Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Roberto Centeno es catadrático de Economía
Viernes, 6 de abril de 2018
Opinión de Roberto Centeno para La Tribuna de Cartagena

Vuelta a la checa: la memoria histórica frentepopulista

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Memoria histérica

Una ley que denomina “demócratas” a quienes “destruyeron la legalidad republicana y propiciaron varias formas de sangrienta revolución totalitaria, como no puede ignorar nadie que tenga un conocimiento mediano de los hechos, y que pretenden conceder la nacionalidad española a los integrantes de las Brigadas Internacionales, que fueron un ejército particular de Stalin”

 

[Img #10468]De absolutamente inaudito atentado contra la verdad y contra la libertad de los españoles, es la pretensión del PSOE y Podemos, las izquierdas más cutres, ignorantes y guerracivilistas de Europa, de imponer por la fuerza la más disparatada visión frentepopulista de la Guerra Civil y del régimen de Franco, a través de una ley -grotescamente denominada- de Memoria Histórica, absolutamente totalitaria, históricamente falsa y moralmente inicua porque califica de víctimas a los asesinos y chequistas y degrada a decenas de miles de [Img #10469]inocentes, como los 11.000 curas frailes y monjas al nivel sus verdugos.  Afirma, con total desvergüenza,  que es para “suprimir elementos de división entre los ciudadanos con el fin de fomentar la cohesión y la solidaridad entre las diversas generaciones españolas en torno a los principios, valores y libertades constitucionales”. ¿Cabe acaso un mayor canallada de quienes han pisoteado el estado de derecho, apoyando el incumplimiento de la ley por los separatistas, justificando la persecución de los no nacionalistas por una banda criminal y ensalzado como héroes y hombres de paz a los asesinos de ETA?

 

 

[Img #10461]Es la vuelta a la checa, donde estos energúmenos guerracivilistas pretenden -nada menos que  meter en la cárcel e inhabilitar- a aquellos que no propalen la gigantesca patraña de la Memoria Histórica frentepopulista, puesta en marcha por el vengativo e indigente mental Rodríguez Zapatero, una auténtica plaga bíblica para España y para los españoles y que ahora defiende al carnicero Maduro y a sus generales capos del narcotráfico a cambio de 4 millones de dólares.

 

 

[Img #10460]Una ley que denomina “demócratas” a quienes “destruyeron la legalidad republicana y propiciaron varias formas de sangrienta revolución totalitaria, como no puede ignorar nadie que tenga un conocimiento mediano de los hechos, y que pretenden conceder la nacionalidad española a los integrantes de las Brigadas Internacionales, que fueron un ejército particular de Stalin”. (1)

 

 

Zapatero, aparte de un ignorante y un malvado, que de una manera tan incomprensible como desastrosa para nuestra nación llegó a ser jefe de gobierno, durante dos legislaturas que hundirían literalmente económica y socialmente a nuestra querida España, y cuyos ministros, tan iletrados o más que él, parecían haber sido sacados de una escombrera, es, además, un miserable, lleno de odio y sed de venganza por el fusilamiento de su abuelo, el capitán Rodríguez Menéndez, que después de haber reprimido la Revolución de Asturias en octubre de 1934 – donde las fuerzas a su mando asesinaron a cientos de mineros socialistas, entre los que se encontraba mi tío Carlos González -natural de Mieres- y que después, como era un traidor, se ofrecería a espiar a sus compañeros para el partido socialista, y al producirse el levantamiento, pasaría a la zona nacional para, supuestamente, unirse al Alzamiento donde sería juzgado y fusilado, precisamente por traidor.

 

 

[Img #10462]

Y es que todo lo que sucedió en España, antes, durante y después de la Guerra Civil es justo lo contrario de lo que falsamente afirma la Memoria Histórica del Frente Popular impuesta por Zapatero. Para empezar las elecciones de febrero del 36 en las que “ganó” el Frente Popular fueron un fraude absoluto, algo que todos los historiadores tanto de izquierdas como de derechas están acuerdo ya que los hechos y datos son irrefutables. Azaña, el líder incontestable de las izquierdas lo tenía muy claro, no estaban dispuestas a aceptar como legítimas unas elecciones en la que no resultaran vencedores, por lo que si no las ganaban estaban dispuestos a ir a la Revolución y, lo que no ganasen en las urnas, lo ganarían las masas vociferantes en la calle, exactamente igual a lo que pretende hoy Podemos.

 

 

La presentación de Azaña como el símbolo de una República democrática, resulta una de las mayores estafas y falsedades de la historiografía frentepopulista. Azaña jamás pensó en practicar la democracia.

 

 

[Img #10466]Pero fraudulentas o no, las elecciones de febrero del 36 permitieron al Frente Popular hacerse con el poder y lo inmediato es bien conocido y documentado: oleada de huelgas sin mas fin que eliminar la propiedad privada, incautación ilegal de propiedades y de iglesias, cierre de colegios católicos lo que provocó una gigantesca crisis educativa, hundimiento de la economía, miles de detenciones arbitrarias e impunidad total de los crímenes frentepopulistas, subversión de las fuerzas de seguridad mediante la incorporación de elementos revolucionarios, y la culminación de todo en el asesinato del líder de la oposición José Calvo Sotelo por la propia policía del Estado y la negativa del gobierno a detener a los responsables, deteniendo sin embargo -sin el menor rubor- a numerosos derechistas a los que luego asesinaría en Paracuellos. Algo que decidiría a Franco, hasta entonces leal a la República, a unirse al levantamiento.

 

 

[Img #10467]Todos los testimonios de izquierdistas prominentes desde Largo Caballero a Santiago Carrillo, pasando por Casares Quiroga, coinciden en que el Frente Popular no buscaba la reconciliación ni estaba dispuesto a hacer nada para evitar la sublevación, sino que deseaba que ésta se produjera porque estaban seguros de poder aplastarla, lo que les permitiría llevar la revolución hasta las últimas consecuencias aplastando a la media España que no pensaba como ellos. Es exactamente el mismo objetivo que hoy pretenden conseguir PSOE y Podemos con la nueva “Ley de la checa” a quienes no piensen como ellos.

 

Como afirma el historiador norteamericano Stanley Payne “de todos ellos (políticos izquierdistas y militares) el que durante mas largo tiempo mantuvo la  posición mas moderada y responsable fue el propio Franco, ironías de la historia”. En todo caso, todos los historiadores coinciden hoy en calificar la situación antes del 18 de julio del 36 en “prerrevolucionaria”, por lo que afirmar que los militares -y media España con ellos que no se resignaba a morir en silencio- se levantaron contra una República democrática es la mas gigantesca patraña de la nuestra historia.

 

[Img #10465]El tema central de la Memoria Histórica del Frente Popular es el de la represión, y los muertos y asesinatos cometidos en el bando nacional, olvidándose por entero de los cometidos en el bando republicano. No hablan, o los achacan a obra de incontrolados de la horrenda masacre de Paracuellos, donde el Gobierno socialista con Santiago Carrillo a la cabeza hizo asesinar a 5.000 hombres, mujeres y niños indefensos, muchos de los cuales malheridos fueron enterrados vivos, el mayor genocidio de civiles de la historia de Europa del siglo XX después del Holocausto nazi. Se olvidan de los 11.000 curas, frailes y monjas asesinados -y muchos salvajemente torturados-. Se olvidan de aquello de lo que se jactaba el genocida de Companys, presidente de la Generalidad, de haber exterminado a todos los “curas, frailes y monjas de Cataluña”. Cargan las tintas exclusivamente con los fusilados después de la guerra, ocultando que, en su mayor parte, fueron asesinos convictos y confesos y chequistas, como el propio Companys.    

 

 

[Img #10464]Y en lo referente el régimen de Franco, unas pocas cifras explican mejor que nada la realidad. A su muerte, en 1.975, España tenía el octavo PIB del mundo; a día de hoy -después de 40 años de democracia- ocupamos el lugar número 16. En 1,975, la renta per cápita de España -en relación a la media de los 9 países que entonces constituían la CEE (los países centrales de Europa)- era del 83 %,  la cifra de convergencia con la Europa más rica jamás alcanzada; a día de hoy esa cifra ha caído al 72%. En 1.975 la industria representaba el 36% del PIB, a día de hoy solo representa el 15%... han convertido España en una nación de especuladores, enchufados públicos y camareros. Aparte de ello, han elevado los impuestos sobre la clase media y la clase trabajadora al máximo histórico de todos los tiempos y diez veces más que en 1.975. El Régimen oligárquico del 78 (sin separación de poderes) pondría en marcha el modelo de Estado más disparatado de occidente, dividiendo España en 17 trozos para repartírsela como si fuera un solar, un Estado económicamente inviable, totalmente insolidario e intrínsecamente corrupto.

 

 

Durante 40 años España ha estado creciendo por debajo de su potencial y el resultado hoy, no es solo que el 80% de la población se haya empobrecido desde 2.008 y se haya  destruido un 12 % de la clase media, no solo que la tasa de paro se haya duplicado (desde el 8,6 % en 2.007 al 16,5 % en 2.017), no solo que el riesgo de pobreza esté en máximos históricos (más de 13 millones de personas) y seamos el país con mayor desigualdad de Europa –la renta de los hogares jóvenes, aquellos cuyo cabeza de familia tiene menos de 35 años, cayó en un 22,5 % entre 2.011 y .2014, y en términos de riqueza neta, la situación es aún mas dramática, cayó en un 46 %; solo tienen deudas, algo que no ha sucedido en ningún otro país -o que el sistema de pensiones esté quebrado-.

 

 

Lo  verdaderamente relevante y que resume el desastre económico a que nos ha llevado el Régimen del 78 –algo que todos los analistas y medios de comunicación, casi sin excepción, están ocultando a los españoles-  es que el país entero es el que está quebrado, es decir, que lo peor está por llegar.

 

 

La deuda pública total (pasivos en circulación) –que no la falsa cifra de la deuda PDE, una convención contable de Bruselas que no recoge toda la deuda aunque la clase política y los medios la presentan como tal-  del 138 % del PIB oficial  y sobre todo, que por cada euro de crecimiento oficial necesitamos endeudarnos en varios euros -casi dos en 2.017- una situación en la que hasta un niño de primaria se daría cuenta de que España no camina hacia la recuperación sino hacia la suspensión de pagos, algo que sucederá  en cuanto el BCE deje de comprar deuda y empiece a elevar los tipos de interés hoy negativos.

 

Esta es la realidad y todo lo demás es simplemente negarse a contemplar los grandes agregados macroeconómicos y extrapolar las consecuencias como ha ocurrido con las pensiones.

 

Y, sobre todo, mantener el despilfarro político que supone el Estado Autonómico, que es quien está llevando a la ruina a esta gran nación.

 

 

 

(1) Pio Moa

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress