencia si es necesario. Hay calles paralelas a las que la ambulancia puede acceder, si verdaderamente es una urgencia

 

Es la palabra de unos contra la de otros, pero lo que sí está muy claro es la falta de comunicación y coordinación entre policías y ambulancias. ¿Es que no se informa en las reuniones, que seguramente mantendrán los altos cargos de uno y otros, sobre el plan estratégico a seguir?, ¿no saben, unos y otros, como actuar ante tal situación? Es vergonzoso que se de lugar a lo que sucedió el pasado lunes. No vamos a señalar culpables, pero está claro que es más que denunciable que una persona que, tal vez, necesitaba ayuda sanitaria urgente, se quedase esperando por culpa de que una ambulancia no podía acceder al lugar donde se encontraba el enfermo. Es arcaico y los cartageneros sí tienen culpables, con nombre y apellidos.

 

Francisco Aznar, concejal del Área de Desarrollo sostenible y Función Pública, vuelve a estar en el punto de mira de los cartageneros debido a las medidas adoptadas para proteger a Cartagena de un posible ataque terrorista.

 

 

 

 

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress