Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Josele Sánchez
Martes, 17 de abril de 2018

¡Ahí va El Ebro… pues que se jodan!

Guardar en Mis Noticias.

[Img #10698]

La España insolidaria se inunda mientras la España seca se muere de sed: o dicho de otro modo –y como dicen en mi pueblo- "Dios castiga y no con palos." Resulta vergonzante, aún más- resulta sangrante- ver como un Ebro descontrolado y furioso arrasa con todo lo que se encuentra a su paso mientras las huertas del Reino de Valencia, los cultivos de la capital del El Segura, el Campo de Cartagena y las tierras de Almería, se encuentran al límite de la extenuación. Y la culpa no es de la insolidaridad de aragoneses y catalanes: la culpa –como en todo lo que ocurre en esta  nación- la tiene la Constitución del 78, ese engendro de Carta Magna que los políticos del sistema continuamente ensalzan porque es representa su visado al saqueo de todos y cada uno de los ciudadanos y de los pueblos de España.

 

Ayer recibía un guasap (un guasap de esos muchos que circulan y que apestan a rancia elaboración de algún comumnity manager pepero) que echaba la culpa de esta situación a ZP y acababa con esa frase, tan célebre ya, a la hora de conseguir publicidad gratuita: ¡Pásalo!

 

Y lo peor es que no es cierto. O –para ser exactos- que no es del todo cierto.

 

ZP –a quien hasta hace poco yo tildaba como el más imbécil de los muchos presidentes imbéciles que ha tenido España, y que hoy creo que ya le ha arrebatado tan triste liderazgo el cobarde e inútil primer ministro de la actualidad- ha tenido su parte importante de culpa en la falta de un Plan Hidrológico Nacional que evitara esta injusticia de ver como se desborda el caudal del Ebro mientras a los valencianos, murcianos, cartageneros y almerienses nos falta el agua -casi hasta para lavarnos los dientes-; pero no es mayor la culpa de Zapatero que la que tienen, en idéntica medida, Felipe González, José María Aznar y Mariano Rajoy Brey.

 

Y sobre todo –como apuntaba al principio de este Editorial- la auténtica responsable de esta injusta paradoja (incomprensible por cualquier persona con dos dedos de sentido común) es la puñetera y nunca suficientemente maldecida Constitución del 78.

 

¡De aquellas aguas –nunca mejor dicho- vienen estos lodos!

 

[Img #10699]Como quiera que por culpa de ese “sacrílego” texto constitucional, España dejó de ser una patria para convertirse en un Reino de Taifas, aquí “cada perrico se lame su pijico”. Y por no perder un puñado de votos bastardos, no ha habido presidente del gobierno de España con las suficientes agallas para ordenar la construcción de un trasvase, muchísimo más imprescindible para esta nación que el AVE, que las Olimpiadas de Barcelona, que las Expos de Madrid y de Zaragoza, y que la madre que les parió a todas ellas.

 

La Constitución del 78 -por demás- ha sido incapaz de crear un sentido hispano, un sentimiento de lo nacional, un espíritu colectivo de compartir aquello que le pasa a cualquiera de las regiones de España como propio. Que el terrorismo se cebaba con Vascongadas: pues mire usted, mientras no atenten aquí que se maten los vascos como quieran; que los catalanes se quieren marchar de España, pues que tengan buen viaje; que los agricultores del Reino de Valencia no tienen con qué regar, que los labradores de la huerta de Murcia y del Campo de Cartagena utilizan sus propias lágrimas para dar de beber a sus tierras, que los campesinos de Almería ven que sus campos se convierten en desiertos, pues ya se apañaran… Los legisladores, como jamás sintieron la patria como algo propio, tampoco fueron capaces de redactar una Carta Magna que extendiera ese sentimiento de pertenencia a España como un proyecto y como una empresa común.

 

[Img #10700]Y la naturaleza -infinitamente más sabia que todos los tristes legisladores que ha tenido esta pobre nación, desde la Constitución de La Pepa hasta la actual- viene a recordarnos, cada cierto tiempo, que la insolidaridad y el egoísmo se pagan.

 

Y desgraciadamente este pueblo tan seco, esta gente de la España sin agua: valencianos, murcianos, cartageneros y almerienses, terminan por celebrar las desgracias ajenas ante la ausencia de ese imprescindible Plan Hidrológico Nacional que ningún presidente del gobierno ha tenido los arrestos suficientes para llevar a cabo.

 

[Img #10702]

 

Así que no se extrañen si les cuento un secreto a los españoles, convencido de que ustedes sabrán guardármelo; un secreto a los españoles ajenos a estas tierras mencionadas: cada vez que el Ebro se desborda, cada vez que las televisiones muestran imágenes de un río desbocado llevándose por delante cultivos, haciendas y animales, en los domicilios de cientos de miles de valencianos, de murcianos, de cartageneros y de almerienses, se escucha algo tan insolidario como esta lapidaria frase: ¡que se jodan!

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Fecha: Viernes, 20 de abril de 2018 a las 00:48
MANAUEL
Aunque te sigo continuamente y admiro tu valentía, en este articulo que haces sobre las inundaciones del Ebro lo único que puedo pensar es tu desconocimiento de esta tierra de Aragon.

En Aragon si te alejas dos kilometros de la orilla del Ebro te encuentras con verdaderos desiertos, no solo de aridez sino de habitantes. El Ebro solo lo vemos pasar y los únicos que tienen garantizada la abundancia de agua son los catalanes con el pantano de Mequinenza que inundó nuestras tierras para abastecer las catalanas (eran otros tiempos).
Solo os acordais del Ebro estos dos meses de estiaje cuando los diez meses restantes no corre ni el agua, entonces no haceis comentarios.
Yo se que por vuestras tierras también llueve y mucho (gota fría) causando grandes desastres y no haceis tampoco nada para aprovecharla, igual si lo hicierais tendrías para labarte los dientes , regar los invernaderos, seguir haciendo urbanizaciones con campos de golf o para lo que quisierais .
Ahora si,ten bien seguro que cuando tenéis esos desastres naturales no hay ningún aragonés que haya dicho jamas -os jodeis-
Espero que todos los artículos que publicas esten mas contrastados que este de las inundaciones-
Fecha: Jueves, 19 de abril de 2018 a las 14:33
SILVIA TELLO RAMIREZ
Estimado periodista, me encantaría tener una charla educada con usted, y hablar de datos extraidos del SAIH, por si alguien no lo conoce, es la pagina oficial de la Confederación Hidrográfica del Ebro. En primer lugar, el problema no viene de hacer o no un trasvase, del cual tengo mi propia opinión, el problema está en las reservas de agua. Tras la observación de datos oficiales, le comento, mi querido río Ebro (Soy maña) tiene un caudal medio de 111,76 m3/h llegando a alcanzar entre 1.700 y 1.900 m3/h en punta de crecida. Hablando de profundidades, tiene una media de 95 cm de profundidad, la cual en fechas estivales tan apenas alcanza el medio metro, pudiendo comprobarlo desde los puentes de Zaragoza, viendo como gente, sin miedo, cruza el río en pantalón corto sin ni siquiera mojarse la ropa. Entonces, quizá en vez de pensar egoistamente cada uno para su casa, habría que pensar en gastarse el dinero en una buena inversión de uno, dos o tres pantanos en la cuenca del ebro, que guarden para toda España el sobrante de agua "cuando hay" y poder disponer de agua "cuando no hay".
Una pena no poder regar jardines en verano ni llenar piscinas publicas.
Insolidarios....realistas.
Fecha: Miércoles, 18 de abril de 2018 a las 10:42
luis Alberto Periz Coloma
Como Español de la región de Aragón , me gustaría dejarles mi comentario. Por supuesto estoy de acuerdo , que cualquier recurso de nuestra Patria es de todo a los q la habitamos. Es ofensivo el comentario de q se jodan, pq muchos estamos con el plan Hidrológico Nacional, el cual debería haberse hecho hace años para repartir este preciado recurso entre todos nosotros. Sólo puntualizar, que no sólo el levanté muere de sed la región de Bardenas (Navarra) y Monegros(Aragon), mueren de sed en Verano. Este recurso debe gestionarse con inteligencia y responsabilidad entre todos los q lo necesitamos y no desperdiciarse por los políticos corruptos q puedan emplearlo para tapar bocas a las élites de siempre. Si al plan Hidrológico , si al aprovechamiento del agua , más unión solidaridad entre españoles y no a los insultos. Viva España
Fecha: Martes, 17 de abril de 2018 a las 09:44
Fernando III
El Régimen del 78 no sólo ha realizado un excelente trabajo de adoctrinamiento antipatriota en Cataluña también ha trabajo en otras CCAA ,pero a otra escala ,creando nacionalismos aldeanos que sólo buscan la perpetuación del sistema como agencia de colocación de políticos y amiguetes, y de ahí viene la insolidaridad hidrológica ,que podríamos denominar "hidroilógica" , hasta el punto de que le han hecho creer a los aragoneses que exportar un recurso natural excedentario como el agua les puede suponer algún tipo de perjuicio .

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress