Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Redacción La Tribuna de Cartagena
Lunes, 9 de abril de 2018
El diputado de ERC Juan Tardá acude a provocar a los valencianos a Vinaroz y acaba identificando al reportero de La Tribuna de Cartagena

La Guardia Civil defiende a los independentistas

Guardar en Mis Noticias.

La Guardia Civil dificultó el trabajo del reportero de La Tribuna de Cartagena, Pedro Vicente Rodríguez.

[Img #10556]

Lo que está ocurriendo en España es absolutamente vergonzoso.

 

La complicidad (por acción o por omisión) de Mariano Rajoy y su gobierno con los secesionistas catalanes resulta un insulto para la decencia democrática, para el estado de derecho y para el sentido del patriotismo de millones y millones de españoles.

 

El pasado sábado informaba La Tribuna de Cartagena del acto de provocación que el diputado independentista, Juan Tardá, estaba realizando con el pueblo valenciano, personándose en la localidad castellonense de Vinaroz (límite del Reino de Valencia con la región catalana) para reivindicar una vez más la independencia y la anexión de las tierras valencianos a los "paisos catalans".

 

A las puertas del acto se concentró más de un centenar de personas, llegadas desde todos los puntos del Reino de Valencia y convocados a través de las redes sociales, para protestar por la realización de un acto ilegal de exaltación del separatismo.

 

Un  extraordinario despligue de agentes de la Guardia Civil que, lejos de impedir la realización de un mitin en el que se defendió abiertamente la ilegalidad, se insultó a España, a su gobierno y a sus jueces, y se llamó presos políticos a los delincuentes que permanecen en prisión por el golpe de estado protagonizado en Cataluña, acosaron a los patriotas valencianos que gritaban consignas en defensa de España y de la propia Benemérita: "no estáis solos" fue uno de los cánticos más repetidos y dirigidos a los guardias civiles obligados a cumplir una misión que, con seguridad, no compartían.

 

Es decir, que la delegación del Gobierno, en lugar de mandar a la Guardia Civil a controlar a los independentistas (que son los que atentan contra la unidad de España, provocan altercados de orden público y están fuera de la ley) y a supervisar que no se produjera ninguna exaltación del secesionismo, enviaron un importante contigente de este Cuerpo para intimidar a los valencianos e impedir que, como patriotas, exigieran el derecho al cumplimiento de la ley y a que se impidiera la realización de un acto antivalenciano y antiespañol.

 

De manera inadmisible, el reportero de la Tribuna de Cartagena que se encontraba cubriendo el acto, fue requerido a identificarse por parte de agentes de la Guardia Civil. Lo mismo ocurrió con el dirigente de España2000-Respeto, José Luis Roberto, que asistió desde dentro del acto para escuchar de viva voz los insultos del diputado Juan tardá y sus múltiples exaltaciones del delito de sedición. Debe destacarse que no se produjo ninguna agresión ni ningún incicente que reseñar, más allá del intercambio de insultos entre los patriotas valencianos y los independentistas que habían llegado a Vinaroz desde cataluña.

 

[Img #10557]Nuestro reportero informa que en el interior del acto (y durante toda la realización del mismo) estaba presente, al menos, un teniente de la Guardia Civil que, suponemos, habrá informado de la cantidad de veces en las que se produjeron exaltaciones del delito de sedición y que lo habrá puesto en conocimiento de la autoridad gubernativa.

 

Pues bien, para sorpresa nuestra, fuentes bien informadas nos han trasladado que nuestro reportero, Pedro Vicente Rodríguez Gallent (que realizó las forografías que publicamos, redactó y firmó la noticia que les ofrecíamos el mismo sábado) y que lo único que hacía era su trabajo como pediorista, podría ser sancionado -junto al dirigente de la formación social-patriota, José Luis Roberto- como organizadores de una convocatoria que se produjo a través de las redes sociales.

 

De  ser cierta esta propuesta de sanción y en lo que respecta a Pedro Vicente Rodríguez, acreditado como corresponsal de La Tribuna de Cartagena, supondría un atentado contra la libertad de información que estamos dispuestos a denunciar y poner en conocimiento de todas las asociaciones de prensa de España.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress