Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Pilar Emjamio
Sábado, 14 de abril de 2018
Opinión de la psicólogo Pilar Enjamio para La Tribuna de Cartagena

Grito de justicia para María, la niña asesinada con su padre en Almonte

Guardar en Mis Noticias.

[Img #10650]Es inadmisible, totalmente injusto e incomprensible que un asesino, un asesino ejecutor de un doble crimen, esté en la calle, en plena libertad.

 

Si ya es injustificable con cualquier víctima, cuando se trata de una menor, que no tiene culpa de nada y que se hallaba en un contexto, en una habitación desde donde contempla el horror del asesinato de un padre que adoraba, Miguel Ángel.

 

A pesar de su corta edad va a la cocina a coger un cuchillo para defenderlo.

 

Pero un criminal, con total ensañamiento, le asesta más de cien puñaladas.

 

En casos de semejante envergadura es muy cuestionable la figura del jurado popular, ineficaz e ineficiente.

 

[Img #10649]Hace escasos días un jurado popular culpa de homicidio a un hombre mayor se defendió de un atracador que acosaba y amenazaba. Hay muchos flecos sueltos que demuestran la inoperancia de este tipo de jurados, ignorantes en la materia y nada profesionales. Todos sabemos que algunos miembros del jurado dudan y están desorientados lo que les hace manipulables e influenciables por otros miembros del jurado. En un jurado popular predomina la simpatía o antipatía y la subjetividad pero jamás la objetividad dan los conocimientos y la profesionalidad.

 

Nos quitamos el sombrero ante la Guardia Civil, la UCO, que es precisa y exacta y ha visto todo muy claro. Por ello, se dio prisión provisional durante tres años para el supuesto asesino.

 

Hasta que un jurado popular le concede la libertad.

 

Es curiosa la afirmación de que había que salvar a un amigo.

 

Yo, como profesional, lo he visto muy claro. Se trata de un crimen pasional con esa celotipia patológica y obsesión por todo lo que recuerde un pasado de una relación.

 

[Img #10648]Un paralelismo entre el caso de Ana Julia, asesina del pequeño Gabriel y el autor del doble crimen de Almonte .Y el menor en medio y diana de la crueldad de personas sin humanidad ni empatía, psicópatas.

 

A veces yo he comparado a un jurado profesional con un cirujano que en base a sus conocimientos opera con precisión y éxito y rigor. 

 

Jamás, por muchas instrucciones o explicaciones se le den, puede operar alguien sin experiencia ni los conocimientos da una disciplina o profesión.

 

Y esto es de una claridad y nitidez absoluta que el Tribunal Supremo debe considerar. Y PORQUE EL AESINATO DE UNA MENOR, MARÍA, Y SU PADRE, MIGUEL ANGEL DOMINGUEZ, NO PUEDE QUEDAR ASÍ. POR LA VERDAD, POR LA JUSTICIA, PORQUE ESTO ES INADMISIBLE E INACEPTABLE. Y ALGO Y TODO HAY QUE HACER PARA REPARAR LA ATROZ INJUSTICIA.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Sábado, 14 de abril de 2018 a las 19:08
Pedro de Avendaño
Totalmente de acuerdo con los razonamientos científicos y profesionales que expone la psicóloga Pilar Enjamio.
El Jurado es un invento de políticos populacheros y demagogos.
Un instrumento inútil y nocivo para la Justicia.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress