Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Juantxo García
Jueves, 12 de abril de 2018

Otra bomba de relojería

Guardar en Mis Noticias.

Las minorías induísta y cristiana de Blangladesh ya han puesto el grito en el cielo. Protestan ante el programa de construcción de 560 mezquitas wahabitas en dicho país, bajo dirección de Riad y el visto bueno de Yankilandia.

 

El proyecto viene a ser un calco de lo que ocurrió en Argelia a finales de los ochenta. Y todos sabemos cómo acabó aquel sarao de “armonía y paz”: avalancha terrorista, guerra civil y brutal golpetazo de Benyedid para impedir que Argel se convirtiera en la capital mundial del yihadismo.

 

El insaciable monstruo yanki-wahabita está ávido de cadáveres.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress