Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ron Aledo
Martes, 10 de abril de 2018
Ron Aledo, exanalista de la CIA. Experto en Seguridad e Inteligencia

Ron Aledo habla sobre el triunfo de Orban en Hungria

Guardar en Mis Noticias.

Orban Gana en Hungria y derrota a Soros pero no es lo iIdeal

[Img #10588]A pesar de todos sus esfuerzos, Soros ha sido derrotado en Hungría. El Ultra conservador Cristiano Viktor Orban ha ganado las elecciones en Hungría.

 

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=31994

 

Orban es el más ardiente defensor de las raíces cristianas de Europa entre los actuales gobernantes de la Union Europea. Determinado a mantener a Hungría como país cristiano y defender la cultura de su país, Orban se ha enfrentado muchísimas veces a los masones de a Unión Europea y ha ganado los honoríficos títulos de racista y xenófobo, y como igualmente lanzo una Constitución que establece a Hungría como país Cristiano, también el de homófobo.

 

Sin duda Orban es el mejor, más valiente, mas pro Civilización Cristiana de todos los gobernantes de la Unión Europea. Junto a la muy católica Polonia y ahora Austria, la Hungría de Orban son el firewall, la barrera protectora de la autentica Europa que hace desesperar y alimenta la ira de los masones globalistas de la Unión Europea, Frau Merkel a la cabeza.

 

Aun así hay que reconocer que Orban NO es perfecto. No se habla de su santidad explícita. Aunque padre de familia numerosa no se conoce que Orban tenga estigmatas, ni se biloque, ni emane olor a santidad, ni levite. Más aún, tristemente no hay constancia oficial que Orban haya efectuado ningún milagro, ni que tenga un coeficiente intelectual superior al de Einstein, ni un genio político militar similar al de Julio Cesar. Mas trágicamente aun, el pobre Orban no es el Rey Legitimo, no es de la familia Habsburgo, y no tiene ninguna legitimidad de origen.

 

 

En otras palabras Orban NO es perfecto!! A mí, como a todos los auténticos y militantes católicos nos gustaría precisamente eso, que Hungría este gobernada por una persona auténticamente ideal, sublime y perfecta: una persona que tenga legitimidad de origen, Rey legítimo, que tenga estigmatas, santidad, emane olor a santidad, se biloque y levite en éxtasis cuando ore, famoso por sus milagros, y ya que estamos en ellos que tenga un coeficiente intelectual mucho mayor que el de Einstein y un genio militar y político superior al de Julio Cesar o Alejandro Magno. Claro que sí. Eso es lo que queremos. Rezamos para que eso llegue un día. Cuando Dios quiera que Él envíe eso a Hungría. Claro que si, pues rezamos para que lo mejor pase, para que lo ideal suceda, para que lo perfecto se haga realidad. Pero ….puesto que vivimos en el mundo REAL, en el planeta Tierra, en medio de la lucha caliente contra la dictadura brutal de lo Políticamente Correcto, la Furia satánica del Marxismo Cultura con su ideología de género, anti Cristianismo, radicalfeminazismo, memoria histórica, multas y cárcel a los que quieren defender las raíces cristianas del país, cárcel por crimen de ¨odio¨  (todavía espero que legislen crímenes de alegría, tristeza o de amor) a los que no quieren que la cultura, religión, idiomas, tradiciones europeas sean reemplazadas y destruidas por otras foráneas, tenemos que hacer lo que podamos.

 

 

El que Constantino, un romano pagano, se instalara como Emperador del Imperio NO era lo mejor ni mucho menos. Que un Santo que caminara sobre las aguas, que fuese Obispo o Papa, más genial que San Agustín,  fuese el Emperador hubiera, tal vez, sido lo mejor. Pero aun así la Providencia nos dio a Constantino, quien al fin y al cabo fue quien dio libertad religiosa a los hasta entonces perseguidos cristianos.

 

 

A mí me hubiese encantado igualmente que un Católico militante, con fama de santidad, estigmatas en sus manos, capaz de bilocarse y levitar, con olor a santidad, y con un coeficiente intelectual superior al de Santo Tomas, y un genio político militar más grande que el de Julio Cesar, hubiese ganado las elecciones en EE.UU en el 2016. Pero por el momento me tengo que conformar con Trump como freno al Marxismo Cultural y el que le estropeo la fiesta a los abortistas, feministas, anti Cristianos de la bruja Hillaria Clinton (quien de paso muy seguramente hubiese comenzado la Tercera Guerra Mundial derribando aviones rusos en Siria).

 

Algo es algo. Sigo rezando para que ese Santo vivo obrador de milagros, portento del intelecto humano, genio entre genios militares gane un día las elecciones en EEUU y llegue a la Casa Blanca en Washington. Pero por el momento, puesto que no se ve como una opción REALISTA, PRACTICA, IMMEDIATA, seguiré apoyando a Trump en EE.UU.

 

Igualmente mientras San Luis IX no se reencarne en Francia y se convierta en una opción REALISTA, PRACTICA e INMEDIATA para detener el satanismo de Soros, seguiré apostando por el Frente Nacional y la católica (y muy hermosa) Marion Maréchal-Le Pen. Mientras espero por el santo vivo con estigmatas y olor a santidad más brillante que San Alberto Magno, y más genial que Helmuth von Moltke, seguiré apoyando a Alternativa para Alemania. Lo mismo en España.

 

Y en Hungría, puesto que la reencarnación de San Esteban con el genio militar de Alejando Magno no se dislumbra en el corto e inmediato plazo como una opción real y practica seguiré apostando por Orban para detener al endemoniado Soros.

 

Es mejor votar a Orban y no gastar el voto en apuestas nobles y virtuosas pero 100% simbólicas sin ningún valor real, práctico e inmediato. Escribir ¨San Esteban¨ en la papeleta o votar a partido de ¨Su Apostólica Majestad Don Fernando de Habsburgo, Rey Legitimo de Hungría¨  o al micro Partido este o al micro Partido aquel, es algo muy noble y un símbolo muy hermoso, que tristemente no sirve absolutamente para nada para detener al demonio vivo Soros y sus peones. En otras palabras sirve, en el mundo real,  lo mismo que un aguacate para sacar del poder a las endemoniadas feminazis, evitar la multa al que no quiera participar en el ¨matrimonio¨ entre homosexuales  y mucho menos para poner el Voto contrario en la OTAN que podría evitar la Tercera Guerra Mundial – Holocausto Nuclear.

 

Mientras que Su Apostólica Majestad, Don Fernando de Habsburgo, Rey Legitimo de Hungría siga conduciendo coches de carreras o encerrado en su palacio jugando juegos de video, es mucho mas practico, más realista, más urgente, más inmediato votarle a Orban, aun sin las estigmatas, sin el olor a santidad, sin la bilocación y sin la legitimidad de origen. No lo digo yo, lo dicen esos que saben mucho, mucho, mucho, muchísimo más que yo:

 

---Gury-Ferreres: "...es lícito dar alguna vez el voto a un candidato menos indigno o también indigno si no hay esperanza de la elección de un candidato digno, y el indigno concurre únicamente con otro MAS INDIGNO, porque entonces la elección de candidato menos malo tiene razón de BIEN.

 

---Lehmkühl: «Dar el sufragio a un candidato malo con la intención de que salga vencedor, siempre es un pecado grave; porque esto es dar formalmente el sufragio a un candidato malo. Pero dar el sufragio para que sea excluido otro candidato PEOR, no es pecado, sino que puede ser un BIEN...».

 

---Cardenal Lugo «Nunca es lícito elegir para los beneficios a una persona no digna sino cuando no se encuentra una persona digna; porque entonces, para EVITAR UN MAL MAYOR, puede darse el beneficio al indigno, según lo enseñan, con otros, Lesio y Filiucio. Y es lo que se hace en las regiones septentrionales infestadas de la herejía, en donde, para EVITAR UN MAL MAYOR, y para que los beneficios no caigan en manos de herejes, se eligen a veces católicos POCO DIGNOS o INDIGNOS».

 

---Papa Leon XIII (LIBERTAS PRAESTANTISSIMUM): “ ...no se opone la Iglesia, sin embargo, a la tolerancia por parte de los poderes públicos de algunas situaciones contrarias a la verdad y a la justicia para EVITAR UN MAL MAYOR o para adquirir o conservar un mayor bien. Dios mismo, en su providencia, aun siendo infinitamente bueno y todopoderoso, permite, sin embargo, la existencia de algunos males en el mundo, en parte para que no se impidan mayores bienes y en parte para que no se sigan MAYORES MALES”.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress