Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción La Tribuna de Cartagena
Viernes, 6 de abril de 2018
El animal no pudo digerir toda la basura y sufrió una peritonitis

El Mar Mediterráneo, basurero culpable de la muerte del cachalote que apareció en Cabo de Palos

Guardar en Mis Noticias.

El cetáceo tenía en el estómago 29 kilos de residuos plásticos y hasta un bidón

[Img #10488]

 

 

Somos unos marranos. Por más que se intenta inculcar a la sociedad de que nos estamos cargando nuestro maravilloso mundo, peor hacemos las cosas. Empezando por el mar, fuente de vida de millones de seres vivos, como es el caso del cachalote muerto aparecido el 27 de febrero en Cabo de Palos, Cartagena.

 

En un principio se pensó que el precioso cetáceo de diez metros y casi seis toneladas que apareció flotando y sin vida en nuestras costas había fallecido por causas naturales o por un accidente. Maldito accidente.

 

La autopsia realizada al cachalote demuestra que murió porque somos un basurero andante. El cetáceo comió inocentemente hasta 29 kilos de plásticos, como redes, bolsas, sacos y hasta un bidón. Lógicamente, el estómago del gran animal no pudo digerirlo y acabó sufriendo una peritonitis que le causó la muerte.

 

Somos los asesinos directos de este impresionante ser vivo que se alimenta única y exclusivamente de calamares. Nuestra sociedad ha querido cambiarle su dieta, obligándolo a comer todos los residuos que nos sobran, tirándolos al mar como nuestro principal basurero. Responsables directos de la muerte de uno de los animales más vulnerables de la faz de la Tierra.

 

Consuelo Rosauro, directora general de Medio Natural de Múrcia, recordó  que “la presencia de plásticos en mares y océanos es una de las mayores amenazas para la conservación de la fauna silvestre en todo el mundo, ya que muchos animales quedan atrapados entre la basura o ingieren grandes cantidades de plásticos que acaban provocando su muerte”.

 

Por culpa de esta marranada, Cartagena vuelve a ser triste noticia a nivel nacional, aunque bien es cierto que poco han tenido que ver los cartageneros. La sociedad en general es la culpable.

 

Por último, destacar que el Mar Mediterráneo es uno de los más contaminados del mundo en hidrocarburos y residuos. Y aunque España no es de los países más sucios, existen zonas de alta densidad de plásticos, culpables directo de la muerte de muchos animales marinos.

 

China sigue siendo el vergonzoso líder en el ranking de países que más contamina nuestros mares con plásticos. Le sigue Indonesia y Filipinas. Casi todos son países asiáticos. En total, se vierten al mar al año diez millones de tonaledas de plásticos. Cifras alarmantes que aumentan con el paso del tiempo, por más que se suplique por el control de nuestro planeta, el cual se está destruyendo día a día.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Sábado, 7 de abril de 2018 a las 11:17
Jesús
Estamos sometidos a la ley del dinero, del disfrute de todo lo que sea y de hacer lo que nos de la gana. Cuando era un chico, nadie tiraba basura al río ni otros lugares. Cuando llegó el Seat 600, empezó la gente a salir de casa y lanzarse a conocer el campo y la playa.
Como consecuencia, se empezaron a cerrar las fincas y campos por tirar todo al suelo, etc.
Ahora o tienes tu campo o te jorobas. Hicieron jardines y paseos. Pero no es suficiente. Tampoco había detergentes y se lavaba con jabón. Los detergentes no se pueden depurar, estas son unas de sus consecuencias.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress